Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Si Andy Warhol estuviera vivo tendría el mejor ‘reality”

MTV estrena el domingo la cuarta temporada de ‘Alaska y Mario’, espacio que sigue el día a día de la popular pareja y su peculiar entorno

Alaska y Mario durante la presentación de la nueva temporada
Alaska y Mario durante la presentación de la nueva temporada

“Nosotros no aportamos nada a la tele; solo omnipresencia", dice entre risas Mario Vaquerizo a EL PAÍS. Pese a ser una broma, sí puede parecer a veces que Olvido Gara y Mario Vaquerizo estén en todas partes en televisión. Como colaboradores, como presentadores, promocionando sus trabajos… Y este domingo (22.00) vuelve a MTV Alaska y Mario, el reality que sigue su día a día y el de su peculiar entorno, cuya cuarta temporada se presentó ayer en el FesTVal de Vitoria.

El pasado domingo terminaron de grabar un programa para el que han vuelto a convivir a diario con las cámaras durante dos meses y que esta vez recoge las vacaciones de la pareja.

“En Alaska y Mario no hay personajes, hay personas. Personas con personalidad”, dice Vaquerizo cuando se le pregunta por la diferencia entre los personajes públicos y los auténticos Alaska y Mario. “En nuestro caso, todo a lo que nos dedicamos tiene proyección pública. Además, ¿qué es el personaje y qué es la persona hoy en día? Con las redes sociales eso ya se diluye. Nosotros solo tenemos Instagram y entramos ahí cuando nos dimos cuenta de que no podíamos controlar nuestra intimidad”, continúa ella. “Las redes sociales son todo mentira. Nosotros somos mucho más sinceros”, remata él.

La cultura y los ríos

Alaska y Mario no tienen miedo a la sobreexposición pública. Y recuerdan una frase que dijo Concha Velasco hace unos años al recoger un premio en el FesTVal: “Me decían: ‘No salgas tanto en la tele porque te vas a quemar’. ¿Sabéis lo que os digo? Que el que se quema es el que no sale en la tele”. “Yo, mientras no me canse de mí mismo, me da igual lo que piense la gente”, añade Vaquerizo.

No tienen miedo al qué dirán y aprovechan para reivindicar la cultura pop. “Si hacen un programa sobre Saramago y su mujer, lo llaman documental, pero al final es un reality”, dice Alaska. “Nosotros venimos del pop, es nuestra tabla de salvación. Venimos de Andy Warhol. Si Warhol estuviera vivo tendría el mejor reality. Se llevaría fenomenal con Tamara Falcó, con Yola Berrocal, con Kim Kardashian…", añade Vaquerizo, que durante la grabación del programa ha aprovechado para seguir escribiendo su nuevo libro. “La gente me dice ‘inculto’. Pues sí, soy inculto en muchísimas cosas. Pero yo para qué quiero saber los ríos. No me vanaglorio de ser inculto, pero creo que la cultura no está en saber dónde está el Tajo, está en otras cosas, como la inteligencia emocional”.

Una de las múltiples facetas de Alaska —“es muy transversal; lo mismo la puedes encontrar en el Museo Arqueológico de Madrid viendo huesecitos que en una rave”, dice su marido— es la de presentadora, a través de la que Vaquerizo asegura que aporta “sentido común” a la televisión. “Yo sé hacer un tipo de programas, tranquilos. La gente piensa que la televisión es muy fácil, que Sálvame, por ejemplo, es una cosa que se hace sola y que lo de Jorge Javier Vázquez también lo podría hacer yo, o que podría hacer como Mila Ximénez. Y para nada. La televisión hay que saber hacerla”, puntualiza Alaska.

Y aprovecha para destacar algo que echa en falta en la televisión: más producción propia en los canales de la TDT y cadenas de pago. “Les daría más personalidad”. Como la que ellos aportan a MTV. Y al que no le guste, que cambie de cadena, como dirían Alaska y Mario.

Una de las claves del canal

Alaska y Mario no saben qué contestar cuando se les pregunta por las novedades de la cuarta entrega del espacio. “Esto es un reality, no una película; no hay un guion. Esto no es American Horror Story, no hemos fichado a Lady Gaga ni a Naomi Campbell”, bromea Vaquerizo, quien asegura que no sabe qué se mostrará finalmente en pantalla de todo lo que se ha filmado.

“Grabamos diez horas seis días a la semana y se queda en un programa de media hora. Es como un Grandes éxitos. Si a cualquiera le hicieran lo mismo estaría siempre arriba”, completa Alaska sobre un formato que ya es una de las claves de MTV en España.