Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cambio “radical” en la colección del Picasso de Barcelona

Emmanuel Guigon presenta su primera temporada en la que destaca una muestra con 80 retratos

'Busto de mujer con gorro' y 'Retrato de Lee Miller', de Picasso.
'Busto de mujer con gorro' y 'Retrato de Lee Miller', de Picasso.

Nuevo director, nuevo proyecto museográfico. Es lo que piensa Emmanuel Guigon que tras ser nombrado director del Museo Picasso de Barcelona el pasado mes de julio presentó ayer las líneas maestras de la nueva temporada del centro y apuntó algunos de los planes inmediatos de este museo; entre ellos, reformar, “de forma radical”, la colección permanente del museo en 2018 para mostrar las obras de una “forma más didáctica y contextualizada de la etapa en que Pablo Picasso vivió y se formó en Barcelona y sus primeros años en París”; la época que forma parte del núcleo fuerte del centro barcelonés.

Otras citas para 2017

'Mujer con mantilla', pintado por Picasso en 1917.
'Mujer con mantilla', pintado por Picasso en 1917.
  • ‘Picasso Barcelona 1917’. La última vez que el pintor estuvo en esta ciudad fue acompañando a los ballets rusos. La exposición reúne su producción ese año. 
  • ‘Artur Cravan dadá Barcelona’. Aventurero, poeta, boxeador y sobrino de Oscar Wilde.Cravan vivió en Barcelona en 1915 y 1916. 
  • ‘El taller compartido’. La exposición reúne 166 grabados, la mayoría del museo barcelonés, de tres generaciones de una misma familia, Picasso y sus sobrinos J. Fín y Vilató.
  • Otros artistas en la donación Picasso de 1970. Dibujos y pinturas de Carles Casagemas, Julio González, Manolo Hugué, artistas de la colección particular de Picasso que donó a Barcelona en 1970.

Según Guigon, en 2018 las obras de Picasso, “que seguirá siendo el protagonista”, aparecerán junto a las de algunos de sus amigos de Els Quatre Gats, con los que convivió en su etapa barcelonesa, junto a fotografías, películas, textos y correspondencia; por lo que en las paredes de este templo picassiano podrán verse obras de otros artistas contemporáneos. “Hace tiempo que se no se han producido cambios y ya toca”, explicó Guigon, que pretende actuar también en otras zonas de este enorme museo enclavado en el histórico barrio de La Ribera que recibió el año pasado 954.895 visitantes, una cifra similar a las del año anterior.

Guigon trabaja ya en la recuperación de la segunda planta del edificio para exposiciones temporales y dar un nuevo uso a las arcadas de la planta baja, ahora solo zona de paso. Las taquillas y un nuevo acceso, siempre por la calle Montcada, con el fin de evitar las largas colas que se forman a diario en esta concurrida calle, también están en el punto de mira del nuevo director. Un premio de investigación y una publicación relacionadas con el pintor malagueño, además de potenciar la relación con centros como el Museo Picasso de París “la otra locomotora picassiana”, entre los próximos objetivos.

Los museos son como teatros y coliseos de música, en los que es obligado programar con gran antelación. Como la exposición estrella de la temporada, heredada del anterior director del museo, Bernardo Laniado-Romero, que protagonizan 80 retratos realizados por el malagueño; una muestra coproducida por la National Portrait Gallery de Londres donde puede verse hasta el mes de febrero, en la que queda patente el gusto del artista por pintar a personas de su círculo de amigos, colegas y familiares como Dora Maar, Guillaume Apollinaire, Jean Cocteau, Lee Miller, Erik Satie, Igor Stravinski, Marie-Thérèse Walter, Miguel Utrillo o su secretario y gran amigo Jaume Sabartés; unas obras que al no ser encargos permitían una total libertad al artista.

La exposición, que se verá a partir del 17 de marzo en Barcelona, se nutre de obras de una cincuentena de centros y colecciones que viajan en contadas ocasiones.