Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector taurino desmiente al Congreso que reciba subvenciones

La Fundación del Toro de Lidia responde al informe 'Toros&Taxes' de Alfred Bosch, de ERC

Iván Fandiño, en la última feria bilbaína. Ampliar foto
Iván Fandiño, en la última feria bilbaína.

La Fundación del Toro de Lidia (FTL) ha enviado a los miembros de la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados el documento que desmiente los datos del informe Toros & Taxes sobre las subvenciones a la tauromaquia.

El informe, utilizado con frecuencia en el Congreso de los Diputados para atacar a la tauromaquia, fue firmado por Alfred Bosch, diputado de ERC, quien asegura que los festejos taurinos reciben subvenciones anuales por valor de 571 millones de euros.

En primer lugar, la fundación señala que "la tauromaquia, en tanto actividad cultural legal, tiene derecho a percibir subvenciones de las administraciones públicas, de acuerdo con la Ley para la Regulación de la Tauromaquia como Patrimonio Cultural. La tauromaquia es, sin embargo, sistemática e injustamente excluida de la asignación de subvenciones públicas frente a otras manifestaciones culturales".

El sector taurino acusa a ERC de distorsionar, manipular y confundir los datos a fin de desprestigiar la tauromaquia.

En este sentido, documenta, primero, que, entre 1999 y 2014, la Comisión Europea ha respondido en el Parlamento Europeo más de 50 preguntas sobre la financiación pública que reciben los toros. En todas y cada de estas respuestas, ‘el ejecutivo comunitario ha aclarado que los presupuestos de Bruselas no incluyen ninguna ayuda a la celebración de espectáculos taurinos’.

En segundo lugar, el dossier taurino se centra en los presupuestos nacionales de cultura, que emanan del gobierno de España: recogen exclusivamente una cantidad de 30.000 euros ligados a los toros, en concreto al Premio Nacional de Tauromaquia.

Esta cantidad supone apenas el 0,006% del presupuesto cultural nacional, la única partida que ha seguido en pie en los presupuestos de 2014, 2015 y 2016.

En tercer lugar, se refiere a los gastos de promoción cultural que financian las comunidades autónomas. En esta partida entran las mismas disciplinas que reciben ayudas del gobierno central: cine, música, teatro, etc. A lo largo de 2013, la suma de estos 17 presupuestos autonómicos ascendió a 405 millones de euros. Esta cifra contrasta con los apenas 1,4 millones que manejó en 2013 el Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid. La autonomía madrileña es la única que mantiene un presupuesto permanente dedicado a asuntos taurinos, si bien conviene señalar que los 1,4 millones de 2013 se financiaron holgadamente con los 2,3 millones que abonó la empresa gestora de la Plaza de Las Ventas en concepto de canon.

Por último, los datos de la Administración local señalan que el gasto liquidado en fiestas populares y festejos (entendiendo que la mayoría de fiestas no son taurinas) a lo largo de 2013 fue cercano a los 400 millones de euros. Esta cifra engloba las cuentas de más de 7.500 ayuntamientos, pero la actividad taurina solo se desarrolló en 2.205 localidades.

Carlos Núñez, presidente de la FTL, afirma en el mensaje a los Diputados que “el debate sobre la realidad de los toros es saludable y está en la calle, pero nos gustaría que se hiciera sobre términos ajustados a la realidad, y no sobre falacias sin el menor contraste con datos”.

“Somos una actividad cultural y legal y exigimos el mismo trato que el resto de actividades culturales, incluyendo la percepción de subvenciones”, señala el máximo responsable de la fundación.

La FTL representa a la tauromaquia y está respaldada por la gran mayoría de toreros, ganaderos y empresarios de espectáculos taurinos de España, y colectivos de aficionados que integran a más de medio millón de personas.

Más información