Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álex González: “Todavía queda por ver lo mejor de ‘El Príncipe”

La serie de Telecinco pone punto final a la primera parte de su última temporada

Álex González y José Coronado, en 'El Príncipe'.
Álex González, en primer plano, y José Coronado, en 'El Príncipe'.

En El Príncipe no hay respiro. Los personajes de la serie de Telecinco ya están más que acostumbrados a vivir la vida al borde del abismo. Y esta noche, de nuevo volverán a dejar a los seguidores de esta ficción conteniendo el aliento con el final de la primera parte de la última temporada de una serie que ha vuelto a ser la más vista del curso televisivo. Álex González (1980, Madrid) confiesa que ya ni se acuerda de qué va a ocurrir en el capítulo de esta noche. “Llevamos 18 guiones seguidos, grabando 13 meses sin parar para esta segunda temporada. Este capítulo lo grabamos en octubre o noviembre del año pasado y ya me lío”, explica cuando se le pregunta sobre el episodio que dará paso al largo descanso previo a los últimos ocho capítulos de la serie.

De lo que sí se acuerda González es de los dos finales que han grabado para la serie. “Hemos terminado de rodar la semana pasada y solo puedo decir que queda por ver lo mejor. Los últimos seis capítulos son muy emocionantes, y los tres últimos están grabados en tiempo real y transcurren en un mismo día”, explica. Ahora, el actor intenta desvincularse de Morey, su personaje en la serie (“esta es la primera semana en mucho tiempo en que no me tengo que cortar el pelo, estoy emocionado”, confiesa entre risas). Y afronta el vacío que queda tras un proyecto como este. “Tengo miedo a muchas cosas. Ahora ya no tengo en casa esperándome el guion del siguiente capítulo. Estoy aturdido a la vez que tratando de desconectar del personaje al que he estado vinculado tres años”.

A pesar de las satisfacciones que da participar en uno de los fenómenos televisivos españoles del momento, no todo ha sido bonito para González en este tiempo. “Lo más duro ha sido mantener la continuidad. He tenido que buscar en mí qué sabía yo de la soledad, del amor, de que te rompan el corazón… Sobre todo ha sido duro lo de la soledad, he tenido que estar mucho tiempo solo. Casi me he transformado en un Morey de verdad en este tiempo”, dice el actor madrileño, que no duda en destacar como lo mejor de El Príncipe la oportunidad de “trabajar con un grandísimo actor como José Coronado en la primera temporada que, en la segunda, ya era un gran amigo”.

Álex González: “Todavía queda por ver lo mejor de ‘El Príncipe”

También reconoce la buena posición en que ha dejado la serie a todos los protagonistas de cara a futuros trabajos. “Ya me han ofrecido cosas y estoy valorándolas con mi representante. Hay un proyecto para una película. Me apetece cambiar un poco antes de hacer más televisión, pero no porque tenga nada en contra de ella, al contrario”, dice González. Aunque sí que cambiaría una cosa en la televisión nacional: “a todos los capítulos de series les sobra 20 minutos. Si El Príncipe durara 48-50 minutos en vez de 70, sería maravilloso”.

Ahora que para Álex González El Príncipe ya es historia (reciente, pero historia al fin y al cabo), recuerda lo complicado que fue para él hacer de jefe de alguien como Coronado. “Era como si él estuviera tocando una melodía y yo quisiera estar a su altura, pero no podía llegar a su tesitura. Ensayando con él unos días antes de empezar a grabar tenía un miedo terrible de que me echaran, porque no me veía capaz de hacer de su jefe. Pero vi que la forma de lograr imponerme era no hacerle caso, hacer como si estuviera por encima de cualquier cosa que me dijera, y a partir de ahí aprendí a trabajar con otra autoridad”, recuerda el actor.

Pero el momento más complicado para González llegó cuando grabaron el final de la primera temporada “por una mezcla de realidad y ficción. Llevábamos diez meses grabando, era un 17 de enero, yo tenía gripe, atravesaba un momento personal complicado, José había tenido un accidente y estábamos preocupados por él… Y encima había que grabar esas escenas. Fue duro”.

“En El Príncipe todo acaba en agua salada: o en lágrimas o en el fondo del mar”, decía Fran a Morey cuando el segundo llegaba a la comisaría del barrio ceutí de El Príncipe en el primer capítulo de la serie. ¿Será una predicción del final? Todavía habrá que esperar.

Más información