Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Televisión que se asoma al futuro

‘Refugiados’, un ‘thriller’ de ciencia-ficción, es la primera coproducción de la BBC en Europa

Natalia Tena (a la izquierda), junto con Dafne Keen y Will Keen, en una imagen de 'Refugiados'. Vídeo: Tráiler de la serie.

Millones de personas han viajado del futuro al presente huyendo de un desastre global, una migración masiva que provoca el caos y la incertidumbre en la época actual. La familia Cruz será una de las afectadas por la llegada de esos peculiares viajeros, con un visitante que parece conocer mucho de sus vidas. Este es el punto de partida, a medio camino entre la ciencia-ficción y el thriller, de Refugiados, la serie que el jueves (22.30) se estrena con capítulo doble en todos los canales del grupo Atresmedia (Antena 3, laSexta, Nova y Neox). Después será laSexta la que se encargue de la emisión de los siguientes capítulos. Es la primera coproducción de la BBC en Europa y la primera producción propia de ficción que aborda laSexta. Otro paso más, en muchos sentidos, para las series españolas.

La andadura de Refugiados comienza en 2013. “Desde hace mucho tiempo, traemos ideas de ciencia-ficción y la tele siempre nos dice que no es el momento, pero les interesa”, cuenta la productora Teresa Fernández-Valdés. Entonces se encendió la chispa que puso en marcha la mecha. Esa chispa fue la cadena pública británica BBC, con la que entró en contacto en Cannes el subdirector de ficción de Atresmedia, Nacho Manubens, quien propuso a Fernández-Valdés y Ramón Campos, de Bambú Producciones, recuperar el espíritu de aquellas ideas que planteaban. “Presentamos tres proyectos. Dos de ellos se descartan y se quedan con Refugiados, que al principio se llamaba Éxodo pero como era un nombre un poco bíblico, Atresmedia y BBC pensaron que era mejor buscar otro”, cuenta Campos a EL PAÍS.

En las reuniones con la BBC, una de sus preocupaciones era conocer bien ese universo del futuro del que llegan los refugiados que dan título a la serie. "Era un universo que querían conocer bien aunque no fuera a salir en la serie, porque quería saber en qué marco nos movíamos", explica Fernández-Valdés.

Televisión que se asoma al futuro

En enero de 2014 recibieron el visto bueno definitivo y se pusieron manos a la obra a buscar el reparto, con Natalia Tena (Juego de tronos, Harry Potter) al frente. La actriz “acababa de grabar 10.000 kilómetros y tenía mucho interés en el mercado español”, cuenta Fernández-Valdés. "Buscábamos algo muy salvaje y de verdad, y ella lo tiene, es muy enigmática. Y sabíamos que venía a Málaga a presentar la película. Así que aunque habíamos hablado por teléfono, allí fuimos a su conquista en persona". “Estábamos a expensas, porque esperaba la contestación para una película de Scorsese, así que temblábamos”, recuerda Campos sobre el fichaje de la protagonista. Luego llegaron Will Keen (Los mosqueteros, Wolf Hall), su hija Dafne Keen, que casualmente estaban en Madrid, y David Leon, con el que dieron tras realizar un casting en Londres.

Rodada en la sierra madrileña, una de las pocas condiciones que puso la BBC, que se encarga de la venta internacional de la serie —aunque el requisito imprescindible era que se estrenase en laSexta—, fue que se grabara en inglés. La duración de los capítulos (50 minutos) tampoco fue negociable pensando en el mercado internacional.

Televisión que se asoma al futuro

Los dos productores, responsables también de series nacionales como Velvet, Gran reserva o Bajo sospecha (en la que están trabajando en una posible segunda temporada que todavía falta que cuente con el visto bueno de la cadena), coinciden en la libertad con la que han trabajado. "No hubo ni un comentario ni por parte de la BBC ni de Atresmedia. Ni si quiera comentarios de montaje, que suelen ocurrir con bastante frecuencia", dice Ramón Campos. "Eso sí, si alguien llevaba la voz cantante de las dos cadenas era Atresmedia. Si lleva el toque de alguien, más que de la BBC es de Atresmedia", añade.

Otra condición de la cadena británica fue contar con un preparador de acento para que el de todos los actores fuese neutro. “Durante el rodaje, escuchaba el sonido y si algo no estaba bien de acento, levantaba la mano y se corregía, o se cambiaban expresiones para que quedaran más naturales”, explica Campos. “Eso sí, querían que se notara que la serie tiene lugar en España. Les dijimos que igual quedaba raro, pero decían que habían hecho películas de nazis o de Roma en inglés y no quedaba raro”, añade sobre una ficción que piensa que puede abrir camino a nuevas formas de producción.

“Europa siente que si esta puerta se abre no solo es para España, sino para Europa. Que BBC haya apostado por producir con alguien que no sea americano es un gran paso adelante. Y también que haya televisiones abiertas a modelos de trabajo distintos”, completa Fernández-Valdés. “Nos permite mostrarnos como proveedores de ficción de calidad”, remata Campos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información