Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Australia ficha por Eurovisión

El país oceánico participará por primera -y probablemente única- vez en la próxima edición

Conchita Wurst, última ganadora de Eurovision Ampliar foto
Conchita Wurst, ganadora de la última edición de Eurovisión.

A pesar de que para muchos Eurovisión está de capa caída, hay países que mueren por participar y cuyo único impedimento es una razón tan azarosa como su ubicación geográfica: no pertenecen al área de Radiodifusión Europea, que incluye algunos territorios de Asia y África. Tal es el caso de Australia, que hasta ahora no había podido mandar nunca a un cantante en su representación. Pero la espera ha acabado. La televisión pública austríaca ORF, organizadora de la próxima edición que tendrá lugar en Viena, ha anunciado que el país oceánico debutará este año en el certamen. 

Eso sí, la medida es una excepción y se llevará a cabo por única vez en esta, la 60 edición del concurso, que se celebrará en el Wiener Stadthalle de la capital austríaca entre el 18 y el 23 de mayo de 2015. Sólo en el caso de que Australia ganara el concurso podrá volver al escenario de Eurovisión en 2016, aunque no podrá ser sede del certamen.

Los fans australianos han recibido la noticia con gran entusiasmo. A pesar de la distancia que separa al país con Europa, el concurso en esos lares es seguido por muchos telespectadores que lo han convertido en una especie de culto. "Estamos muy emocionados de contar con esta oportunidad histórica", ha declarado Michael Ebeid, director de la cadena SBS, que ha emitido el concurso en Australia durante los últimos 30 años. "Esteremos representados en el escenario más importante del mundo y en su 60 aniversario". Australia se convierte en el país número 39 en registrarse este año para participar en el festival.

"En las tres décadas que llevamos emitiendo el programa hemos visto cómo los australianos han ido acrecentando año a año su amor por el concurso", ha agregado Ebeid, que ha adelantado que aún no se ha elegido al cantante que representará por primera (y tal  vez única) vez a la isla. De hecho, cuentan con el mismo procedimiento que los demás participantes para nominar a su candidato y tienen plazo hasta el próximo 16 de marzo. Los australianos ya hacen apuestas y las sugerencias van desde Kylie Minogue hasta la veterana banda de rock AC/DC.

"Con la participación de Australia hemos logrado, junto a nuestros socios, la UER y la televisión australiana SBS, elevar el festival a un nivel nuevo y global, y tender un puente más", ha dicho el director general de la ORF, Alexander Wrabetz, en un comunicado. En tanto, para el director de la Unión Europea de Radiodifusión (UER), Jon Ola Sand, se trata de "un paso valiente e increíblemente emocionante".

No sólo para europeos

El nombre del certamen y la mayoría de los países que históricamente han participado en Eurovisión han llevado siempre a relacionar el concurso con la música europea. Sin embargo, la situación geográfica no es un requisito ineludible para formar parte del festival. Sí lo ha sido, hasta ahora, ser miembro activo de la Unión Europea de Radiodifusión (UER).

Los países aptos para participar, entonces, habían sido hasta este año los que están dentro del Área de Radiodifusión Europea o los que pertenecen al Consejo de Europa y hayan solicitado su acceso en la UER y cumplan con todas las condiciones para convertirse en miembros activos.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones sí define el Área de Radiodifusión Europea con límites geográficos, pero no la restringe al territorio europeo, sino que incluye territorios pertenecientes a África y Asia.

Su definición explica que "incluye la parte norte de Arabia Saudita y la parte de los países que bordean con el mediterráneo dentro de estos límites. Adicionalmente, Irak, Jordania y la parte del territorio de la República Árabe Siria, Turquía y Ucrania situada fuera de los límites indicados, están incluidos en el Área de Radiodifusión Europea".

De esta forma, Israel se convirtió en el primer país no europeo en participar en el concurso, cuando ingresó en 1973. Desde ese año, no ha dejado de competir. En 1980 se unió Marruecos, seguido por Chipre, en el 81. Armenia participa desde 2006, Georgia desde 2007 y Azerbaiyán desde 2008.

Australia, sin embargo, se convierte en el primer país literalmente en las antípodas de Europa en sumarse a las filas de Eurovisión.

Más información