Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TVE gasta más de 40 millones en cinco series

La cadena pública invierte en nuevas temporadas y contrata una nueva ficción

El Ministerio del Tiempo

Después de varias temporadas marcadas por la austeridad, TVE se lanza a la compra de contenidos. Además de encargar nuevos capítulos a las productoras responsables de sus series estrella, ha adquirido paquetes de cine español y cerrado contratos con las majors estadounidenses para la emisión de películas taquilleras. Desde finales de junio, la televisión pública ha comprometido alrededor de 80 millones de euros, cifra en la que está incluido el especial de Nochevieja —nuevamente a cargo de José Mota— pero no la factura de los derechos deportivos. “Tanto en el presupuesto de final de 2015 como en el de 2016 se intenta liberar dinero para invertir en contenidos”, afirma un portavoz de la televisión pública.

Producción española

‘Cuéntame’. 19 nuevos capítulos producidos por Ganga (12 millones de euros).

‘Águila Roja’. Nueva entrega de Globomedia de 13 episodios (7,9 millones).

‘Carlos, Rey Emperador’. Serie de Diagonal de 17 capítulos (10,2 millones).

‘El Ministerio del Tiempo’. Cliffhanger y Onza Partners produce otros 13 episodios (7,5 millones).

‘La sonata del silencio’. Adaptación de Frade. Nueve capítulos (5,8 millones).

Las partidas más cuantiosas corresponden a las series de producción nacional. Cuéntame, Águila Roja, Carlos, Rey Emperador y El Ministerio del Tiempo absorben más de 37 millones, según datos de la corporación. Son, por otra parte, las producciones que mejor le funcionan a TVE en cuanto a audiencia. Con tres lustros en antena, Cuéntame es un valor seguro, al igual que las aventuras de Águila Roja. Carlos, Rey Emperador nace a la estela la serie histórica Isabel y El Ministerio del Tiempo se ha revelado como la ficción más original, innovadora y arriesgada de los últimos tiempos. Todas estas producciones, que presentan una factura audiovisual similar, se mueven en torno a los 600.000 euros por capítulo.

La televisión pública amplía su abanico de ficción con La sonata del silencio, una adaptación de la novela de Paloma Sánchez-Garnica, ambientada en la postguerra y protagonizada por Eduardo Noriega y Daniel Grao. La producción corre a cargo de la empresa de José Frade y los nueve capítulos previstos suponen un desembolso de 5,8 millones.

En total, las cinco ficciones elevan la factura a 43 millones. Son precios sin IVA, ya que la corporación ha conseguido al fin que el Ministerio de Hacienda autorice la devolución de ese impuesto, una reclamación que venía formulando sin éxito. RTVE ve este gesto como “un respiro” financiero, que se une al incremento de la subvención directa del Estado y al aumento del dinero que recibirá por la recaudación de la tasa radioléctrica.

Televisión Española defiende sus series: “Son productos de éxito y limpios, para los públicos”. Son contenidos denominados “llave en mano”, listos para su emisión. “Si tuviéramos más dinero podríamos hacer cosas más espectaculares”, añade la cadena, que encarga masivamente espacios a empresas privadas en detrimento de la producción interna.

Entre las apuestas de otoño figura el formato de entrevistas En la tuya o en la mía, presentado por Bertín Osborne, compuesto por nueve capítulos y contratado a Proamagna. La compañía Plano a Plano (responsable de las series El Príncipe y Allí abajo) ha presentado un proyecto titulado El caso. Crónica de sucesos, que consta de 13 capítulos y su importe se eleva a 7,4 millones. A su vez, Pulso Contenidos de Información, que el curso pasado realizó el debate Así de claroretirado de la parrilla de La 1 a la tercera emisión por su baja audiencia—, lanza en otoño el formato de telerrealidad Time Box que, según el acuerdo inicial, consta de 40 entregas. Zebra Producciones aportará a la programación los espacios divulgativos El cuerpo y La clínica, de 65 episodios cada uno.

Otro ámbito en el que TVE se refuerza es el de los contenidos cinematográficos. Para dar continuidad a Historia de nuestro cine, contempla la adquisición de los derechos de emisión de 354 largometrajes a Vídeo Mercury Films, propiedad de Enrique Cerezo, por 5,3 millones de euros. La televisión pública se refuerza con la compra de películas a Miramax, NBC Universal y Warner. Los contratos con las tres multinacionales rondan los 10 millones. Aportan cintas de estreno y cine taquillero. Y, previsiblemente, contribuirán a incrementar la audiencia de La 1, anclada en torno al 9%.

Más información