Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Retomar el personaje de otro

Escribir no es sino retomar, de forma consciente o no, personajes creados por otro, unas veces para mejorarlos, las más para destrozarlos. La trama, aunque nueva, siempre sigue los patrones de la tradición. La reputación de lo nuevo se apoya en gran medida en el tono y el carácter de lo precedente. La escritura es un acto de ventriloquia, una impostura irresistible.

Más información