Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Merlo ficha por ‘La que se avecina’

El actor se reúne con sus compañeros de 'Aquí no hay quien viva' en la serie de Telecinco

Luis Merlo en una imagen promocional de 'Aquí no hay quién viva'
Luis Merlo en una imagen promocional de 'Aquí no hay quién viva'.

La vieja guardia de Aquí no hay quien viva sigue recalando en Mirador de Montepinar 21 de La que se avecina. Luis Merlo, que decidió no seguir en la producción cuando el equipo se trasladó a Telecinco, es el último en unirse a antiguos compañeros de andanzas como Eva Isanta o José Luis Gil, aunque en un rol muy distinto al Mauri de la ficción de Antena 3. La novena temporada de la veterana ficción podría dar la bienvenida, además, a Loles León, cuyo fichaje se ha rumoreado durante semanas.

Merlo deja atrás el rol del vecino gay para convertirse en la novena temporada de La que se avecina en Bruno Quiroga, famoso concertista de piano que se muda al edificio deprimido para ser tratado por la psicóloga Judith Becker (Cristina Castaño) tras el divorcio de su mujer. La temporada dirá adiós, además a María Adánez, otra veterana de Aquí no hay quien viva, y a Luis Miguel Seguí.

Aunque todavía no tenga fecha de estreno, la serie de Telecinco comenzó el rodaje el pasado agosto, con la incorporación en el reparto regular de caras conocidas como Paz Padilla en el papel de la drogadicta Chusa; Ernesto Sevilla como el hermano de Amador (Pablo Chiapella); Víctor Palmero como la transexual Alba, la hija de los Recio; Isabel Ordaz (otro rostro de Aquí no hay quien viva); y Miguel Rellán como el político corrupto Cristóbal. La que no está confirmada todavía es Loles León, pese a que tanto el creador Alberto Caballero como la actriz hayan mostrado interés en el proyecto.

León abandonó Aquí no hay quien viva tras la primera temporada, en medio de una negociación contractual. Los guionistas decidieron entonces tirar a su personaje por una ventana, a la espera de que se concluyera la firma que nunca llegó. Cuando Paloma despertó del coma, la sustituyeron con otra actriz a la que nunca se le vio la cara. Su salida fue, por lo tanto, mucho menos discreta que la de Merlo, que simplemente abandonó para hacer otros proyectos en televisión (El Internado) y teatro.

Más información