Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telecinco se inspira en el Ejército

La cadena estrena hoy 'Los nuestros', la primera ficción española de temática militar

Hugo Silva y Blanca Suárez encarnan a dos 'boinas verdes' en Malí

Blanca Suárez y Hugo Silva protagonizan 'Los nuestros' en Telecinco. mediaset

Las dunas de Fuerteventura hacen las veces del desierto de Malí, que tres vehículos del Ejército de Tierra surcan en mitad de la noche. Y aunque el escenario sea simulado, fruto de las exigencias del rodaje, los coches que desfilan por la pantalla no son mero atrezo. Como tampoco lo es todo el material militar que aparece en Los nuestros, la nueva miniserie que Telecinco estrena este lunes. Protagonizada por Hugo Silva y Blanca Suárez, es la primera ficción española sobre el Ejército, que ha asesorado al equipo, cedido equipamiento e instalaciones para la grabación e incluso entrenado a los actores.

Los nuestros, con toda su fuerza militar, competirá con El ministerio del tiempo, que TVE estrenó el pasado martes y ahora pasa a la noche de los lunes, y con Casados a primera vista, la nueva apuesta de Antena 3.

En tres capítulos de 75 minutos cada uno, el Grupo de Operaciones Especiales (GOE) del Ejército de Tierra —los llamados boinas verdes, una unidad de élite que ha participado en misiones en Irak o Afganistán— se lanza a una operación secreta para rescatar a los hijos de un matrimonio español. Él ingeniero y ella, arquitecta en paro por la crisis, regresaban de unas vacaciones en Malí cuando, camino al aeropuerto desde Bamako, la capital del país, un grupo yihadista secuestra a los dos niños.

Hugo Silva interpreta a Alberto Sánchez, el capitán del operativo especial que vuela hacia Malí por orden del Gobierno. Un grupo de élite formado por 12 militares, en el que se cuela una única soldado: Isabel Santana (Blanca Suárez), la mejor tiradora con la que cuentan las tropas españolas y la mujer con la que el personaje de Silva ha engañado a su esposa.

“La historia de amor, o más bien de desamor, es secundaria, aunque está ahí”, explica Salvador Calvo, el director del proyecto, que repite formato y cadena tras encargarse de Hermanos. “Es un cruce de caminos entre la ficción y la actualidad. Y entre el drama humano de la familia y la historia militar del rescate”, aseguró el pasado jueves Manuel Villanueva, director general de contenidos de Mediaset, en la presentación de la miniserie. Tuvo lugar en un escenario inusual: el cuartel del Mando de Artillería Antiaérea. Ubicado en la carretera de Fuencarral, en Madrid, justo enfrente de la sede de Telecinco, los actores pasaron allí dos semanas como parte de su adiestramiento antes de empezar el rodaje, que les llevó a Fuerteventura, Madrid y Bamako.

Los actores recibieron adiestramiento en Madrid, Zaragoza y Alicante

Lecciones de protocolo, maniobras, manejo de vehículos, nociones sobre armas… “No queríamos aparecer saludando con la mano izquierda”, ejemplifica Teddy Villalba, productor ejecutivo de Boomerang TV. El entrenamiento de los actores no quedó ahí. Convivieron durante dos días con militares en el campo de maniobras de San Gregorio, en Zaragoza, el mayor de España, y durante otras 72 horas con efectivos de igual rango al que iban a interpretar en la sede de Mando de Operaciones Especiales, en Rabasa (Alicante).

“No fue un proceso duro, sino enriquecedor. Y eso que yo ni siquiera hice el servicio militar cuando me tocaba”, apuntó Hugo Silva, en la presentación de Los nuestros. “La serie nos da la oportunidad de mostrar nuestro trabajo a través de los actores”, aseguró el comandante Alfonso Blas.

Cinco soldados se unieron al rodaje de la miniserie, en la que participan también Tristán Ulloa, Laia Marull, Antonio Velázquez o Pedro Casablanc. Pero antes de llegar a la fase de la grabación, hubo que rehacer el guion para ajustarse a la realidad del trabajo militar. El teniente coronel que asesoró al equipo le devolvió un guion con un centenar de páginas más que el que le habían enviado, lleno de correcciones técnicas. Después, el Ejército facilitó vehículos, helicópteros, sistemas de comunicación, vestuario e instalaciones para grabar la serie. Con dos condiciones, explicó el comandante Alfonso Blas: “El coste cero para el Ejército y el rigor al retratar nuestro trabajo”. 

Más información