The Walking Dead

Por qué ‘The Walking Dead’ necesita un villano como Negan

La serie de zombis termina su sexta temporada presentando a uno de los personajes más esperados

Un hombre de espaldas vestido con una chaqueta de cuero empuña un bate de béisbol lleno de púas. Un simple alegato: “Hola, soy Negan”. Es todo cuanto enseña el tráiler del último episodio de la sexta temporada de The Walking Dead, que se estrena hoy en EE UU y que Fox emitirá en España esta madrugada de forma simultánea a EE UU y repite mañana en versión dual (22.20). No hace falta nada más. El nombre de este personaje lleva semanas rondando la serie como una presencia en la sombra, el enemigo que mueve los hilos, y los lectores del cómic de Robert Kirkman han pasado años anticipando este villano a cuyo lado El Gobernador queda como Gandhi. Llega en el momento idóneo. Ahora más que nunca, The Walking Dead necesitaba a Negan para dar un vuelco a sus argumentos.

Más información

Porque necesita acelerar el ritmo

Pese a ser una serie de zombis, The Walking Dead nunca ha sido una serie vertiginosa, siempre le ha gustado más pararse a pensar y divagar en los momentos de personajes. En ello basa su tono y personalidad, aunque en televisión este ritmo no siempre funciona. Mientras que en el cómic pueden pasar una decena de números sin un caminante, hablando de la organización de la sociedad y de cómo construir un muro más potente, en la pequeña pantalla es mucho más difícil aguantar. Sin llegar nunca al nivel de la segunda temporada en la granja, en la arcadia feliz de Alejandría este sentimiento se convierte todavía más frustrante, y se ha notado bastante en la audiencia.

Los capítulos de comienzo y final de temporada (o media temporada) son espectaculares, pero The Walking Dead necesita que pasen cosas también entre medias. Negan, y las ramificaciones de su presencia, puede dar ese chute de adrenalina que necesita el público. De repente, se pondrá el foco en un nuevo territorio por descubrir, con más personajes y capaz de salirse de algunas tramas que parece que se han repetido casi todas las temporada: equipos de rescate que se quedan atorado por los zombis, personajes que tardan capítulos en reencontrarse, muerte de personajes secundarios y posterior luto… Algunas estructuras narrativas no deben volver a aparecer.

Porque necesita un villano a la altura

En The Walking Dead hace tiempo que los verdaderos enemigos no son los zombis. En palabras de Carl Grimes: “Nosotros somos los muertos vivientes”. Desde el demasiado efímero paso de El Gobernador (que se alargó para televisión), la serie no ha contado, aun así, con un villano digno de suponer una amenaza recurrente para Rick y los suyos. Todos han sido enemigos costumbristas con una motivación personal que simplemente chocaba con los protagonistas, o simple carne de cañón dirigida a sufrir un desagradable final.

Negan, y su compañera Lucille, son diferentes. Este sádico y ególatra de chaqueta de cuero alberga cierta locura, sí, pero lo que le hace más fuerte es la manera en la que es respetado y temido por los suyos. Su don de la palabra y su sentido del humor lo define como una persona que no se deja llevar por esos ataques de locura, que sabe gobernar. Él simplemente es el Rey que necesita esta nueva sociedad. Es el despotismo ilustrado.

Negan ha llevado al extremo máximo el gobierno autárquico que Rick ya planteó y sus ciudadanos viven bien gracias a ello. A su alrededor este dictador ha creado toda una sociedad de comunidades que funcionan y se retroalimentan. Un gobierno hecho y derecho sin miedo a apoderarse del monopolio de la violencia. Porque nadie dijo que la democracia fuera el mejor modelo tras un apocalipsis zombie. No tiene traumas, remordimientos ni capítulos por cerrar. Ha aceptado que para vivir en este mundo hay que ser otro tipo de persona. No se avergüenza, ni lo disimula. Es sangriento y está dispuesto a hacer todo lo que esté en sus manos para preservar su mundo, aunque sabe negociar y escuchar. Igual que Rick, pero sin dudas. The Walking Dead necesitaba un villano a su altura, con quien poder jugar y a quien poder sacar más partido. Los guionistas tendrán en él un objetivo narrativo menos abstracto.

Porque cualquier serie es mejor con Jeffrey Dean Morgan

Jeffrey Dean Morgan es un buen discípulo de Sean Bean. Lo hemos visto morir en Watchmen, Anatomía de Grey, Batman v Superman, Sobrenatural o Weeds (en muchas de ellas en los primeros minutos), pero también es uno de esos secundarios tan útiles en la pequeña pantalla, que son capaces de saltar de género en género con el mismo carisma. Mucho se había hablado de Jon Hamm pero Dean Morgan, que protagonizó Magic City, también se merece por fin tener un papel como Negan.

Justo en el momento en el que su adorable Jason Crouse vuelve a llevar a la cama a Alicia Florrick en The Good Wife (y a pocas semanas de su final), veremos por fin si la interpretación de Negan de este actor al que hemos visto hacer toda clase de papeles ha merecido la espera. Cuidado, eso sí, porque a veces las expectativas pueden hacer daño.

Porque debe romper con los cómics

The Walking Dead siempre se ha distinguido por tomarse con libertad el cómic de Los muertos vivientes, pero esto solo es real en parte. Si bien es verdad que hay personajes nuevos y no todas las muertes se respetan, las líneas maestras (sobre todo desde que dejó la serie Frank Darabont) se respetan y mantienen, y ha desaparecido el factor sorpresa para el lector del cómic. No todo lo que funciona en las viñetas funciona en el audiovisual, y viceversa. La primera aparición de Negan es otra de estas líneas maestras que seguro que no se romperá, aunque a partir de aquí el terreno puede ser más árido. Es momento de volver a romper con el cómic y alimentar la creatividad de los guionistas televisivos.

Porque la muerte tiene que volver a ser peligrosa

Una de las cualidades de la televisión moderna posterior a Juego de tronos y The Walking Dead es pensar que cualquiera puede morir. Y así se suponía que era aquí, pero la serie de AMC hace tiempo que no nos sorprende. Tras la engañosa defunción de Glenn que pocos se creyeron, hace un par de semanas volvimos a ver morir a un personaje secundario no desarrollado. No nos importó demasiado. Es hora de recuperar este sentido de peligrosidad en el que cualquiera puede ser víctima de este universo. Guiándonos por el cómic, Negan lo volverá a traer. A él no le importa si sales el primero o el último en los títulos de créditos. Id preparando los pañuelos, por si acaso.

Porque queremos ver a Lucille

Mucho se ha hablado de Negan, pero no descartamos que Lucille sea la que de verdad se convierta en el nuevo personaje favorito de todos. Hay otros personajes destacables en la nueva etapa: Dwight y Jesús ya han sido presentados, Maggie está pasando por una interesante evolución que dará que hablar y, durante el verano, habrá que estar atentos al cásting de Ezekiel y su fauna. ¿Cuántos actores de The Wire faltan por salir?

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50