Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Los medios ignoran a los ciudadanos porque no son noticia”

El presentador publica un libro sobre los colectivos que luchan contra la crisis

El gran Wyoming en la presentacióm de su nuevo libro 'No estamos solos'.
El gran Wyoming en la presentacióm de su nuevo libro 'No estamos solos'.

No puede evitarlo: el humor le sale solo. Incluso cuando habla de cosas serias, El Gran Wyoming (Madrid, 1955) carga sus comentarios con la ironía y la sátira que le caracterizan. Hace ahora un año, publicó su libro, No estamos locos (Planeta), especie de manual de autoayuda para demostrar a los ciudadanos que no solo son ellos quienes sienten que las cosas cada vez van a peor.

“Vamos subiendo el listón de tolerancia para vivir porque, si no, esto sería insoportable”, asegura José Miguel Monzón, presentador de televisión, humorista y médico, que tiene un particular concepto de los recortes: “Son extracciones de nuestro patrimonio”. En este segundo libro, No estamos solos, que ahora publica la misma editorial y próximamente verá la luz también como documental, Wyoming ha querido dar voz a quienes tienen proyectos reales para intentar cambiar las cosas;  “ciudadanos que tratan de paliar el mal” como les define.

En este grupo figura Podemos, apunta. “Probablemente sea el colectivo que más ha influido en la política en toda la democracia, porque han conseguido que haya un cambio radical en las posturas de los partidos que ya se están desdiciendo de muchas cosas”. Wyoming se muestra muy crítico con la forma en que los medios de comunicación tratan al nuevo partido: “Le dan muchísima caña y yo creo que debería merecer el mismo respeto que el resto. Ojalá le hicieran a Esperanza Aguirre una entrevista como las que se le hacen a Pablo Iglesias”.

No es el único pecado que aprecia en la prensa. El comunicador cree que “los medios ignoran a los ciudadanos porque no son noticia”. “Que España gane el Mundial de Fútbol sí es noticia, pero que seamos la primera nación del mundo en calidad y cantidad de trasplantes por lo visto no lo es”. Wyoming piensa que la prensa no es independiente y ello repercute en sus contenidos informativos.

Aun así, asegura que tiene mucha suerte de trabajar en un pequeño reducto: “Hacemos lo que nos da la gana, en el sentido de que somos críticos y podemos incluso entrar en contradicción con el propio medio al que pertenecemos, pero esto es un islote”. Ese islote es El intermedio que lleva ya ocho años en La Sexta tratando de dar una vuelta de tuerca a la información diaria. “Somos una especie de Barrio Sésamo para la ciudadanía, porque contamos las cosas para que lo entendamos también nosotros, que muchas veces no tenemos ni puta idea”.

Otro motivo que acrecienta su indignación son las ruedas de prensa sin preguntas: “No ocurre en ningún otro país. El plasma de Rajoy es algo que convierte a los periodistas en vehículos de propaganda de un partido en vez de en vehículos de información; es algo totalmente inasumible”.

Floriano y Cospedal dan mucho juego pero lo consiguen sin querer

Situaciones como estas son usadas en El intermedio para ironizar y convertir su programa en algo más que un espacio informativo. Hay políticos que le ponen fácil los chistes. “Carlos Floriano [vicesecretario general de Organización del PP] es uno de los que más juego nos da. También María Dolores de Cospedal [secretaria general popular] da mucho, pero ellos lo consiguen sin querer, por el papelón que les ha tocado cumplir”, dice. Como en el momento en que tuvieron que dar explicaciones por los SMS que Mariano Rajoy remitió a Luis Bárcenas. “Cuando les toca defender eso, tienen que volverse locos”.

A Wyoming le cuesta no hablar de la actualidad política mientras se le pregunta por su libro, pero lo intenta y a veces lo consigue. Confiesa que una de las personas que más le sorprendió de su libro, por el que desfilan desde los yayoflautas hasta médicos indignados, pasando por la peculiar Solfónica —una banda de música que ameniza manifestaciones y protestas—, fue Ada Colau, portavoz de Guanyem Barcelona. “Es una mujer que enseguida te das cuenta de que tiene una verdad y de que lo que relata es de una coherencia absoluta”, asevera el presentador.

En cuanto a lo que le gusta ver en televisión, responde: “Porno no se puede decir, veamos... Los que hacen televisión nunca piensan en mí, esa es la verdad, nunca me han llamado y me han dicho ‘Wyoming, ¿qué te gustaría ver?’ Hacen justamente la televisión que a mí no me gusta”.