Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Traducir “wubba lubba dub-dub” tiene premio

El trabajo de adaptación al castellano de 'Rick y Morty' ha sido galardonado por la asociación ATRAE

¿Cómo se traduce el universo de Rick y Morty al castellano? El reto parece casi imposible. Personajes que hablan a la velocidad del rayo, combinando términos del mundo de la ciencia ficción con palabras inventadas (como la muletilla del científico Rick “wubba lubba dub-dub”, que en la versión española se convierte en “waba laba dab-dab”), insultos cada dos por tres y frecuentes eructos y ruidos varios que se intercalan en diálogos a mil revoluciones por segundo. El trabajo de traducción y adaptación de la serie de animación, todo un fenómeno del que TNT emite su tercera temporada (viernes, 23.45), ha sido reconocido por los premios que concede la Asociación de Traducción y Adaptación Audiovisual en España (ATRAE).

El proceso de doblaje arranca con la traducción de Rafael Ferrer, que destaca la complicación que añade la cantidad de referencias a la cultura popular que incluye la serie, especialmente a la ciencia ficción. "Hay que conseguir detectar cada alusión, que puede no ser nada evidente, y traducirla de la misma manera en que está presente en nuestra cultura", cuenta a EL PAÍS. "No hay nada peor para un aficionado al género que oír 'que la Fuerza esté contigo' en vez de 'te acompañe', por poner un ejemplo".

A esa acumulación de referencias culturales se suma el hecho de que buena parte de los diálogos de la serie sean improvisados por los actores originales. "Normalmente, solo tienen un esquema de la escena cuando entran a grabar, y la mayoría de palabras raras que suenan como ciencia ficción, en plan flípflorps o glúrblinks, son idas de olla del momento, normalmente de Justin Roiland, voz de Rick y Morty y cocreador de la serie", explica Ferrer. "En la primera temporada, más de una vez me atasqué buscando de dónde se habían sacado algún palabro de esos y más tarde descubría que se lo habían inventado al vuelo".

Traducir “wubba lubba dub-dub” tiene premio

La experiencia de Rafael Ferrer como traductor incluye series como Star Wars: La guerra de los clones, El mentalista, Los 100 o The Man in the High Castle. "Lo más complicado es traducir comedia, porque es lo más cultural que existe. Cuesta mucho adaptarla bien para que funcione como el original. Rick y Morty es difícil por varios frentes: es ciencia ficción, con su terminología y sus premisas enrevesadas, tiene un estilo improvisado que se debe reflejar al traducir, con tartamudeos y dudas en los diálogos, y además es una comedia llena de juegos de palabras y ocurrencias".

Tras la traducción, es el turno de adaptar el texto para que quepa en la boca de los personajes animados, tarea de la que se encarga Santiago Aguirre, también director del doblaje de la serie. "Lo más difícil son las expresiones y los juegos de palabras que dicen en el original. Por otra parte, al ser muchas veces expresiones inventadas, tienes cierto margen también para poder crear, pero hay que buscarle sentido y gracia. Los nombres de personajes y de los sitios son lo más difícil", explica Aguirre, que también ha trabajado en series como Cómo conocí a vuestra madre, Historias corrientes o El asombroso mundo de Gumball.

Para él, la animación da más margen "para utilizar voces que no se podrían usar en una película o serie de imagen real. Es más creativo y divertido. A fin de cuentas, cuando doblas imagen real, tienes que copiar al actor original y él te lleva a una interpretación de la que no puedes escapar". Cree que Rick y Morty es la serie más complicada de aquellas en las que ha trabajado, "aunque tengo la suerte de contar con actores que tienen muy buena dicción y que hablan muy rápido como Txema Moscoso (voz de Rick) y Rodri Martín (Morty)".

Rick y Morty transcurre en un mundo en el que hay diferentes líneas temporales, con infinitos Ricks e infinitos Mortys, uno por universo paralelo. Suerte que Rick es el ser más inteligente del universo, lo que no le impide meterse a sí mismo y a su familia en diversos problemas. Su alocado mundo ha enganchado a una legión de seguidores, que siguen fieles sus aventuras. "Las locuras y el humor crudo y directo, ofensivo a veces, siempre funciona", dice Ferrer sobre los motivos del fenómeno fan que ha generado la serie. "El espectador responde bien cuando no se le trata como a un niño al que hay que llevar de la mano a todas partes", concluye.

El eterno debate: ¿doblaje o versión original?

A los defensores de la versión original en las series y películas, el doblaje les parece una afrenta que hace que una obra pierda parte de su esencia. "El debate no suele ser entre original y doblaje, sino entre subtitulado y doblaje, por lo que ninguno de los dos casos es la experiencia original. Ambos son adaptaciones e introducen tanto elementos ajenos al original como ventajas para la comprensión y la inmersión en la obra", defiende Rafael Ferrer. Aguirre añade un factor más a la ecuación: "los que defienden solo la versión original, se descargan las películas y series en un smartphone o en un portátil, ¿así no se pierden matices?".

Para Ferrer, doblaje y subtitulado tienen unos puntos a favor y otros en contra. "Si hablamos de Rick y Morty, viéndola subtitulada perderías bastante texto, porque los subtítulos sintetizan para poder leer a la velocidad de lectura media. E incluso sintetizando, hablan tan rápido que te pasarías leyendo casi todo el episodio, con lo cual pierdes también mucha imagen. Viéndola doblada pierdes las voces originales, desde luego, pero recibes el texto de una manera mucho más natural y muy estudiada para que te transmita las mismas sensaciones que la versión original a un nativo de ese idioma. Es cuestión de prioridades". Eso sí, como señalan ambos, hoy los espectadores pueden elegir la opción que prefieran.

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
12lunes
13martes
14miércoles
15jueves
16viernes
17sábado
18domingo

Más información