Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIBROS

La conciencia del expulsado

Juan Cobos Wilkins se sumerge en la vida como velatorio permanente por la pérdida de la eternidad experimentada en infancia y adolescencia

La conciencia del expulsado

“Murió mi eternidad y estoy velándola”, así concluyó César Vallejo su poema ‘La violencia de las horas’. La vida como velatorio permanente por la pérdida de la eternidad experimentada en infancia y adolescencia. Ese “lugar” es el espacio al que una y otra vez vuelve Juan Cobos Wilkins en su poesía, desde ‘Peter Pan yacente’ de El jardín mojado (1981) hasta los textos elegíacos de Para qué la poesía (2012) sobre la madre ausente. En El mundo se derrumba y tú escribes poemas el poeta accede a ese “lugar” de un modo distinto: con la desolación nacida de la certeza de que algo que fue esencial va desapareciendo: “El eje de la vida inclinándose / como torre de Pisa”. La pérdida es doble. De un lado, el mundo conocido se transforma de manera radical: una realidad globalizada, atravesada por la crisis económica y marcada por la pérdida de referentes y por el nuevo paradigma tecnológico, se levanta sobre las ruinas de antaño. Y de otro lado, el entorno más íntimo sufre la mutación que provocan las desapariciones, los muertos inevitables. Es la búsqueda en el paraíso perdido que se salda con la constatación del naufragio. Una voz que tantea, con verso afilado, tenso de emoción estética y sentimental y sutilmente juanramoniano, lo que revelan los objetos, lo que late en la casa vacía que estuvo llena de vida, el abismo absurdamente esperanzado de una niña a punto de ahogarse ante la cámara de televisión en el Nevado del Ruiz o la conciencia de ser expulsado por el mundo: “Y tú también / te sacudes la vida / como el perro abandonado se sacude / la lluvia ante la puerta cerrada de su dueño”. Un libro triste y maduro, con un trasfondo existencial pesimista del que sólo nos salva el acogedor refugio del poema.

El mundo se derrumba y tú escribes poemas. Juan Cobos Wilkins. Fundación José Manuel Lara. Sevilla, 2016. 104 páginas, 11,90 euros