Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“TVE castiga la independencia”

La cadena obliga a Asun Gómez Bueno a abandonar la presidencia del Comité de Informativos de la UER

Asun Gómez Bueno responde a una entrevista en la entrega de los HOT BIRD TV Awards 2011.
Asun Gómez Bueno responde a una entrevista en la entrega de los HOT BIRD TV Awards 2011.

Televisión Española (TVE) ocupaba desde 2011 un cargo de máxima relevancia en la Unión Europea de Radiodifusión (UER), el organismo con sede en Ginebra que reúne a las televisiones públicas del continente. Asun Gómez Bueno presidía su Comité de Informativos. Hasta el pasado viernes. La corporación estatal le comunicó ese día que dejaba el puesto porque RTVE quería que una persona “más cercana” al equipo de su actual presidente, José Antonio Sánchez, desempeñase esa tarea. Pero al tratarse de un puesto elegido por los miembros de la UER, la televisión española no ha tenido opción de colocar a otro candidato. Simplemente, ha perdido la plaza. “Lo importante es que han preferido quedarse sin la presidencia, que es un cargo de prestigio”, dice Gómez Bueno. “Yo soy independiente; no soy afín a ningún partido, y la independencia está castigada”, añade.

Para justificar el cese, TVE asegura que la dirección de Informativos le ha encargado “otras ocupaciones que son incompatibles con la responsabilidad que ostentaba en la UER”. Un argumento bastante débil toda vez que la periodista, con una larga trayectoria en la corporación, ha sido enviada “como mero soldado” al área de intercambio de noticias de Eurovisión, donde empezó hace 25 años. “Vuelvo a la casilla de salida”, apunta.

RTVE sostiene que su nuevo destino es “incompatible” con el cargo europeo

Gómez Bueno, sin embargo, ha compatibilizado el cargo de alto nivel en la UER con la dirección del Canal 24 Horas sin que RTVE observase incompatibilidad alguna entre ambas funciones. En 2011, cuando se hallaba al frente de esa emisora todo noticias, fue elegida por 73 miembros de la UER presidenta del Comité de Informativos —antes había sido vicepresidenta de este organismo y presidenta de su subcomité editorial—, imponiéndose a la candidata de la cadena pública británica (BBC). En 2013, fue reelegida por unanimidad y su segundo mandato no expiraba hasta noviembre próximo. Pero RTVE ha decidido acortarlo. “Me ha costado mucho. He ido subiendo poco a poco, pero más allá del plano personal está el institucional. He dado conferencias por toda Europa con la etiqueta de TVE”, sostiene la periodista, que insiste en que no es un cargo político, sino profesional. Prueba de su solvencia es el Premio a la Excelencia que logró en 2009 por su contribución a la diversidad y calidad de los intercambios de noticias.

En los últimos días se han sucedido reacciones de protesta —tanto de profesionales de TVE como en el seno de la entidad paneuropea— por la salida de la informadora española. Unos y otros consideran que representaba a todos los miembros de la UER y su compromiso era permanecer hasta el final del mandato. Además de expresar su sorpresa, el comité de noticias del organismo internacional mantiene que la destitución supone “una falta de respeto a la institución” y ha pedido a RTVE que reconsidere su decisión. La cadena española esgrime otro motivo para el cese: que Gómez Bueno no forma parte del equipo directivo en la compañía. Fuentes de la UER replican que sus estatutos no especifican en ningún punto que para ocupar dicho cargo sea preciso pertenecer al organigrama de la cadena a la que representa.