Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
en pocas palabras

Ana de Miguel: “Le dieron el Nobel a Sartre y no a Beauvoir, que revolucionó el pensamiento”

La filósofa y feminista desbroza las reglas del patriarcado en libros como 'Neoliberalismo sexual'

Ana de Miguel: “Le dieron el Nobel a Sartre y no a Beauvoir, que revolucionó el pensamiento”

Mucho antes de que estallara el movimiento Mee Too la filósofa y destacada feminista Ana de Miguel (Santander, 1961) ya había desbrozado las trampas de la sociedad patriarcal. Sus investigaciones teóricas se vuelcan en libros de referencia como Neoliberalismo sexual.

¿Qué libro le llevó a la filosofía?

Alguno de Unamuno, el teatro de Camus y Sartre; más que libros, revistas: El Viejo Topo de los 70 me fascinaba aunque, en realidad, no entendía casi nada. Y el libro de Carlos París de 3º de BUP.

¿Y al feminismo?

También la revista Vindicación Feminista, luego el feminismo marxista.

¿Y uno que le haya gustado especialmente en los últimos tiempos?

Salomón no era sabio, de Celia Amorós. Increíble cómo nos hace ver que el paradigma de la sabiduría es un hombre que sostiene que la palabra de una mujer no es de fiar. Ya está él para interpretarla.

¿Un libro que no pudiera terminar?

El hombre sin atributos, entre otros.

¿Qué libros han sido determinantes en la historia del feminismo?

Muchos, porque en el feminismo la teoría es crucial: es lo que nos ayuda a “ver” y analizar un sistema de poder que es el más invisible y seguramente retorcido de todos.

¿Y alguna película?

No ha habido películas que retrataran ni el proceso de autoconciencia ni la épica de esta lucha tan justa de la mitad de la humanidad… Sólo ahora hay alguna. Las películas requieren mucho dinero y ya sabemos…

¿Alguna canción?

Que yo sepa no, pero todas las que inspiran a crecer, cambiar y luchar…

¿En qué disciplinas artísticas cree que se nota más el sistema machista?

Pienso que el cine porque las películas dotan de sentido lo que puesto en palabras sería inaceptable para las mujeres. Un ejemplo: toda bestia merece una mujer buena, lista y hermosa que le ame (La Bella y la Bestia). Pero las canciones también entran muy dentro de nosotras. Una anécdota reveladora: El preso número 9 de Joan Báez es una apología del asesinato a “su mujer” y las feministas de mi generación la cantábamos con sentimiento y pasión…

En su libro ‘Neoliberalismo sexual’ analiza las grandes reglas del patriarcado. ¿Cuál es la que más aborrece o la que más daño cree que hace?

La que hace pensar y sentir a las jóvenes que su cuerpo es su mejor recurso en la vida. Para su realización personal, para su vida amorosa y para su éxito social.

¿Qué canción escogería como autorretrato?

Llegó con tres heridas, cantada por Joan Báez.

¿Qué está socialmente sobrevalorado?

Todo está hoy sobrevalorado en algún lugar o grupo de Internet, pero si acaso lo nuevo por lo nuevo, lo pos.

¿Su película favorita?

Beau Geste, con Gary Cooper. ¡Y La vida de Brian me pone de tan buen humor!

¿Qué mujeres merecían haber ganado un Nobel y nunca lo lograron?

Las astrónomas, las inventoras, las primatólogas, algunas teóricas feministas… Se lo dieron a Jean-Paul Sartre (que no fue a recogerlo) y no a Simone de Beauvoir, que revolucionó el pensamiento con El segundo sexo.

“Ganó el Nobel  Sartre y no Beauvoir, que revolucionó
el pensamiento”