Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EN POCAS PALABRAS

Paco Camarasa: “Ni un comisario ni un librero se jubilan. Nunca”

El comisario del festival de novela negra de Barcelona Bcnegra cierra su librería, Negra y Criminal, tras 13 años

Paco Camarasa en la puerta de la libreria 'Negra y Criminal'.
Paco Camarasa en la puerta de la libreria 'Negra y Criminal'.

—¿Qué quería ser Paco Camarasa, librero, de niño?


Depende de la serie que viese. Veía poca tele, pero durante un tiempo quise ser Perry Mason, después fui cambiando.


—Si cierran después de 13 años porque los lectores les han puesto los cuernos, ¿es la infidelidad el mayor problema de España?


Los ciudadanos han pasado a ser consumidores y la ciudad ha dejado de serlo para pasar a ser centro comercial"

—Infidelidad no. El problema es la falta de lealtad, que es otra cosa. La infidelidad puede ser pasajera, la falta de lealtad es otra cosa. No nos han puesto los cuernos, simplemente que los ciudadanos han pasado a ser consumidores y la ciudad ha dejado de serlo para pasar a ser centro comercial. Y nosotros como centro comercial no tenemos nada que hacer.


—¿Un comisario se jubila?


—Ni un comisario ni un librero se jubilan. Nunca. Si el comisario es además librero eso es doblemente complicado. Y legalmente me jubilaré cuando diga el señor Rajoy.


—Hablando de Rajoy. Ahora que parece que lee novela negra ¿Qué le recomendaría?


Tengo una compañera maravillosa y tengo buenos libros. Sé lo que busco y lo que seguiré buscando. Cierro la librería pero tengo eso. No necesito más"

— No hemos cerrado por  eso, ¿eh? (declara apresurado casi antes de que acabe la pregunta). Pues le recomendaría una de las últimas joyas que he descubierto: 'Lobos frente al mar' (Seronda) Habla de la corrupción completa en una ciudad como Bari. Esto en novela negra, en general le diría que leyera 'El libro gordo de Petete', que ya recomendé a Bush.


— Aquí se han repartido en 13 años 1.350 kilos de mejillones. ¿Qué va ahacer su pescadera sin ustedes?


— De momento la pesacadera de Barceloneta ya nos echa de menos. Pero seguiremos promoviendo el mejillón, tanto el gallego como el mediterráneo. Es sano, nutritivo y junto a la lectura el mejor antídoto contra el alzhéimer.


—Diga algo bueno de Agatha Christie.


—Fue mucho mejor que las aspirinas para curar la gripe juvenil.


—Escriba el epitafio del género negro.


—Es que no va  haber tumba. En todo caso caso diría: “Desde 1848 hasta ayer, que fue el último día de la humanidad”.


—Hagamos un juego: resucite a dos clásicos y cárguese a dos contemporáneos


—¿Resucito a dos y me cargo a dos? Uf. Bueno, puestos a elegir resucitaría a Wilkie Collins y a Jim Thompson. ¿Me puedo cargar a cualquiera? Vale: a Camilla Lackberg. Pobre. Espera, espera. Quita a Gillian Flynn, a pesar de lo guapa que es y, y, y, qué difícil. Y a… John Le Carré.


—Decía Jo Nesbo que a veces uno no sabe lo que está buscando hasta que lo encuentra. ¿Sabe Paco Camarasa lo que busca?


—Ah, no, yo ya lo he encontrado. Tengo una compañera maravillosa y tengo buenos libros. Sé lo que busco y lo que seguiré buscando. Cierro la librería pero tengo eso. No necesito más. El problema es de Nesbo, no mío.

Más información