Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pájaros y servilletas cóctel

En un juego de traducción, deriva especulativa y reinterpretación, Joseph Grigely dialoga con Carlos Fernández-Pello en García Galería

Una de las obras de Joseph Grigely en García Galería.
Una de las obras de Joseph Grigely en García Galería.

Todo detalle en esta historia es digno de atención. Sordo desde los 10 años, ­Joseph Grigely (Massachusetts, 1956) siempre ha confiado en la escritura como sustituto de la palabra, invitando a sus interlocutores a anotar sus preguntas sobre pequeñas servilletas, tarjetas de visita, papelitos, lo que tuvieran a mano. En 1994, Grigely comenzó a emplear estas notas para crear instalaciones en las que explorar el potencial y la limitación de la comunicación humana. Son sus paradigmáticas Conversations Pieces, una vasta colección de más de 65.000 notas que hacen de este autor un archivista, volcado en recopilar de manera sistemática pensamientos ajenos, y de su obra, un relato inacabado de minucias, escondidas en los márgenes del texto.

Algunas de esas conversaciones las encontramos ahora en García Galería (Madrid), en una de las poquísimas exposiciones del artista americano en nuestro país, maravillosa en su diálogo con el también artista Carlos Fernández-Pello. También a él le interesa el texto como formato, y en sus proyectos siempre busca mostrar aquello que se oculta tras el lenguaje discursivo, una suerte de incomunicación para hablar desde un punto de vista más emotivo e irónico. Ambos adjetivos están en esta exposición a modo de Reiteración. Lo dice el título estirando la idea principal del trabajo de Grigely: su obra nunca es singular, sino plural. O mejor dicho: la singularidad es una más de las muchas versiones posibles de la obra, no la única. Eso es justamente lo que ofrece esta propuesta. Fernández-Pello lleva tiempo especulando con la idea de traducir alguna de sus conversaciones, indagando en la idea de proceso como género narrativo y en los estados “editoriales” como depósitos de ideas.

El resultado de esa conjetura es la obra Untitled Conversations (Translated), una parte de esos papelitos con anotaciones de personas ajenas a la lengua de signos, como el propio Fernandez-Pello, que reproduce y traduce buscando el accidente. Otra vuelta a eso que se pierde de cualquier traducción es Horizontal Storage Rack, la reconstrucción de su mesa de trabajo a partir de una pata original y partiendo de la versión que de dicha reconstrucción hizo antes la mujer de Grigely. Hay más obras espectacu­lares aquí, como la colección de moscas de pesca o la pieza de cristal soplado que es una réplica casi exacta de la famosa Air de Paris (1919), de Duchamp, que también tuvo que ser reconstruida en 1949 suscitando muchas dudas sobre si el aire era ya parisiense o no. Mucho ready made y mucho mito, como el pájaro, disecado.

‘Reiteración’. Joseph Grigel. García Galería. Madrid. Hasta el 15 de julio.