Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujanza creativa en Cuba

La isla, cada vez más isla, ha cocinado bajo el sol un fabuloso guiso cultural. Aún sorprende al mundo por su creatividad. Hemos elegido un puñado entre 100 grandes

  • Fusión ‘Orisha’. Compositor, cantante y bajista, Descemer Bueno es hijo de orishas poderosos y uno de los mayores talentos musicales de su generación. Fundador de Yerba Buena y Siete Rayos, ha fusionado los ritmos afrocubanos con el jazz, el hip-hop, el soul, la cumbia, el reggae y el calipso. Durante años ha trabajado en universidades norteamericanas. Sus canciones han triunfado en Cuba y Estados Unidos.
    1Fusión ‘Orisha’. Compositor, cantante y bajista, Descemer Bueno es hijo de orishas poderosos y uno de los mayores talentos musicales de su generación. Fundador de Yerba Buena y Siete Rayos, ha fusionado los ritmos afrocubanos con el jazz, el hip-hop, el soul, la cumbia, el reggae y el calipso. Durante años ha trabajado en universidades norteamericanas. Sus canciones han triunfado en Cuba y Estados Unidos.
  • Sexto Sentido. Así se llama este cuarteto vocal surgido en 1997 en las aulas del conservatorio Manuel Saumell alrededor de la pasión por el R&B. Integrado por Arlety Valdés, Yudelkys Lafuente, Eliene Castillo y Wendy Vizcaíno, su amplio repertorio incluye jazz, bossa nova y la música cubana de todos los tiempos. Han trabajado con Chucho Valdés, Michel Legrand y muchos otros.
    2Sexto Sentido. Así se llama este cuarteto vocal surgido en 1997 en las aulas del conservatorio Manuel Saumell alrededor de la pasión por el R&B. Integrado por Arlety Valdés, Yudelkys Lafuente, Eliene Castillo y Wendy Vizcaíno, su amplio repertorio incluye jazz, bossa nova y la música cubana de todos los tiempos. Han trabajado con Chucho Valdés, Michel Legrand y muchos otros.
  • Novela negra criolla. Leonardo Padura (La Habana, 1955) es el escritor cubano contemporáneo de más éxito internacional. Creador de la saga de Mario Conde, un descreído policía cubano que bucea en las miserias de un sistema que la prensa oficial no se atreve a criticar, pero que él deshuesa. Su último libro es El hombre que amaba a los perros, novela histórica sobre Ramón Mercader, el asesino de Trotski.
    3Novela negra criolla. Leonardo Padura (La Habana, 1955) es el escritor cubano contemporáneo de más éxito internacional. Creador de la saga de Mario Conde, un descreído policía cubano que bucea en las miserias de un sistema que la prensa oficial no se atreve a criticar, pero que él deshuesa. Su último libro es El hombre que amaba a los perros, novela histórica sobre Ramón Mercader, el asesino de Trotski.
  • Maferefún Eleguá. Natalia Bolívar conoce cada leyenda y cada mito de las religiones afrocubanas. Discípula de Fernando Ortiz y de Lydia Cabrera, ha escrito una veintena de libros sobre el tema y es una de las mujeres que más saben sobre la sociedad secreta Abakua y de la regla de Palo Monte, de la que es devota. Estudió pintura y durante años fue subdirectora del Museo Nacional de Bellas Artes.
    4Maferefún Eleguá. Natalia Bolívar conoce cada leyenda y cada mito de las religiones afrocubanas. Discípula de Fernando Ortiz y de Lydia Cabrera, ha escrito una veintena de libros sobre el tema y es una de las mujeres que más saben sobre la sociedad secreta Abakua y de la regla de Palo Monte, de la que es devota. Estudió pintura y durante años fue subdirectora del Museo Nacional de Bellas Artes.
  • El color de la tierra. Todo el mundo en Cuba conoce a Eduardo Roca como Choco. Pintor y grabador, precursor de la colagrafía, su taller de la calle Sol, en La Habana Vieja, es en realidad el estudio de un investigador del alma humana. Su voz está pegada a la tierra y sus obras son un muestrario de las gentes de Cuba, de sus creencias y de sus sueños más profundos.
    5El color de la tierra. Todo el mundo en Cuba conoce a Eduardo Roca como Choco. Pintor y grabador, precursor de la colagrafía, su taller de la calle Sol, en La Habana Vieja, es en realidad el estudio de un investigador del alma humana. Su voz está pegada a la tierra y sus obras son un muestrario de las gentes de Cuba, de sus creencias y de sus sueños más profundos.
  • Palmas en el trópico. Hija de chino y de cubana, Flora Fong es reconocida como una de las pintoras contemporáneas más destacadas de Cuba. Sus lienzos tienen la fuerza y el color de los trópicos y su lenguaje es el de las palmas, los platanales, el viento y la naturaleza. Graduada de la Escuela Nacional de Arte en 1970, entre sus series más representativas están Remolinos y ciclones, Trópico y El Caribe.
    6Palmas en el trópico. Hija de chino y de cubana, Flora Fong es reconocida como una de las pintoras contemporáneas más destacadas de Cuba. Sus lienzos tienen la fuerza y el color de los trópicos y su lenguaje es el de las palmas, los platanales, el viento y la naturaleza. Graduada de la Escuela Nacional de Arte en 1970, entre sus series más representativas están Remolinos y ciclones, Trópico y El Caribe.
