Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los peces y 'Animaliyos' de Juan Zamora

Dibujos, fotografías y vídeos dan forma a su exposición 'Ichthys' en la galería Ángeles Baños, en Badajoz

El miércoles 5 de febrero en la sala Cuarta Pared se estrena 'Günter, un destripador en Viena' con su escenografía

Los peces y 'Animaliyos' de Juan Zamora

Conocimos su obra en el año 2009 en la galería Moriaty con la exposición titulada Cuando aire y nubes en la que sus dibujos de estética infantil recreaban escenas inocentes y a la vez perversas (en 2001 volvió a la galería con Replay). El año pasado la sombra de un buitre gigante sobrevoló la plaza de del museo Artium en Vitoria. Se tituló The vulture shadow e inauguró el programa Mutandis mutandi del museo.

El autor de esto es Juan Zamora (Madrid, 1982) y hemos hablado con él a raíz de su actual exposición en la galería Ángeles Baños, en Badajoz. Le pedimos que se presente y nos cuenta que nació "en el año del estreno de Dark Cristal y Naranjito. Mi padre es futbolista y abogado, mi madre costurera, mi hermano se examina esta semana del MIR para ser psiquiatra, y yo vivo de mi creatividad".

“Soy artista porque decidí no dejar nunca de mirar como un niño”.

Estudió Bellas Artes en el CES Felipe II de Aranjuez y un Máster de Arte Contemporáneo en la Universidad Europea, donde trabajó del 2008 al 2011. También fue profesor en la Long Island University de Brooklyn durante el 2012 a la vez que disfrutaba de una residencia artística en The International Studio & Curatorial Program (ISCP). "Cinco años entre las dos. Para mí, dar clase de arte entra en la categoría de lo místico… No podría explicar esa sensación de comunión a la que se llega en un grupo cuando se comparten honestamente experiencias y conocimientos… Te hace crecer como ser humano, sentirte en el mundo. Para mí arte y educación son lo mismo: herramientas de comunicación que te permiten evolucionar y preguntar sobre lo que te rodea. Y creo que el problema de nuestra educación es que nos forman para ser medios y no personas, y parte del trabajo del educador debe ser darle la vuelta a esa ecuación. Ahora mismo no trabajo como profesor en la Universidad, pero doy talleres, cursos, etc. Por ejemplo, el año pasado impartí un curso en el Instituto Cervantes de Pekín. Me estoy dando un tiempo para centrarme en el trabajo artístico y viajar, después volveré a dar clase porque me apasiona y lo necesito para crecer".

De Pekín a Badajoz

El año pasado lo pasó en Pekín, trabajando como director creativo para una empresa cultural china y mientras, de forma paralela, desarrollaba otros proyectos artísticos. Como el que ha dado lugar a la presente exposición, Ichthys. "Es uno de los proyectos que he desarrollado en China durante el 2013, que parte de mi inmediata experiencia como director creativo y, sobre todo, como ser vivo que necesita oxígeno y dinero para vivir. Para ello utilizo un pez tipo goldfish como “animaliyo” a través del cual cuestionar muchas cosas… Todo esto en conversación con Óscar Alonso Molina, amigo y comisario de la exposición. La pieza principal es el vídeo de una escultura (un niño chino rezando cuyo visible cerebro es una pecera de cristal donde habita un goldfish vivo de verdad) expuesta actualmente en ARTSANYA2013 en China. Se trata de un proyecto muy visceral, donde toco temas sobre todo religiosos….".

Uno de los efectos de su estancia en China es un tatuaje que recorre su antebrazo con letras chinas. "Fue una pieza que tuvo mucha repercusión en los medios, cuando ni siquiera la pensé como pieza… y marca un antes y un después en mi trabajo, empezando a hacer vida desde el arte y no al revés. La historia es que llevaba seis meses viviendo en Pekín y el cielo siempre era una masa gris blanquecina que no te dejaba ver ni respirar. Pero un día, después de un diluvio nocturno, el cielo amaneció azul. La gente, ya sin mascarilla, sonreía de felicidad por la calle… Fue maravilloso. Y para quedarme con la certeza de que el cielo era de verdad azul y no lo estaba soñando, fui a ver a un tatuador llamado Chen Gong para pedirle que me tatuase 天空是藍色的 (el cielo es azul ) en el antebrazo. Le gustó tanto la idea que llamó a varias agencias de comunicación para que cubriesen la noticia. EL resultado fue que al día siguiente mi tatuaje era noticia en los periódicos chinos… pero sin duda lo mejor era subir al metro y ver la reacción de la gente al leer mi tatuaje… allí, entre las miradas de complicidad, la pieza cobraba sentido".

'Skill-head'. Dibujo sobre papel.14 x 19 cm. Galería Moriarty. 2010.
'Skill-head'. Dibujo sobre papel.14 x 19 cm. Galería Moriarty. 2010.

