Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Campos, a lo Kardashian

María Teresa Campos y su hija Terelu protagonizan un 'docurreality' en Telecinco

María Teresa Campos. 

Las Campos no son las Kardashian. Parece una obviedad, pero en las últimas semanas los dos apellidos se han relacionado en varias ocasiones. La culpa la tiene Las Campos, el programa que Telecinco estrena este jueves (22.00) y que, de entrada, podía recordar al que protagoniza el clan Kardashian en Estados Unidos. María Teresa Campos (Tetuán, 1941) se encarga de aclarar el asunto: "esto no es un reality al uso, no es Gran Hermano que te ven cuando duermes, cuando te levantas... Es un programa de televisión que se hace en casa, en el que hablamos de nuestras cosas, nos relacionamos con nuestros compañeros y amigos, y todo en torno a un tema. Es docurrealidad, no un reality de las Campos", puntualiza.

El espacio, del que de momento se han grabado dos entregas que servirán para probar su recepción, tiene el sello de La Fábrica de la Tele, responsables de programas como Sálvame, Hable con ellas o Cámbiame. "La verdad es que me hizo ilusión cuando me dijeron que querían hacer este formato con nosotras", confiesa María Teresa Campos en conversación telefónica con EL PAÍS. Para ello, las cámaras se pasaron varios días acompañando a la comunicadora y a su hija, Terelu Campos. "No es algo vacío donde me vayan a ver a mí entrar en el cuarto de baño ni nada así. Llevo muchos años como profesional y no tengo que recurrir a ciertas cosas. Aunque no desprecio a nadie, no está hecho por gente singular o friki. Es una familia tradicional", describe.

Pero, ¿qué tienen las Campos para que la productora haya pensado en ellas como protagonistas? "No sé, eso se lo tendrías que preguntar a ellos. Algo habremos hecho para despertar este interés", dice María Teresa Campos.

Aunque las cámaras no vayan a seguir a las Campos las 24 horas del día, los espectadores sí podrán asomarse a sus hogares. Entrar a las casas de los famosos es ya un clásico de las revistas y los programas de televisión que la presentadora de Qué tiempo tan feliz también ha utilizado. "Uno de los más emotivos para mí fue la entrevista a Carmen Sevilla en su casa, la última que hizo, estuve con ella una tarde merendando y todo eso. Otra fue el grandísimo honor que tuve de que me recibiera en su casa Chicho Ibáñez Serrador hace dos años y pico. En Día a día también tenía un espacio que creo que hacía Maika Vergara en el que hacía una entrevista y veía la casa de los famosos. Siempre ha habido una fascinación por conocer el entorno de la gente que admiras", relata.

Las Campos, a lo Kardashian

Mucho ha cambiado la televisión desde los tiempos en que María Teresa Campos fue chica Hermida en su magacín matinal allá por 1986. "La televisión ha cambiado pero creo que, en la balanza, ha cambiado para bien. En momentos duros, la gente se deja acompañar por la televisión y se olvida de muchas cosas", repasa la presentadora, gran fan de las series de televisión y seguidora confesa de programas como La voz o Pasapalabra. "Creo que el que quiera ver la televisión tiene una amplísima oferta para elegir. Y si algo no le gusta, eso no le priva de ver la televisión".

Ahora, y tras más de 30 años asomándose a la pequeña pantalla, sigue al pie del cañón con Qué tiempo tan feliz, espacio que llena las tardes de los fines de semana de Telecinco desde 2010 y que le ha permitido bajar el ritmo que supone estar al frente de un magacín diario. "Eso ya pasó para mí. Lo hice muchos años de mi vida y no lo echo de menos. Y mucho menos levantarme temprano. Me he levantado temprano toda mi vida, desde que tenía 15 años. Con 16 años abría la radio a las 7 porque la cerraban por la noche. Ahora me cuesta madrugar. A las ocho y pido ya estoy despierta, pero si alguna vez me tengo que levantar antes para ir a algún sitio, no duermo", remata.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información