Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajadores de TVE denuncian la creación de una redacción paralela

La cadena pública contrata a 11 periodistas ante el "denso año electoral"

El plató de los informativos de TVE, durante las elecciones de 2011.
El plató de los informativos de TVE, durante las elecciones de 2011.

La contratación de 11 periodistas por la vía de urgencia para los informativos de TVE ha generado una oleada de protestas en la televisión pública. Trabajadores y sindicatos hablan ya de una “redacción paralela en Torrespaña”, es decir, la sustitución de informadores de Torrespaña por contratados de fuera de la casa. Este modelo se implantó con notable éxito en Telemadrid, de donde procede el actual presidente de RTVE, José Antonio Sánchez.

De los 11 contratados —varios de ellos procedentes de Intereconomía, una televisión de escasa relevancia y marcada por su ideología derechista— siete son interinos y cuatro eventuales, según anunció este domingo TVE. Al menos dos se incorporarán al Telediario matinal y el resto se repartirán entre las distintas secciones. Su incorporación lleva el sello de urgente porque, según la empresa, el proceso se ha tenido que agilizar “al convocarse con escaso margen de tiempo las elecciones andaluzas”. En el caso del Telediario matinal, la dirección de informativos valora que trabajar en este noticiero implica un horario de madrugada voluntario “y al que no se puede obligar a personal fijo”.

De los contratados, siete son interinos y cuatro eventuales

Los sindicatos se quejan de que el plan para ampliar la plantilla no ha sido consultado con el Comité de Empresa. Además, estas contrataciones podrían también ir en contra de los dictámenes del Tribunal de Cuentas. TVE justifica el “refuerzo” de los informativos ante el “denso año electoral”, con cinco citas ante las urnas, “dos de ellas no previstas, las de Andalucía y Cataluña”. Estos comicios requerirán, sostiene la cadena, “un esfuerzo importante de la sección de nacional, que tendrá que ser reforzada por otras secciones, lo que provocará disfunciones en una redacción ya muy ajustada, como se ha visto en las pasadas Navidades, con importantes problemas para cubrir los informativos diarios”. Sin embargo, el año pasado hubo importantes acontecimientos —desde las elecciones europeas a la proclamación de Felipe VI— y no hubo contrataciones, como señala el presidente del Consejo de Informativos, Alejandro Caballero. Para UGT, se trata de “sustituir la voz de nuestros profesionales por voceros del Gobierno”.

De las 11 nuevas incorporaciones, TVE afirma que cuatro proceden del banco de datos, una especie de bolsa de trabajo en la que figuran más de 1.000 periodistas que en algún momento han tenido relación laboral con el grupo estatal. Para justificar el resto de las llegadas, la empresa sostiene que se trata de periodistas con una acreditada trayectoria y con contrastada experiencia.

Los profesionales de la pública señalan la contradicción que supone el hecho de que este aterrizaje en Torrespaña se produzca después de que varios profesionales adscritos de los telediarios han sido trasladados a otros programas, como Agrosfera o En lengua de signos. “Así, el nuevo equipo ha tenido la oportunidad de ir creando una redacción a su imagen y semejanza”, afirma un veterano redactor de TVE.

Los periodistas de TVE celebraron una asamblea en la que expresaron su “inquietud e indignación”

Tras conocer los planes de la dirección, los periodistas de Torrespaña celebraron este domingo una asamblea en la que expresaron su “inquietud e indignación”. Para Caballero, esta operación se traduce en la creación “sin disimulo de una redacción paralela. Es algo que no vamos a dejar que ocurra. Queremos una televisión independiente y plural”. La empresa defiende que las interinidades son una fórmula laboral para reemplazar mediante contrataciones a personal actualmente en cargos de responsabilidad. Y añade que los contratos son temporales y cumplen la legislación laboral y la ley de presupuestos.

En el centro territorial Andalucía, donde llegan dos nuevos interinos —que tampoco figuran entre el centenar de fichados en el banco de datos—, los trabajadores han solicitado que se suspendan las incorporaciones, ya que en términos de optimización de recursos “no tiene lógica”. Uno de ellos viene a suplir una excedencia que estaba sin cubrir desde hace 10 años, como aseguran los sindicatos.

Más información