Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Fuera de cobertura’, cuando la realidad parece un guion de película

Cuatro estrena el jueves 19 de octubre la segunda temporada del programa de reportajes de investigación

Alejandra Andrade en la cárcel peruana de Sarita Colonia en el primer programa de la segunda temporada de 'Fuera de cobertura'.

La periodista Alejandra Andrade es la cara visible de las historias que cuenta en el programa Fuera de cobertura, que este jueves estrena su segunda temporada en Cuatro (22.45). Pero detrás de cada reportaje tiene un equipo grande de redacción y producción que hacen posible que cada semana puedan mostrar al espectador historias como la de Juana, una mujer que viaja a Perú a intentar averiguar en qué condiciones murió su hijo en una de las cárceles más peligrosas del mundo, Sarita Colonia, y que tiene que buscar la tumba común en la que fue enterrado con la ayuda de unas coordenadas apuntadas en un trozo de papel.

La todavía complicada situación en Fukushima seis años después de la catástrofe nuclear, cómo es el entorno de Donald Trump, la conexión entre narcos colombianos y gallegos, las fortunas árabes que invierten en España o el turismo sexual de menores en Cartagena de Indias son algunos de los otros temas que Fuera de cobertura tratará en esta nueva temporada. ¿Cómo ha evolucionado el programa de un año a otro? "Te haces más exigente y siempre buscas mejorar, no solamente a la hora de hacer las entrevistas o de conseguir cosas. Sobre todo con los ocho temas, que son tan complicados de conseguir y tan llamativos para la audiencia", explica Andrade a EL PAÍS. "Dar con un tema que nos guste, que a la cadena le guste, que pensemos que gustará al espectador, es muy difícil. Con la experiencia tengo más claro lo que quiero conseguir con cada reportaje", explica la periodista.

La historia con la que comienza esta nueva entrega es la de Juana Martínez y la cárcel peruana. Lograr el permiso para entrar en Sarita Colonia le ha costado cinco meses al equipo del programa. "Este tema es un paso más en la denuncia que hemos hecho en otros programas sobre hacinamiento y derechos humanos, porque están muriendo presos españoles dentro de estas cárceles en América Latina. En Perú han muerto nueve en dos años", cuenta la reportera. "Las dificultades no han estado en poder grabar allí, sino en tratar de descubrir por qué están muriendo presos dentro. Los reclusos con los que hablamos estaban aleccionados por los funcionarios. Tenían miedo a hablar y estaban constantemente vigilados", apuntilla. Andrade acompaña a Juana en su afán por entender qué paso con su hijo Luis. "Esta señora, que tiene 73 años y tres cánceres, no había salido nunca de España y decide ir a Lima a ver qué ha pasado. Es una de esas personas que te llega al alma y que encima comunica maravillosamente y es una tía muy valiente. Es una historia que podría ser un guion de película", remata Andrade.

Alejandra Andrade en el programa de 'Fuera de cobertura' sobre Fukushima.
Alejandra Andrade en el programa de 'Fuera de cobertura' sobre Fukushima.

Uno de los reportajes de esta temporada que se sale un poco de la línea habitual del programa es el dedicado al presidente de Estados Unidos Donald Trump. "Me ha encantado hacerlo porque es algo novedoso para mí. Al final siempre tratamos de entrar en sitios difíciles. Esto no era nada peligroso porque lo hemos grabado en Miami, Washington y Nueva York, pero hemos estado con gente muy, muy cercana a Trump", explica Andrade. En el programa se verán entrevistas con socios del presidente estadounidense y se verá cómo es el hotel de Washington que le pertenece. "Es un hotel polémico, porque muchos de los jefes de Estado que van a visitarle se quedan allí y ese dinero va para él", explica. "Hemos estado con gente que le conoce de verdad y te puede contar cómo es él cuando se apagan las cámaras", dice.

Japón será también un escenario importante esta temporada en Fuera de cobertura, que le dedica dos reportajes. Uno sobre las rarezas de la sociedad japonesa actual y el Tokio más bizarro y otro sobre cómo seis años después del desastre de Fukushima todo sigue incierto en aquella región. "independientemente del peligro de la radiación, al final lo que ves es una zona devastada donde miles de personas se han quedado sin nada, han perdido sus vidas, han perdido sus casas y no pueden volver", cuenta la periodista. "Es un reportaje complicado, porque los japoneses tienen mucho respeto al gobierno y les cuesta muchísimo hablar. Hay una falta de transparencia y una falta de información sobre lo que está pasando de verdad. Creo que Fukushima marca un antes y un después en Japón, porque los japoneses ahora se atreven a cuestionar al gobierno, aunque los que hablan son activistas, que hay muy poquitos", cuenta Andrade.

Temas que se resisten

Para sacar cada año ocho reportajes adelante, el equipo de Fuera de cobertura baraja más de una veintena de temas. A veces tardan meses en poder salir adelante y a veces se van quedando por el camino. Después de tratar temas como el narcotráfico, la explotación laboral, las violaciones masivas en un país como Egipto, la situación de las cárceles en medio mundo o la falta de información tras un desastre nuclear, ¿qué es lo que se ha quedado sin poder hacer o ha costado mucho? "El año pasado me quedé con muchísimas ganas de entrevistar a Nicolás Maduro en Venezuela, por ejemplo. Lo intentamos, pero nada. Este año lo ideal hubiese sido hablar con Donald Trump para su reportaje", confiesa Alejandra Andrade. "Cada historia es un mundo. La del narcotráfico en Galicia de este año llevaba dos años detrás de ella. Al final, a base de contactos, hemos accedido además a los socios colombianos. Impresiona el reportaje y se demuestra bien cómo funcionan por dentro estas redes".

Más información