FOTOGRAFÍA

Mientras el ojo aguante

PHotoEspaña celebra su 20º aniversario con 100 exposiciones en cuatro continentes

Imagen del proyecto Lalibela, cerca del cielo, de la fotógrafa española Cristina García Rodero.
Imagen del proyecto Lalibela, cerca del cielo, de la fotógrafa española Cristina García Rodero.

Para el aficionado a ver exposiciones de fotografía, un festival como PHotoEspaña provoca el vértigo de querer ver más de lo que el ojo, las piernas y el tiempo permiten. El XX festival internacional de fotografía y artes visuales, del 31 de mayo al 27 de agosto, consta de 100 exposiciones, que mostrarán obra de 514 autores y, por primera vez, el certamen se extiende a cuatro continentes. Solo en Madrid habrá 22 exposiciones en la sección oficial, a las que se suma la oferta de 36 galerías para el festival OFF, orientado al mercado. En una edición sin argumento principal, el anunciado plato principal es la “carta blanca” que la organización ha dado a Alberto García-Alix para que eligiera a seis de sus favoritos y se convirtiera en comisario. Con el título de La exaltación del ser, García-Alix (León, 1956) ha escogido autores en los que se pueden ver influencias y concomitancias con el Premio Nacional de Fotografía en 1999.

El Círculo de Bellas Artes será el espacio para tres de estos heterodoxos: con los desnudos del reportero de Magnum Antoine d’Agata (Marsella, 1961); las imágenes oníricas del portugués Paulo Nozolino (Lisboa, 1955) y la serie de autorretratos travestido del francés Pierre Molinier (1900-1976). Dos más estarán en CentroCentro Cibeles, la célebre ópera prima del sueco Anders Petersen (1944), Café Lehmitz, en la que captó, entre 1968 y 1970, el ambiente denso y los personajes (prostitutas, travestis…) de ese lugar de Hamburgo, una exposición que incluye material inédito; y las prostitutas transexuales retratadas por la mexicana Teresa Margolles (1963) en los rescoldos de Ciudad Juárez. Cierra esta galería, en blanco y negro, “donde la emoción lo es todo”, como subraya García-Alix, el suizo Karlheinz Weinberger (1921-2006) en el Museo del Romanticismo. Weinberger fue un mozo de almacén que, en sus días libres, daba rienda suelta a su fascinación por moteros, roqueros y chaperos a los que fotografiaba.

Fuera de la “carta blanca”, las principales monográficas de este PHotoEspaña tendrán como protagonistas a Elliott Erwitt (París, 1928) y Cristina García Rodero. En el Jardín Botánico se podrán comparar las imágenes que tomó el fotógrafo de Magnum en Cuba en 1964, cuando siguió al Che y a Fidel Castro por encargo de Newsweek, y en 2015, cuando retornó a la isla para fijarse en los cubanos de a pie. Otro trabajo documental de largo recorrido es el que realizó entre 2000 y 2009 García Rodero (Tomelloso, 1949) sobre las iglesias excavadas en roca y sus fieles cristianos en Lalibela (Etiopía), que podrá verse en el Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa.

Otros nombres destacados de la sección oficial son el italiano Gabriele Basilico (Milán, 1944-2013), del que podrá contemplarse en el Museo ICO su renovadora mirada de la fotografía de arquitectura; o el estadounidense Minor White (1908-1976), del que la Fundación Loewe repasa sus cuatro décadas de trayectoria de imágenes abstractas, alejadas de la representación de la realidad para dar prioridad a las sensaciones que suscitan.

Fuera de Madrid, 11 ciudades españolas son sedes del festival, entre ellas sobresale la muestra de 30 años de trabajo de la argentina Adriana Lestido (1955), que rotará por Toledo, Ciudad Real y Guadalajara. Sus delicadas imágenes en blanco y negro documentan la intimidad de mujeres, desde madres adolescentes a presas. En contraposición, una retrospectiva sobre la poesía visual de los objetos de Chema Madoz, que paseará por Cuenca, Albacete y Guadalajara.

A esta oferta se mantiene la tradición de organizar exposiciones en instituciones culturales de primera línea. Este año, el Macba de Barcelona, el Guggenheim de Bilbao, Es Baluard, en Palma; y el IVAM de Valencia.

En Europa, las paradas de PHotoEspaña están en Berlín (Alemania), con los retratos y desnudos de Mario Testino en la Helmut Newton Foundation; Bratislava (Eslovaquia), Chalon Sur Saône y Mérignac (Francia), Dublín (Irlanda), Lausana (Suiza) y Varsovia (Polonia). La red internacional se completa con Buenos Aires (Argentina), donde la Fototeca Latinoamericana hará un recorrido precisamente por la obra de García-Alix; Chicago (Estados Unidos), con fotos de los años 80 y 90 del artista chino Ai Weiwei, en el Museo de Fotografía Contemporánea; Kioto (Japón), Pekín (China) y Melbourne (Australia).

En esta era del narcisimo selfie e Instagram, los espectadores tendrán ocasión no solo de ver, sino también de ser vistos. Entre la veintena de actividades paralelas, la Plaza Mayor de Madrid se convertirá, del 16 al 18 de junio, en un estudio donde cinco nuevos fotógrafos retratarán a los ciudadanos que quieran sentirse protagonistas de este PHotoEspaña organizado como una gran fiesta de cumpleaños.

EL PAÍS, coincidiendo con el 20º aniversario de PHotoEspaña, lanza a partir del domingo 2 de junio una colección de 20 libros monográficos, cada uno a 6,95 euros, sobre autores esenciales de la fotografía española como Alberto García-Álix, Isabel Muñoz o Chema Madoz.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50