Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristina Pedroche: “Mi vestido es superfeminista”

La presentadora dará las uvas en Antena 3 con Alberto Chicote

La presentadora Cristina Pedroche.

Ha sido más difícil quedar con ella que con la vicepresidenta plenipotenciaria. Más liada que la responsable del CNI andaba estos días Pedroche tratando de mantener el secreto de Estado del vestido con el que nos dará las uvas esta medianoche en Antena 3 con el cocinero Alberto Chicote. De ese efecto sorpresa y de la conversación que se genere al respecto, depende el éxito o fiasco del asunto. Perfectamente consciente, sospecho, de la magnitud de la comedia, llega escoltada por dos escuderos, 20 minutos contados antes de entrar en antena en Zapeando. Más delgada y con una belleza mucho más delicada que en la tele. Lista, divertida y muy, muy escaldada con los medios. Sin embargo, se enciende ella sola a poquita mecha que se le proporcione y casi hay que frenarla. La clave la da ella al acabar el careo. “Es la primera vez que no me preguntan por mi marido ni por cuándo voy a ser madre. Gracias”.

Ha creado un género televisivo: el vestido de la Pedroche y su simultánea lapidación en redes.

Hemos creado un evento. Antes, comías las uvas. Ahora, también criticas el vestido y hay tela que cortar el resto de la noche.

Estudió Empresariales, ¿cuál es el éxito de su marca personal?

Mi marca es ser yo misma e intentar llegar a gente normal como yo. Cuando te vendes como eres, al final la gente te compra.

Normal, normal... ¿Hasta dónde está de que le digan tía buena?

Que te llamen tía buena y fea y gorda y delgada a la vez, como a mí, significa que estás haciendo las cosas bien, que solo importa lo que pienses tú y tus seres queridos. El resto te tiene que dar igual.

Tiene millones de seguidores. ¿Siente responsabilidad social al publicar fotos y comentarios?

Sí, no trato de adoctrinar a la gente, pero, a la vez, me siento en la responsabilidad de decirle a las chicas jóvenes que no, no está bien que me llamen gorda, o fea, o basta. Que me digan monja si llevo un vestido tapado, o buscona si llevo escote. ¿Buscona? ¿Qué busco, exactamente? ¿Que me violen? El único responsable del acoso y la violación es el hombre.

Se dice feminista, ¿su vestido lo es tanto como usted? Sabe que algunas le afean la conducta.

Por supuesto que lo es. Mi vestido es superfeminista porque llevándolo defiendo la libertad de la mujer. Me visto como me da la gana. También te digo que si el primer año me hubieran dicho que tenía que ponerme un vestido sin sujetador y con las bragas a la vista, nunca lo hubiera hecho. Yo decido. Y eso es lo que quiero trasmitir. Que cada uno tiene que hacer lo que le da la gana y no dejar que lo que digan le afecte. Y paro, que me estoy encendiendo y dijiste que esto iba a ser divertido.

¿Qué le gustaría que se llevara consigo para siempre 2017?

El machismo, las violaciones, el acoso de cualquier tipo, también el escolar. Pero para eso hay que educar a los hijos en igualdad y respeto, y me parece que hablar de esto es como volver a hace 20 años. Pero así están las cosas.

¿Adora meterse en charcos?

No, lo que pasa es que soy espontánea y hablo claro, soy muy normal y expresiva y a veces me equivoco. Muchas veces he pedido perdón porque me he podido equivocar, pero también porque siempre me están buscando las vueltas a ver qué digo. Pero ya no, he madurado y mi madurez se nota en que ya no me van a pillar.

Cuando vamos, usted vuelve.

Hombre, vamos, ya te digo, como que ya veo el titular antes de que tú lo tengas en mente.

¿Sí?¿Qué titular voy a poner?

Pues ya te he dado como 10.

No crea. Vamos flojitas. Presume siempre de ser de Vallecas ¿Cómo lleva el orgullo de clase?

Soy muy barrio, sé de dónde vengo. Tengo mucho orgullo de ser de Vallecas y de familia humilde, y soy muy feliz. Tengo amigos en muchos círculos y, si alguien me mira por encima del hombro, ni me entero porque paso de ello.

Viviendo entre dos mundos, habrá quien la llame pija y choni.

Sí, pero es que se puede ser choni y pija a la vez, porque eso no depende de ti, sino de quien te mira. Lo que sé es que me da igual la etiqueta que me pongan. Yo sé quién soy y punto.

Más información