Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘El intermedio’ eclipsa al TD-2

El Gran Wyoming saca una ventaja de hasta 600.000 espectadores a Ana Blanco

‘El intermedio’ eclipsa al TD-2

No es un telediario al uso ni aspira a competir con los grandes informativos, pero cada noche dos millones y medio de personas sintonizan El intermedio. Las noticias, eso sí, no son asépticas. Siempre se aderezan con una mirada sarcástica y un toque de humor. “Ponemos el foco en las cosas que nos interesan y en lo que creemos que le interesa a la gente”, dice su director, Miguel Sánchez Romero, que lleva los mandos de un programa que “no tiene pretensión de ser un informativo pero sí de ser rigurosos periodísticamente”.

Aunque el formato tiene sus licencias: “No tenemos que contar todas las noticias del día. Podemos poner el foco en un tema y profundizar en él. Nuestra escaleta no tiene que cubrir 20 noticias de las que, a veces, 10 son sucesos. En la profesión periodística existe la obligación de contar aquello que es interesante, no lo que da audiencia. De lo contrario, los informativos terminarían siendo programas de variedades”.

Uno de sus empeños es destapar todo aquello que, desde la política o la economía, va dirigido a “apalear al ciudadano”. El otro es más complejo. “Desde nuestra humilde visión señalamos aquello que pasa por información y no lo es: opiniones disparatadas que son vistas en programas serios, manipulación envuelta en las tertulias del TDT party”, explica Sánchez Romero. El cambio en la propiedad de La Sexta (desde hace un año en la órbita de Atresmedia) no impide las ácidas críticas contra el Gobierno del PP. Para quienes opinan que el programa era más benevolente con el PSOE, replica: “No podría hacer un programa de derechas”.

“No podría hacer un programa de derechas”, dice el director del formato

En sus ocho años de vida El intermedio ha ido ganando adeptos y hoy tiene más seguidores que los telediarios estelares de Antena 3 o de TVE. El Gran Wyoming, de profesión showman, le gana la partida a renombrados periodistas como Matías Prats y Ana Blanco. De momento solo se le resiste Pedro Piqueras. Aunque conviene tener en cuenta que el consumo televisivo aumenta en la franja de El intermedio.

Pese a todo, el noticiero alternativo de La Sexta le saca una ventaja al telediario de la televisión pública que en algunas jornadas ronda los 600.000 espectadores. En lo que va de marzo empatan a cuota de pantalla (11,8%), pero El intermedio gana en televidentes (2.403.000 frente a 2.188.00) al TD-1. Y eso que en marzo, el informativo que presenta Blanco se difundió en dos jornadas durante el descanso de sendos partidos de la Liga de Campeones, un fenómeno que disparó su audiencia por encima de los cuatro millones.

Producido por Globomedia (Águila Roja, El barco, B&B, Zapeando) El intermedio es obra de 45 personas (entre ellas 10 redactores y 14 guionistas). Con esta pequeña plantilla pelea contra el coloso de la televisión pública y los 720 profesionales (la mitad en Torrespaña y la otra mitad en los centros territoriales) que tiene a sus órdenes Julio Somoano, director de los Servicios Informativos de TVE. “El equipo de guionistas es como una alineación de fútbol, en la que hay delanteros, defensas, centrocampistas... Son personas que para hacer un chiste se tienen que leer tres editoriales de periódicos”, afirma Sánchez Romero.

También están atentos a lo que cuentan las televisiones. Aunque ahora 13TV, el canal en cuyo accionariado participa la Conferencia Episcopal, les ha prohibido usar sus imágenes. Esta emisora entiende que el festival de parodias no tiene otro fin que “desacreditar a los profesionales que trabajan en 13TV y su línea editorial”. Y se queja de que Globomedia saca un provecho comercial mediante la denigración de sus trabajadores y la distorsión de la imagen de la emisora de los obispos.

No es la primera vez que El intermedio es inscrito en la lista negra. También Telecinco le prohibió usar sus vídeos. En el caso de 13TV, el responsable del formato asegura que “manipular a la sociedad es algo muy poco compatible con el catolicismo”. “No son frikis marginales. Hacen programas por cuyos platós pasar cargos muy significados del Gobierno. Tienen poca audiencia pero parece que marcan la agenda de los derechos de los españoles”. Esos mismos contertulios, habituales en los formatos de debate político, han tomado ahora como diana a Wyoming, al que acusan de ser un busto parlante: “Con una de sus neuronas se puede hacer el cerebro de muchos tertulianos del TDT party y, además, su sistema inmunológico”, subraya.

Los informativos estelares

‘El intermedio’ eclipsa al TD-2

Telecinco. Pedro Piqueras conduce el informativo más visto de la televisión, con una media de 2.925.000 espectadores (16,9%) en lo que va de marzo. Aunque ha habido jornadas en las que se ha acercado a los tres millones y medio. Se beneficia de la excelente herencia que le deja su predecesor en la parrilla: el concurso Pasapalabra.

TVE. El telediario que presenta Ana Blanco en La 1 ha obtenido en marzo una media de audiencia de 2.188.000 espectadores (11,8%) de cuota. Durante las jornadas de Liga de Campeones llega a 4,7 millones. La televisión pública tiende a elevar estas cifras, ya que computa también los seguidores del Telediario 2 en el Canal 24 Horas.

Antena 3. El noticiero que conduce Matías Prats registra una media de 1.881.000 espectadores (11,3%). La cadena remonta con El hormiguero, cuya franja horaria coincide con la de El intermedio. El espacio de Pablo Motos consigue una media de 2.541.0000 (12,3%) frente a los 2.403.000 (12,3%) de su eterno rival.

 

Más información