Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Movilización en defensa de los guiñoles franceses

Los famosos personajes de Canal Plus francés podrían estar viviendo sus últimos días. Tal eventualidad ha puesto en pie de guerra a espectadores, políticos y personalidades del mundo televisivo

Movilización en defensa de los guiñoles franceses

Es toda una institución del panorama televisivo francés que se encuentra en peligro de cese inminente. Los guiñoles del Canal Plus francés podrían estar viviendo sus últimos días. “Muchos no podían creérselo ayer pero Los guiñoles están a punto de desaparecer. ¡Ayúdenos!”, escribió así uno de sus autores, Benjamin Morgaine, este jueves por la mañana, en su cuenta de Twitter, con el Hashtag #TouchePasAuxGuignols (notoquesalosguignoles), que llegó a colarse entre los Trending Topic en Francia.

El empresario Vincent Bolloré, presidente desde hace un año del consejo de Vivendi (propietario del canal privado), estaría así a punto de poner fin a uno de los programas más emblemáticos del país vecino, al igual que ocurrió en España en 2008. Tal eventualidad, que según Metronews se votará en junta de accionista este viernes, ha puesto en pie de guerra a espectadores, políticos y personalidades del mundo televisivo. Estos multiplican los llamamientos en defensa de los irreverentes títeres nacidos en 1988. La dirección de Canal Plus, opuesta a la cancelación, multiplica por su parte las negociaciones con Bolloré.

El digital del NouvelObs ve la sombra de Nicolas Sarkozy  detrás de esta posible decisión

“¡Hay que salvarlos!”, comentó así este jueves por la mañana el presidente socialista de la Asamblea Nacional, Claude Bartolone, en la radio pública France Infos. “Siempre ha habido, en todos los regímenes, el personaje del bufón. Hoy en día, ese aspecto ácido […] da también aire fresco a la actualidad y a la forma en la que se comenta la política”, añadió. Minutos después de su entrevista, precisó en su cuenta Twitter haber firmado la petición en línea a favor del programa touchepasauxguignols.wesign.it/fr.

Al igual que Bartolone, son muchos los políticos que no han dudado en tomar la defensa de las marionetas. “Si incluso en el país de Bolloré y de Molière ya no se protege el humor…”, escribió así el ex primer ministro Jean-Marc Ayrault. El antiguo líder del Partido de Izquierdas y eurodiputado Jean-Luc Mélenchon denunció por su parte la “censura de Bolloré, amigo de Hollande”. El ex primer ministro conservador, alcalde de Burdeos y candidato a las primarias del Partido Republicano (antigua Unión por un Movimiento Popular) para las presidenciales de 2017 Alain Juppé, indicó por su parte que le gusta verse retratado en el programa y que éste es necesario.

El revuelo que agita en particular a las redes sociales se debe a la intención prestada originalmente por los medios PureMédias, Métronews y Les Inrocks a Vincent Bolloré de acabar con los históricos títeres, representantes del humor canalla e irreverente que encarna el conocido como “espíritu de canal plus” nacido a finales de los ochenta. “Reírse de sí mismo, está bien. Reírse de los demás, menos…”, declaró en febrero el empresario, que tomó la presidencia de Vivendi en 2014. Vivendi no comenta la información.

El digital del NouvelObs aporta más datos sobre las negociaciones en curso y ve la sombra del expresidente conservador y gran amigo de Bolloré, Nicolas Sarkozy. “Todos los que se acercan al [probable] futuro candidato a la elección presidencial no dejan de sorprenderse: está obsesionado con el tema de los Guiñoles, ese programa ‘cutre’, esa emisión ‘de mierda’”. El propio Bolloré habría dado las siguientes instrucciones a la dirección de Canal Plus: “El tema guiñoles, me lo solucionáis. Hay que deshacerse de ellos”.

El antiguo presidente y cofundador de Canal Plus, Pierre Lescure, dimitió el miércoles del consejo de administración de Havas, otra empresa de Bolloré, en muestra de su desacuerdo. El director general de Canal Plus, Rodolphe Belmer, habría tratado una última mediación el miércoles por la noche en la que amenazó con dejar también su puesto. Todos estarán pendiente del consejo de administración este viernes de Vivendi.