Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La exposición que cambió el rumbo del arte

Colonia celebra el centenario de la muestra de 1912 que escogió a Cézanne, Gauguin, Munch, Picasso y Van Gogh como "padres fundadores", entre grandes críticas

  • 'Exposición internacional de arte de la asociación de amantes del arte y artistas de Alemania Occidental'. Con ese poco atractivo lema Colonia acogió en 1912 una exposición que en cambio era tremendamente fascinante. Entre las obras expuestas, de los que hoy son considerados grandes maestros y que entonces fueron un riesgo revolucionario que corrió la organización de la muestra, estaban 125 obras de Van Gogh. Y, entre ellas, este 'Autorretrato', de 1887.
    1'Exposición internacional de arte de la asociación de amantes del arte y artistas de Alemania Occidental'. Con ese poco atractivo lema Colonia acogió en 1912 una exposición que en cambio era tremendamente fascinante. Entre las obras expuestas, de los que hoy son considerados grandes maestros y que entonces fueron un riesgo revolucionario que corrió la organización de la muestra, estaban 125 obras de Van Gogh. Y, entre ellas, este 'Autorretrato', de 1887. Joseph Winterbotham Collection, The Art Institute of Chicago
  • Un siglo después, la ciudad alemana recuerda aquel hito de la historia del arte contemporáneo con la muestra '1912 – Mission Moderne', que recupera hasta el 30 de diciembre en el Museo Wallraf-Richartz una parte de los cuadros exhibidos entonces. (En la imagen, 'Cuatro chicas sobre el puente', de Edvard Munch, de 1905).
    2Un siglo después, la ciudad alemana recuerda aquel hito de la historia del arte contemporáneo con la muestra '1912 – Mission Moderne', que recupera hasta el 30 de diciembre en el Museo Wallraf-Richartz una parte de los cuadros exhibidos entonces. (En la imagen, 'Cuatro chicas sobre el puente', de Edvard Munch, de 1905). Wallraf-Richartz-Museum & Fondation Corboud, Köln
  • La exposición de 1912 contó con 634 obras, entre pinturas y esculturas, realizadas por 173 artistas. En una suma que hoy tendría un valor millonario, se expusieron 26 cuadros de Paul Cézanne, 25 de Paul Gauguin, 32 de Edvard Munch y 16 de Pablo Picasso, como este 'Arlequín sentado', de 1901.
    3La exposición de 1912 contó con 634 obras, entre pinturas y esculturas, realizadas por 173 artistas. En una suma que hoy tendría un valor millonario, se expusieron 26 cuadros de Paul Cézanne, 25 de Paul Gauguin, 32 de Edvard Munch y 16 de Pablo Picasso, como este 'Arlequín sentado', de 1901. The Metropolitan Museum of Art, New York
  • Una de las decisiones revolucionarias de la muestra de Colonia fue la elección Cézanne, Gauguin, Munch (en la foto, su 'Cupido y Psique', de 1907), Picasso y Van Gogh como "padres fundadores", lo que recibió a la sazón grandes críticas. Con ello, los organizadores buscaron subrayar la importancia de artistas que entonces estaban lejos todavía de la fama de la que gozan hoy en día.
    4Una de las decisiones revolucionarias de la muestra de Colonia fue la elección Cézanne, Gauguin, Munch (en la foto, su 'Cupido y Psique', de 1907), Picasso y Van Gogh como "padres fundadores", lo que recibió a la sazón grandes críticas. Con ello, los organizadores buscaron subrayar la importancia de artistas que entonces estaban lejos todavía de la fama de la que gozan hoy en día.
  • Más allá de las obras y los autores escogidos, la muestra de 1912 cambió también la propia manera de exponer arte. Por primera vez se crearon un logotipo y un póster para la ocasión e incluso un bar y una tienda donde se ofrecía merchandising sobre la exposición. Algo así como uno de los primeros pasos hacia el concepto de museo como espacio comercial. (En la foto, 'Mujer desnuda con manzana', de Anton Faistauer, de 1911).
    5Más allá de las obras y los autores escogidos, la muestra de 1912 cambió también la propia manera de exponer arte. Por primera vez se crearon un logotipo y un póster para la ocasión e incluso un bar y una tienda donde se ofrecía merchandising sobre la exposición. Algo así como uno de los primeros pasos hacia el concepto de museo como espacio comercial. (En la foto, 'Mujer desnuda con manzana', de Anton Faistauer, de 1911).
  • Como toda innovación, esta también provocó polémicas. En la prensa de la época muchos críticos atacaron la exposición con algunos de los tópicos que todavía se suelen escuchar en el mundo de los museos: el arte moderno y contemporáneo como una cosa de niños ("mi hijo podría pintar así", dijo un crítico sobre el cubismo), la disociación entre el gran público y el arte del siglo XX ("la exposición expulsa al gran público del templo del arte", escribió otro) y la obra de los artistas como desagradable, alejada del placer sensorial ("una colección más digna de un psiquiatra que de una exposición pública", se pudo leer en un periódico). En la foto, 'La invocación', de Paul Gauguin, de 1903.
    6Como toda innovación, esta también provocó polémicas. En la prensa de la época muchos críticos atacaron la exposición con algunos de los tópicos que todavía se suelen escuchar en el mundo de los museos: el arte moderno y contemporáneo como una cosa de niños ("mi hijo podría pintar así", dijo un crítico sobre el cubismo), la disociación entre el gran público y el arte del siglo XX ("la exposición expulsa al gran público del templo del arte", escribió otro) y la obra de los artistas como desagradable, alejada del placer sensorial ("una colección más digna de un psiquiatra que de una exposición pública", se pudo leer en un periódico). En la foto, 'La invocación', de Paul Gauguin, de 1903.
  • Las 120 obras que vuelve a exponer el museo Wallraf-Richartz de Colonia (entre ellas, este 'Madre e hijo (II)', de Egon Schiele, de 1912) arrastran al espectador por un viaje, "por las tendencias fundamentales que dominaron el arte de principios del siglo XX", según la definición del propio centro.
    7Las 120 obras que vuelve a exponer el museo Wallraf-Richartz de Colonia (entre ellas, este 'Madre e hijo (II)', de Egon Schiele, de 1912) arrastran al espectador por un viaje, "por las tendencias fundamentales que dominaron el arte de principios del siglo XX", según la definición del propio centro. Leopold Museum, Viena