Movimiento, música y 'Animaliyos'

En la obra de Zamora hay movimiento, la vida, pero también se repite la aparición de la muerte, la quietud. "Lo 'animal' implica tener ánima y moverse, los dos conceptos básicos en mi trabajo; una investigación sobre qué es "lo vivo"...sobre qué es lo que hace que las cosas se muevan y porqué.... estudiar lo muerto, como opuesto, es necesario". Su trabajo se basa en la animación en su concepción más amplia: "intento dotar de ánima a objetos que la han perdido o que nunca la tuvieron, ya sea un dibujo, un animal, una persona, un lugar, un contexto, una cosa o una idea… y para ello utilizo cualquier medio a mi alcance". Y parte importante de su obra son sus Animaliyos. "Son unos seres creados para hablar de cosas que me preocupan. Tienen como base el dibujo animado, y desde ahí se han ido expandiendo hacia nuevos territorios… Hasta que ya casi les he perdido la pista, jaja. Es un proyecto que inicié en el 2006 y que sigue creciendo. Hasta el día de hoy el proyecto se estructura en seis capítulos (como si de una teleserie se tratase), cada uno compuesto por varias piezas realizadas bajo conceptos y contextos específicos. A ellos les debo mis viajes por el mundo, y les estaré siempre agradecido".

Cuándo le preguntamos sobre sus referentes artísticos nos enumera una lista de diez: Su Yu-Hsien, Francis Alÿs, San Francisco de Asis, Stephen Hawking, Douglas Gordon, Jim Henson, Akram Zaatari, Giorgos Lanthimos, Spize Jones y Kemang Wa Lehulere, los mismos que cuando nos interesamos sobre sus preferencias musicales: Metronomy, Alva noto, Xiu Xiu, Thomas Binkley, Guillaume Machaut, Sigur Rós, The Album Leaf, Rioji Ikeda, Antón García Abril, la música Shaolin… Y sabemos que la música es muy importante para él porque en paralelo a su faceta de artista plástico desarrolla la de músico con Eneybo: "Es un 'lugar' en el que juego a hacer música, a veces solo y a veces acompañado. Ahí ya he jugado junto a Santiago Talavera, Javier Fresneda, Fernando Epelde (Amoiré), Su Yu-Hsien o Hout Kim. Actualmente lo hago con Laura Mª Palacios con una melódica y un contrabajo".

Proyectos de futuro

Las intervenciones artísticas se han visto e instalado en espacios públicos de ciudades como Nueva York, Copenhague o Medellín además de el Centro Andaluz de arte Contemporáneo. CAAC, en Sevilla, en el Domus Artium de Salamanca o en la madrileña Fundación ICO, en la feria ARCO y en exposiciones, individuales o colectivas, en Holanda, Pekin, Atenas, Bruselas, Nueva York o México. Con tantos kilómetros y experiencias en su currículo la pregunta es inevitable ¿Cómo ves el mundo del arte en España?: "La verdad es que no lo veo. No hay estructura, y a los artistas que se les impulsa, después se les deja caer. Y no creo que haya que buscar nuevas formulas si con ellas se obtiene el mismo resultado… sino inventarse un nuevo camino que nos lleve a un lugar mejor. También creo que del arte viven todos los agentes artísticos menos el artista, sin el cual paradójicamente no existiría ninguno. Tampoco creo que en otros lugares el paradigma sea muy distinto… en fin, yo por mi parte decido trabajar solo con gente honesta en la que realmente confío y donde existe un respeto mutuo".

'The vulture shadow' de Juan Zamora. 2013.

En su futuro más inmediato hay una colaboración teatral con María Velasco. El próximo miércoles 5 de febrero se estrena en la madrileña sala Cuarta Pared la obra Günter, un destripador en Viena y Zamora se encarga de la escenografía: "Estoy encantado de volver a trabajar con María Velasco, dramaturga que admiro muchísimo y con la que ya colaboré en la obra Lorca al vacío. Ahora estoy creando la escenografía de su obra Günter, un destripador en Viena. Para mí el teatro es un reto maravilloso…. una oportunidad de ver como una instalación cobra vida". Y un poco más adelante se embarca en un proyecto nuevo con la galerista Marta Moriatry: “Estoy muy ilusionado porque vuelvo a trabajar con ella en su nuevo proyecto Slowtrack, junto a Amaia de Meñaka e Inés Muñoz Cano. A través de Slowtrack disfrutaré de una residencia artística en la Nirox Foundation de Johannesburgo, para después exponer en Madrid a principios de la temporada que viene. También me esperan proyectos en Holanda, China y Camboya, por ahora. Sé que no es momento de estarse quieto, y no lo haré".

Dónde y cuándo

Badajoz. Galería Ángeles Baños. Plaza de los Alféreces, 11. Exposición Ichthys hasta el 3 de marzo. De lunes a viernes, de 17.30 a 21.00; sábados, de 11.00 a 14.00.

Más información