ENTREVISTA | ANDREU BUENAFUENTE

“Somos payasos en la medianoche”

Andreu Buenafuente regresa a laSexta con 'En el aire', programa nocturno de humor El presentador sigue fiel a un estilo "casi terapéutico", con un equipo "conjurado para divertir"

El presentador Andreu Buenafuente.
El presentador Andreu Buenafuente.ROBERTO GARVER

Regresa Andreu Buenafuente. El presentador y periodista, tarraconense de Reus (1965), prueba otra vez con un programa nocturno de humor y entretenimiento, En el aire, que se emitirá en laSexta de lunes a jueves desde las 00.15 "hasta que el cuerpo aguante" —dice— o sea, una hora y cuarto más o menos. Hace año y medio, Buenafuente dijo adiós antes de tiempo en Antena 3 por la poca audiencia de su anterior aventura televisiva. Su nueva ilusión es un late night producido por El Terrat y dirigido por Marc Amorós para una cadena en la que estuvo cuatro temporadas.

A partir del lunes, en directo y desde Barcelona le acompañarán en antena caras conocidas, como Berto Romero, y otras nuevas: Jorge Ponce, al que definió ayer en la presentación como "un jugador de Estudiantes retirado"; la actriz Belén Cuesta y un tuitero para recoger el sentir de la audiencia, Bob Pop.

Pregunta. ¿Qué va a aportar En el aire?

Respuesta. El parón me ha permitido evolucionar más que otras veces, que iba encabalgando una temporada tras otra. También me ha servido para ser otra vez un espectador normal, ver los programas sin querer mejorar nada, diciéndome 'chico, cállate y disfrútalo'. En el aire va a ser un homenaje formal, con cariño, a la radio, un medio al que la televisión siempre ha tratado como a una hermana menor. Yo la considero mi madre porque me formé en la SER, así que el programa es para mí un retorno a todo eso, incluso hemos reconstruido una cabina radiofónica antigua. La radio lo inventó todo hace muchos años.

P. ¿En qué más ha ocupado su tiempo?

Vuelvo con un homenaje a la radio; la considero mi madre

R. También he estado preparando un documental que se verá en 2014. Se llama El culo del mundo. Es un viaje al corazón de la comedia, en el que buceo en mis orígenes y en el de mis compañeros de profesión para explicar qué demonios tiene esto que es tan adictivo. El título viene de un espectador argentino que me mandó un mail que decía, 'le escribo desde el culo del mundo'. Y me fui a conocerle. Ahí lo empecé.

P. Al programa se incorporan Álex O' Dogherty, que cantará una vez por semana, el chef vasco David de Jorge, el experto en tecnologías Pau García Milà ("el Bill Gates de Barcelona"). Pero su pareja de baile sigue siendo Berto, ¿no se cansan el uno del otro?

R. ¡Qué va!. Aunque ya parecemos como Walter Matthau y Jack Lemmon, pero en latinos. Ahora, somos una pareja abierta, eh.

P. ¿Es difícil hacer humor tal y como está el país?

R. Yo es que trabajo un género agradecido, casi terapéutico. Me centro más en la realidad que en la actualidad, sin la política, que tiene una rebaba agria. Mira, por mal que están las cosas, la gente me paraba por la calle y me decía 'Buenafuente, dame de reír, échame de reír'. Es verdad que el día a día está muy crudo y que este país se ha puesto muy vertical, como me decía anteayer una escaladora. Solo somos unos payasos que aparecen en la medianoche, que tienen buen rollo entre ellos, y eso se nota, y que se han conjurado para divertir. El mejor elogio que han dicho a mis programas es: 'Parecéis mis amigos cuando vamos a jugar al fútbol sala'. Vamos a ser un relax de píxeles para que la gente se vaya contenta a dormir.

P. Pero a la hora que empieza En el aire hay ya mucha gente en la cama.

La gente me para por la calle y me dice: 'Échame de reír, dame de reír'

R. Sé que es tarde pero es que a mí siempre me ha gustado mucho la comunicación de madrugada. Es cuando estás con las defensas bajas, tienes la tolerancia más alta y a esas horas llegas más al corazón de la gente.

P. Buenafuente está en el Colegio de Periodistas de Cataluña, tiene tres premios Ondas, ha sido productor y director de programas... ¿Cómo ve este oficio?

R. Yo soy un usuario del periodismo más que un profesional del periodismo. Yo creo que el corazón del oficio está sano. Ese corazón es una chavala que me encontré anteayer en una sala de espera y que me dijo que iba a hacer una entrevista: 'Soy periodista, es mi primera vez'. Chico, parecía una escena de película. Le pregunté cómo estaba y respondió: 'Muy ilusionada y contenta'. Esa es la esperanza. Pero la responsabilidad de que el periodismo viva está en los editores, en la industria.

P. Entre las nuevas secciones está El botón rojo.

R. Hay un botón en el centro de la mesa. Cuando alguien del equipo lo pulse, podrá tomar los mandos del programa y ocurrirá cualquier cosa... También vamos a contar con el público, que nos dará contenidos para improvisar.

P. Mucho Twitter, con Bob Pop como "tuitero de guardia".

R. Es un fenómeno consolidado que la gente ve la tele mientras escribe en el iPhone. Me gusta ser actual, estamos en una época muy cambiante y acelerada en la comunicación y hay que estar atentos. Con Twitter [tiene 1,5 millones de seguidores] hay que aplicar el sentido común y darle la importancia que tiene porque a veces veo demasiados incendios y sobreactuaciones. Ni lo ignoro ni lo magnífico.

P. Dice que es "actual" pero ahora que se lleva la barba usted se la ha quitado.

R. Siempre tengo la sensación de que estoy fuera de moda, ojo, no pasado de moda, eh. El otro día me dijo un estilista de relumbrón que hay que dejar que salga la barba y no hacerse nada. Pero es que él tenía una barba que parecía un secuestrador. Entonces le pregunté '¿esto está de moda?'. Y le dije, chico, por lo menos córtate la parte de abajo que te vas a cargar el cuello de la camisa. Hay que intentar no estar pasado pero llevar tu estilo.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Sobre la firma

Manuel Morales

Periodista de la sección de Cultura, está especializado en información sobre fotografía, historia y lengua española. Antes trabajó en la cadena SER, Efe y el gabinete de prensa del CSIC. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y máster de Periodismo de EL PAÍS, en el que fue profesor entre 2007 y 2014.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS