_
_
_
_

Conspiración académica

Desde el título, la novela de Miguel Barrero exhibe una materia marcadamente literaria

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Retrato de Fernando Pessoa, pintado por Adolfo Rodríguez Castañé.
Retrato de Fernando Pessoa, pintado por Adolfo Rodríguez Castañé.

Miguel Barrero (Oviedo, 1980) ha acometido en El rinoceronte y el poeta una fabulación que supone otra vuelta de tuerca sobre la problemática identidad de Fernando Pessoa y la trama de escritores en que se diversificó. Una cualidad capaz de proponer aún enigmas plausibles. Desde el título, la novela exhibe una materia marcadamente literaria, lo que la expone a la autogno­sis. No es fácil evitarlo: la literatura reflexiona sobre sí misma, sobre su función y significado, y esto es muy sugestivo para el lector. También para el autor, claro, que se mueve en terreno conocido.

Más información
'El rinoceronte y el poeta', el nuevo libro de Miguel Barrero, disponible en Casa del Libro

No vamos a desvelar la interrogación que suscitan las últimas páginas, el secreto de una conspiración académica, en la línea de Borges, cuya exposición redime portentosamente, con esa arriesgada y solvente conjetura, las morosas y formularias páginas (muchas en el límite del artículo de enciclopedia) que sirven al lector para recorrer Lisboa guiado por Espinosa, profesor español, especialista en Pessoa, que acude a encontrarse allí con Gonçalves, su mentor, del que espera la concesión de un doctorado o intervenir en “los fastos conmemorativos del octogésimo aniversario de la muerte de Pessoa”.

Sobre Espinosa, hombre ceniciento, recae la larga expectativa de la novela, revestida de una erudición informativa, nada insidiosa a pesar de la correspondencia simbólica del rinoceronte que dibujó Durero (cuyo modelo fue el animal que, en 1515, trajo a Lisboa el rey Manuel I) con la personalidad de Pessoa, de quien el profesor se siente “una especie de albacea ambulante”. En esto consiste la novela, en la demora de una esperanza que se autoabastece de un privilegio deseado, y tal vez merecido, que urdirá con la ansiedad su propia frustración. Portugal como un sueño nunca cumplido, en deuda con su esplendor. Barrero ha construido magníficamente la desazón del profesor; pero, en lugar de indagar en sus zonas oscuras, lo revela con una convención más turística que existencial. El efecto dramático se sustrae completamente, haciendo pesarosa su travesía, hasta las últimas páginas, cuyo mérito no es tanto concluir la novela como convocar el brillante argumento donde debía comenzar.

COMPRA ONLINE 'EL RINOCERONTE Y EL POETA'

Autor: Miguel Barrero.


Editorial: Alianza Editorial (2017).


Formato: tapa blanda (280 páginas).


Por 14,75€ en Casa del Libro

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_