Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Qué queda del franquismo?

Lo que queda, que es bastante, podemos enfocarlo en términos de visibilidad, así es muy evidente su pervivencia en el callejero de muchas ciudades y pueblos; y sin embargo quedan aún muchas víctimas del franquismo enterradas en las cunetas. También podríamos hablar de su presencia institucional; por ejemplo, si tenemos monarquía y no república es porque la derecha posfranquista la impuso como condición para firmar la Constitución. Pero la influencia más profunda y preocupante es la que puede subyacer en nuestra peculiar forma de entender la política y en algunas relaciones sociales. Así, creo que siguen presentes la falta de civismo o de cuidado por lo público, incluida la participación política; la exaltación del hegemonismo más o menos bipartidista, el clientelismo y sus corrupciones, y un autoritarismo disfrazado de “jerarquía” o “presidencialismo”, en diferentes organizaciones sociales o políticas. Aunque puede que una parte de lo anterior tenga raíces previas al franquismo.

Más información