Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL LIBRO DE LA SEMANA

Constitucionalismo cosmopolita

Dificultar la reforma de la Carta Magna conduce a su destrucción, argumenta Santiago Muñoz Machado en su nuevo libro

Adolfo Suárez y miembros del Gobierno de UCD y del Congreso tras la aprobación de la Constitución.
Adolfo Suárez y miembros del Gobierno de UCD y del Congreso tras la aprobación de la Constitución.

Santiago Muñoz Machado (Pozoblanco, Córdoba, 1949) es un jurista de una larga trayectoria y un intelectual de variados registros. Destacado catedrático de derecho administrativo y abogado, una de sus proyecciones más conocidas viene dada por haber publicado obras decisivas en el campo del derecho público, empezando por la organización territorial del Estado. En efecto, aunque su producción es inabarcable, deben destacarse quizás los 16 tomos de su Tratado de Derecho Administrativo y Derecho Público General. Pero entre sus publicaciones también encontramos ensayos sobre pensamiento político, teoría del Estado, derecho europeo y derechos fundamentales o biografías históricas. Por otra parte, dirige la revista El Cronista, muy influyente en el mundo judicial y político. Últimamente ha abordado la dirección del Diccionario del Español Jurídico, bajo la cobertura de la RAE, de la que es miembro, cuya primera parte acaba de publicarse.

Muñoz Machado ha publicado recientemente una trilogía, de fuerte impacto: la forman sus libros Informe sobre España (2012, Premio Nacional de Ensayo), Cataluña y las demás Españas (2014) y, ahora, Vieja y nueva Constitución, título de resonancias orteguianas. Los tres tienen dos características comunes: van dirigidas a un público no especializado y tratan problemas de muy relevante presencia en el debate jurídico y político actual: la crisis de las instituciones del Estado y las orientaciones posibles de la reforma constitucional.

Vieja y nueva Constitución se centra en los problemas generales que plantea toda reforma constitucional y estudia hacia dónde se dirige hoy el constitucionalismo. En España, donde el derecho constitucional, tras la actual Constitución, adquirió pronto gran empuje y calidad, no han abundado libros específicos sobre teoría constitucional. El libro que comentamos es una de las pocas excepciones. No busquen en él propuestas concretas de reforma de la Constitución sino sólo conceptos previos y básicos para abordar debidamente una reforma. Explican lo que tendría que saber cualquiera que quiera opinar con solvencia sobre las mudanzas constitucionales y sus límites o las relaciones entre constitución y democracia.

Constitucionalismo cosmopolita


Con esta finalidad se utiliza el sugestivo método de estudiar el significado de la reforma constitucional en sus distintas fases históricas, desde los inicios del constitucionalismo (EEUU y Francia a finales del siglo XVIII) hasta la actualidad. Muñoz Machado describe algunas de las grandes polémicas históricas iniciales (Madison/Jefferson, Burke/Paine) y sus consecuencias, entre ellas, paradójicamente, que dificultar la reforma agravando el procedimiento para llevarla a cabo más bien incita a destruir la constitución e iniciar un nuevo período constituyente que a reformarla, a menos que el control judicial la vaya adaptando a las nuevas realidades. Este control, que empezará en EEUU y se importará a los países europeos tras la primera guerra mundial, conduce a que la interpretación constitucional sea un elemento clave de la teoría constitucional. Todo este proceso, y los problemas que comporta en cada etapa, se estudia detalladamente y se expone de forma clara y sistemática.

En los últimos capítulos, el autor reflexiona sobre la actualidad y el futuro del constitucionalismo a raíz de la crisis de la soberanía de los estados y de las nuevas realidades supranacionales. Nos encaminamos, sostiene Muñoz Machado, hacia una forma de federalismo supranacional (por ejemplo, la UE) y hacia una nueva organización mundial (por ejemplo, la ONU), que están cambiando el modo tradicional de entender el poder constituyente y el de reforma constitucional. Apunta que los lazos de unión que organicen la sociedad internacional ya no serán los tratados entre estados, tal como hoy los entendemos, sino otro tipo de normas cuya finalidad no será sólo la paz entre estados sino la protección de los derechos de las personas. En consecuencia, la reforma constitucional se llevará a cabo por otras vías y en los últimos treinta años esto ya ha empezado a suceder. Un nuevo constitucionalismo cosmopolita está sustituyendo al actual constitucionalismo estatal debido al cambio de los tiempos. Y, sobre todo, los principios y reglas supranacionales condicionan y limitan el alcance del poder constituyente tradicional de los estados en los términos que el autor explica con precisión.

La experiencia histórica estudiada en la primera parte de la obra y la proyección de futuro de la segunda, hacen de este libro una pieza imprescindible para entender cómo abordar la reforma constitucional pendiente: su necesidad, límites y riesgos. De ahora en adelante, si alguien quiere dar su opinión sobre los fundamentos de cualquier reforma constitucional en España, será ineludible haber leído y reflexionado con detenimiento este excelente libro del profesor Muñoz Machado.

Vieja y nueva Constitución. Santiago Muñoz Machado. Crítica. Barcelona, 2016. 318 páginas. 21.90 euros