Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La BBC cierra su proyecto digital DMI

La cadena pública admite haber "malgastado" 115 millones de euros en el programa, desde 2008

La cadena pública británica BBC anunció ayer el fin de un ambicioso proyecto digital tras admitir que ha “malgastado”, desde 2008, casi 115 millones de euros del contribuyente de Reino Unido. La llamada Digital Media Initiative (DMI) pretendía crear un sistema de producción digital vinculado al extenso archivo de radio y televisión de la BBC. Un proyecto que “no debe continuar”, zanjó la semana pasada el director general de la cadena, Tony Hall. “Me preocupa mucho la manera en que hemos gestionado este proyecto y el desarrollo del proceso de revisión que se ha puesto en marcha para averiguar qué falló y qué conclusiones podemos extraer”, declaró el directivo.

 Hall asumió el pasado 2 de abril el cargo de director general de la BBC con el objetivo, según dijo, de restaurar la reputación de la cadena pública tras una serie de escándalos internos y en medio de una disputa laboral con la plantilla. El director general reconoce ahora que iniciativas tan “ambiciosas” como DMI siempre conllevan “el riesgo de que fracasen”; lo que no significa “que no se deban intentar”, si bien es necesario mantener “un control más estricto”.

El fin de este proyecto ha llevado a la BBC a suspender de empleo mientras dure la investigación al responsable de tecnología de la cadena, John Linwood, quien, no obstante, mantendrá su salario de 326.700 euros. El miembro del Consejo de Administración de la cadena Anthony Fry lamentó el hecho de que DMI “había generado pocos o ningún activos” para la corporación.