Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
¿POR QUÉ CREER EN LOS LIBROS?

En Panta Rhei se para el tiempo

Tras quince años viendo el mundo en ilustraciones, las hermanas Ingrid y Lilo Acebal han conseguido que su librería-galería-editorial sea un templo de los libros hermosos

Panta rhei es un concepto clásico que Platón atribuyó al filosófico Heráclito. Su significado es bien conocido: todo fluye, todo está en cambio continuamente. Y, de algún modo, ese ambiente cálido, casi de inconsistencia y levedad, asalta al visitante que entra a la librería Panta Rhei.

Tras quince años viendo el mundo en ilustraciones, dibujos y acuarelas, las hermanas Ingrid y Lilo Acebal han conseguido que su librería-galería-editorial sea un templo de los libros hermosos. No son pocos los lectores que acuden al negocio de las Acebal para efectuar el ancestral acto de regalar libros. Su especialización en los llamados “libros-objeto” les ha convertido en refugio para aquellos que quieren sorprender en cumpleaños, aniversarios y celebraciones variadas. “Nos dedicamos fundamentalmente a recomendar, vender y publicar libros de diseño gráfico, arte, fotografía, ilustración, diseño de moda, cómic…y, por supuesto, la literatura ilustrada”, comenta Ingrid. Este último tipo de libros vive actualmente su época dorada gracias a editoriales como Nórdica o Sexto Piso que están ilustrando obras clásicas de referencia: Alicia a través del espejo o El amante de lady Chatterley, entre otros.

En Panta Rhei se para el tiempo

Panta Rhei fue la tabla a la que las hermanas Acebal se sujetaron para volver a España. Ambas vivían en el extranjero y consideraron que nada mejor que una librería que uniera sus dos grandes intereses (artes visuales y libros) para abrir un negocio: “Mi socia y hermana viene del mundo del arte y yo soy la loca de los libros. Hicimos un mix y así pudo Panta Rhei”, explica Ingrid. Las socias y hermanas consideraron que los barrios de Chueca y de Malasaña eran perfectos para localizar al tipo de lectores y visitantes de su librería.

Quizás la decisión más importante –y, sin duda, la primera- de un buen librero es elegir qué libros quiere vender. Se trata de un primer filtraje casi imperceptible para el lector pero que marca la diferencia entre las librerías de cualquier parte del mundo. Panta Rhei está repleta de buen gusto: en los libros que aloja pero también en la actitud de sus anfitrionas que se empeñan en mantener vivo el espacio con presentaciones de libros, talleres o exposiciones. Con Panta Rhei sucede algo excepcional: conforme uno cruza la puerta de salida, nace la urgencia de ir contando a todos los transeúntes cercanos la existencia de este sitio en el que el tiempo se detiene.