  • Un largo naufragio. En 1994, Alexis Leyva (KCHO) se dio a conocer durante la V Bienal de La Habana con Regata, instalación compuesta por una interminable sucesión de esquifes y balsas. Su éxito fue absoluto. Desde entonces, su obra está llena de remos, muelles y naufragios, si bien él siempre ha negado cualquier intención crítica y ha defendido a Fidel Castro.
    7Un largo naufragio. En 1994, Alexis Leyva (KCHO) se dio a conocer durante la V Bienal de La Habana con Regata, instalación compuesta por una interminable sucesión de esquifes y balsas. Su éxito fue absoluto. Desde entonces, su obra está llena de remos, muelles y naufragios, si bien él siempre ha negado cualquier intención crítica y ha defendido a Fidel Castro.
  • La novia del ‘filin’. A Omara Portuondo la llaman la diva del Buena Vista Social Club, pero es mucho más que eso. Bolerista inigualable, comenzó su carrera influida por el jazz y formó parte del movimiento del filin con José Antonio Méndez, César Portillo de la Luz y el pianista Frank Emilio. Integró el famoso cuarteto vocal Las D’Aida y ha grabado más de una veintena de discos.
    8La novia del ‘filin’. A Omara Portuondo la llaman la diva del Buena Vista Social Club, pero es mucho más que eso. Bolerista inigualable, comenzó su carrera influida por el jazz y formó parte del movimiento del filin con José Antonio Méndez, César Portillo de la Luz y el pianista Frank Emilio. Integró el famoso cuarteto vocal Las D’Aida y ha grabado más de una veintena de discos.
  • Vitrales del Caribe. Alfredo Sosabravo (Sagua La Grande, 1930) es un veterano ceramista, pintor y grabador. Su obra se inspira en la naturaleza, la vegetación, las aves y los peces, que se integran con elementos mecánicos en una expresión surrealista llena de colores y de luz. Sus óleos, a modo de vitrales festivos, contienen todo el paisaje, el mar y el espíritu del Caribe.
    9Vitrales del Caribe. Alfredo Sosabravo (Sagua La Grande, 1930) es un veterano ceramista, pintor y grabador. Su obra se inspira en la naturaleza, la vegetación, las aves y los peces, que se integran con elementos mecánicos en una expresión surrealista llena de colores y de luz. Sus óleos, a modo de vitrales festivos, contienen todo el paisaje, el mar y el espíritu del Caribe.
  • ‘Hello’ Laura. Es una de las actrices más carismáticas de la isla. Su debut en el cine se produjo siendo aún estudiante, en 1990, cuando protagonizó Hello Hemingway, de Fernando Pérez, por la que obtuvo el premio a la mejor actuación femenina en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano. Desde entonces, Laura de la Uz no ha parado. En estos momentos trabaja en el nuevo proyecto del director de Suite Habana.
    10‘Hello’ Laura. Es una de las actrices más carismáticas de la isla. Su debut en el cine se produjo siendo aún estudiante, en 1990, cuando protagonizó Hello Hemingway, de Fernando Pérez, por la que obtuvo el premio a la mejor actuación femenina en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano. Desde entonces, Laura de la Uz no ha parado. En estos momentos trabaja en el nuevo proyecto del director de Suite Habana.
  • Pintar, sentir, sufrir. “No concibo la pintura como un oficio. Pinto lo que siento, sin un boceto previo”, dice Ernesto Rancaño. Nacido en 1968, estudió Bellas Artes y está considerado como uno de los artistas plásticos cubanos con una obra más personal. Para él, la ausencia de color en muchas de sus obras es “directamente proporcional al dolor”.
    11Pintar, sentir, sufrir. “No concibo la pintura como un oficio. Pinto lo que siento, sin un boceto previo”, dice Ernesto Rancaño. Nacido en 1968, estudió Bellas Artes y está considerado como uno de los artistas plásticos cubanos con una obra más personal. Para él, la ausencia de color en muchas de sus obras es “directamente proporcional al dolor”.
  • Ritmo en las venas. Pancho Terry es el maestro del chekeré, un instrumento de percusión africano que aprendió a tocar de niño. Durante 30 años formó parte de la charanga Maravillas de Florida, aunque también fue violinista de la Sinfónica de Camagüey. Gran jazzista, ha actuado con Wynton Marsalis y su hijo es saxofonista.
    12Ritmo en las venas. Pancho Terry es el maestro del chekeré, un instrumento de percusión africano que aprendió a tocar de niño. Durante 30 años formó parte de la charanga Maravillas de Florida, aunque también fue violinista de la Sinfónica de Camagüey. Gran jazzista, ha actuado con Wynton Marsalis y su hijo es saxofonista.
  • Una vida en puntas. Los padres de Viengsay Valdés eran diplomáticos en Laos cuando ella nació, de ahí su nombre. Fue su abuela quien la llevó a hacer las pruebas de danza en La Habana cuando tenía nueve años. Hoy tiene 35 y es primera bailarina del Ballet Nacional de Cuba. Ha sido Giselle en los mejores teatros del mundo.
    13Una vida en puntas. Los padres de Viengsay Valdés eran diplomáticos en Laos cuando ella nació, de ahí su nombre. Fue su abuela quien la llevó a hacer las pruebas de danza en La Habana cuando tenía nueve años. Hoy tiene 35 y es primera bailarina del Ballet Nacional de Cuba. Ha sido Giselle en los mejores teatros del mundo.