Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los guardianes de la tecnología

La oscarizada actriz Patricia Arquette protagoniza ‘CSI: Cyber’

Patricia Arquette protagoniza 'CSI: Cyber'

Patricia Arquette no lo llama televisión, sino “teletransportación”. No es que haya entendido erróneamente el concepto de su nueva serie CSI: Cyber, que Fox estrena esta noche (22.20) en España, un spin off más de la famosa franquicia, ahora centrada en los crímenes cibernéticos. A sus 46 años, no se muestra demasiado ducha en tecnología, pero sabe perfectamente lo que es la televisión. Pero le llama “teletransportación”, porque lo que le gusta del medio es su inmediatez, el hecho de estar a la vez “en un apartamento en Dubái o en una chabola en México”. Le gusta su alcance. Y eso está por encima del Oscar a la mejor actriz de reparto que acaba de conseguir con Boyhood. O de la cacareada edad de oro que vive la televisión. “Deja que te cuente un poco cómo está la industria del cine. Ha cambiado mucho en la última década y son muchas las actrices que da igual lo increíbles que son; no llegan a final de mes haciendo cine”, afirma a las claras y peleona alguien que, como tantas otras intérpretes televisivas actuales, comenzó en el cine cuando era algo más variado, independiente e inteligente.

Su amor por la televisión, donde ha protagonizado primero la serie Médium y ahora CSI: Cyber, además de haber participado en otras ficciones como Boardwalk Empire, no se limita a la necesidad de pagar facturas. Hay algo más que le gusta en el medio y que va en consonancia con su habitual rebeldía. “Me gusta porque es básicamente gratis y para las masas”, afirma en su visión utópica de la tele. “Y quiero mostrar mi oposición al elitismo que tantas veces he notado contra este medio. He visto a muchos que no querían trabajar en televisión por problemas de ego, porque no va con su estatus. Yo, muy al contrario, le estoy muy agradecida”, recalca. Como dice, le viene de casta. Con cuatro generaciones de actores en su familia, sus orígenes artísticos le llegan de unos bisabuelos que se dedicaban al vodevil, tan popular entonces como la televisión ahora, recuerda la actriz.

“La televisión me gusta porque es gratis y para las masas”, dice la actriz

Eso sí, las tramas son algo diferentes. CSI: Cyber le ha descubierto a Arquette un mundo que nunca llegó a sospechar y que le hace desear la vuelta a los tiempos del lápiz y el papel. Como a casi todos, le sonaba la palabra hackear, había oído hablar de la piratería y de otros crímenes informáticos, pero su conocimiento se quedaba en la punta del iceberg comparado con lo que la serie muestra. “Hemos incorporado los ordenadores en nuestras vidas porque son muy convenientes, pero las cosas que pueden hacernos estos objetos a los que hemos invitado voluntariamente a casa son espeluznantes”, añade, más preocupada aún por sus dos hijos, Enzo y Harlow, y su vida en las redes sociales. “Se me hace extraño la cantidad de mentes brillantes que utilizan su conocimiento para hacer cosas terrible en la red”, indica.

Esta hippie fuera de época también disfruta de que CSI: Cyber no sea una serie más de policías que resuelven los casos a golpe de pistola. Inspirada en las experiencias de la ciberpsicóloga forense Mary Aiken, su división es conocida por seguir las pistas “de comportamiento” o, como les gusta decir, “el rastro de sangre que deja la mente” en estos crímenes donde los malos no son tan virtuales como parece. “El crimen del mañana” que está muy presente en la actualidad, como recuerda Anthony Zuiker, creador de esta popular historia en la que se ha convertido CSI a lo largo de sus 15 años de vida y que ha encontrado en el crimen cibernético razones para este nuevo spin off.

Zuiker era de los que estaba seguro de que Arquette iba a ganar el Oscar. Por eso la escogió para la serie. Porque es buena. “Sin duda una de las diez mejores actrices de nuestro tiempo”, se jacta el productor. Sus palabras quedan refrendadas por el resto del equipo. “Tengo claro que fue una de las principales razones que me atrajo del show”, admite James Van Der Beek, su compañero en CSI: Cyber tras haber coincidido con ella en Médium. “Ella es la que tiene la inteligencia emocional de la serie. El resto... Ahí estoy yo para tirar la puerta y ponerle las esposas al malo antes de que los dos le interroguemos”, resume su papel con humor.

Más información