Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El banquete del caníbal

Hannibal Lecter llega a AXN convertido en serie

Mads Mikkelsen, en una imagen de la serie Hannibal.
Mads Mikkelsen, en una imagen de la serie Hannibal. Brooke Palmer/ Sony Pictures Television/ NBC

“Para mí el gran reto es rendir tributo al villano más celebrado de la historia de la cultura pop, creo que esto está por encima de mis deberes con el estudio, es algo que debo al público. Por supuesto, está el hecho de que Anthony Hopkins convirtió su versión de Hannibal Lecter en algo universal y tenemos que intentar que el espectador se crea también a nuestro Hannibal de la misma forma que entró en El silencio de los corderos o en Manhunter”, contaba Bryan Fuller, creador de Hannibal, en la rueda de prensa de presentación en Toronto, a la que fue invitado EL PAÍS. La magnífica producción, la serie que ha resucitado la ficción en la cadena NBC y que promete convertirse en una de las grandes sensaciones de la temporada estadounidense, se estrena hoy en AXN (22.15, dial 22 del Canal +).

Sabido es que no hay serie que valga sin un buen guion y un buen reparto. Los responsables de la serie (entre los que se encuentra la legendaria Martha de Laurentis, productora de la saga cinematográfica) optaron por asegurarse ambas cosas: el guion lo firma el propio Fuller —al que los seriéfilos conocerán por Héroes, Wonderfalls o Criando malvas— y para el reparto optaron por dos seguros de vida, un actor llamado Mads Mikkelsen y otro llamado Hugh Dancy.

“Bueno, esos zapatos [los de Anthony Hopkins] son muy difíciles de llenar. Él lo hizo a la perfección y no estamos tratando de copiarle, pero al mismo tiempo no podemos apartarnos totalmente del personaje. ¿Quién es Hannibal? Hannibal es un hombre que ama las bellas artes y la comida y odia todo lo que sea banal. Lo bueno es que, a diferencia de Hopkins, arrancamos en un sitio distinto: la acción sucede antes de que sea capturado, cuando aún practica la psiquiatría, y es por esa razón que podemos verle en situaciones en las que no vimos a Anthony. Así que, no puedes copiarle, pero no puedes tener miedo de él tampoco. Si tuvieras miedo nunca más podrías ver a ningún actor haciendo Hamlet, porque todo el mundo lo ha hecho antes, ¿no?”, contaba Mikkelsen, que da vida al psiquiatra caníbal.

La otra pata, la del hombre destinado a cazar al asesino en serie, es para Hugh Dancy, a quien se pudo ver en películas como Martha Marcia May Marlene o Black Hawk derribado: “Sin querer revelar demasiado, veremos que Hannibal y Will Graham son dos caras de la misma moneda… Una de las grandes ventajas de hablar de un personaje como Lecter es que todo el mundo le conoce y no tienes que hacer demasiado esfuerzo para presentarle. Le ves con un cuchillo, cocinando algo, y piensas: Oh, Dios mío”, cuenta Dancy, que mantiene con Mikelsen una gran amistad desde los tiempos que rodaron El rey Arturo. “Claro, todo es mucho más fácil cuando trabajas con un actor al que conoces, especialmente cuando se trata de alguien como Mads, que tiene un talento descomunal y que realmente es capaz de inventarse un Hannibal completamente distinto”.

Hannibal arranca con Will Graham, el personaje de Dancy, retirado de FBI, que es reclamado de nuevo a las filas del Bureau para ayudar a capturar a un asesino en serie que tiene desconcertados a los investigadores federales. Los problemas psicológicos de Graham convencen a Jack Crawford (director del FBI, interpretado por Laurence Fishburne) de que es necesario conseguirle al agente algo de ayuda y solicita los servicios de un psiquiatra: Hannibal Lecter.

AXN estrena una producción que arranca antes de la captura de Lecter

“La base de la serie es El dragón rojo, la primera novela que presentó al personaje de Lecter. Ha sido bastante curioso lidiar con los personajes porque, por ejemplo, hay personajes que podemos tocar porque salen en determinadas películas a las cuales tenemos acceso, pero si queríamos hablar de alguien que solo hubiera salido en El silencio de los corderos la cosa se complicaba porque los derechos eran de MGM”, reflexiona Fuller.

La apuesta, que de momento ha visto la luz en EE UU, ha sido recibida con excelentes críticas y le ha reportado a la NBC la mayor audiencia en un lustro. Podría convertirse en una de esas series de largo recorrido. Desde luego, ambición no les falta: “Mi idea, si todo va bien, es que Hannibal dure unas siete temporadas. Ese es el arco dramático que me gustaría recorrer y lo que necesitaría para llegar donde quiero llegar. ¿Difícil? Sí, pero me gusta tener muy claro el desenlace, al menos así sé dónde voy”.

Más información