El arte de escribir para fumar

Tres autores que han escrito sobre el acto de fumar no como una condena sino como una delicia (o en todo caso una deliciosa condena)

Julio Ramón Ribeyro.
Julio Ramón Ribeyro.

 Jenny Erpenbeck fue la ganadora del Independent Foreign Fiction Prize 2015, con su novela The End of Days. Es la primera escritora alemana en ganarlo. Uno de los jurados no tuvo dudas en calificar la novela ganadora como el “trabajo de un genio”. Una mención especial de parte del jurado tuvo el colombiano Tomás González con la traducción de su novela Primero estaba el mar, que se perfilaba como favorita.

El lunes, a través del Twitter, la bestseller E.L. James –autora de 50 sombras de Grey- anunció una exclusiva: publicará una nueva novela sobre los mismos personajes, pero esta vez contada desde la perspectiva de Christian Grey. La autora confesó que luego del éxito de la novela y la película, se sintió presionada por continuar la novela y fue así que decidió narrarla pero cambiando la perspectiva pues “toda historia de amor tiene dos versiones”. La nueva versión, titulada simplemente Grey, buceará en las intimidades y complejidades de un personaje que siempre se mantuvo en la ambigüedad. Nadie me ha pedido mi opinión, pero la digo: creo que si uno logra crear un personaje misterioso, no debería tratar de explicarlo en una siguiente novela. Ya fracasó el intento de explicar lo que había en la cabeza de Rhett Butler (en una precuela de Lo que el viento se llevó) y de Hannibal Lecter (en aquel libro Hannibal Rising que contaba su niñez). Huelo a un nuevo fracaso.

El 31 de mayo se celebró el Día Internacional Sin Tabaco y a Mónica Yemayel, en el blog de Eterna Cadencia, no se le ocurrió mejor idea que presentarnos a tres autores que han escrito sobre el acto de fumar no como una condena sino como una delicia (o en todo caso una deliciosa condena): Italo Svevo, Alejandro Zambra y Julio Ramón Ribeyro. Textos como La conciencia de Zeno o Del placer y del vicio de fumar de Sevevo, Solo para fumadores de Ribeyro o Noventa días de Zambra. Esta sentencia de Ribeyro lo resume todo: “Yo no sé si fumo para escribir o escribo para fumar”.

Por cierto, en el mismo blog me entero de que la novela De ganados y hombres de la brasileña Ana Paula Maia se ha traducido al castellano por la editorial Eterna Cadencia y es su primera novedad de junio. Conocí a Ana Paula en un encuentro literario en Lyon, me dejó impresionado e intenté leer su novela en portugués, pero subestimé mi portuñol. Ahora tendremos la oportunidad de conocer a una de las escritoras más importantes de su país en nuestro idioma.

Nesh, clart, pipe dowmn!, yoke, chale, gloaming, thrawn, plitter, swamm, son algunas de las palabras más amadas del idioma inglés según una encuesta realizada por The Guardian a autores como Hilary Mantel, Wilf Self o Andrew O´Hagan, que incluye a autores con orígenes no británicos comoTaiye Selasi o Neel Mukherjee . Más que las palabras escogidas, son las respuestas de por qué las escogieron lo que vale la pena.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS