Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Damien Jurado, 'Maraqopa'

Pop rock

Damien Jurado, 'Maraqopa'

Los episodios creativos para Damien Jurado son siempre concisos pero sustanciosos. Sus discos nunca se caracterizan por ser largos (y Maraqopa, el sexto de su carrera, no es una excepción); las canciones combinan claridad y belleza sin demasiados rodeos.

De hecho, en España estén probablemente los que mejor conocen ese personal manejo del tiempo del de Seattle: quienes compraron el EP Holding his breath, por un lado; y los –afortunados- espectadores del concierto que Jurado dio en el Tanned Tin del año 2007. Sobre el primer artefacto debemos encumbrar su innata capacidad para emocionar a cualquiera en apenas 15 minutos. Sobre la manera en que aquella noche mediterránea rompió el concierto y también a llorar, dijo, preguntado años después por el periodista Nando Cruz, que “aquella vez, por primera vez me sentí profundamente conectado a mi música”.

Género: Pop rock

Título: Maraqopa

Sello: Houston Party/BCore/Secretly Canadian

Año: 2012

Puntuación: * * * 1/2

El desasosiego y el llanto, en cualquier caso, abandonaron sus canciones tras conocer al talentoso Richard Swift —previo renacimiento artístico tras una ruptura sentimental—, quien se ha labrado cierto prestigio como estratega sonoro. Con Jurado trabaja desde 2010: más brillo en el sonido y más efectos pop son sus señas de identidad. La sombra de Phil Spector ya se percibía en el tema Arkansas de su disco anterior, y ahora permanece en una de las canciones más redondas de Maraqopa, reel to reel.

Cálidas percusiones (This time next year); el arranque en manos de un blues roto donde un solo de guitarra eléctrica mezcla con fluidez las fantasmagóricas voces (Nothing is the news); la lenta cadencia, idónea para su frágil voz, en Maraqopa; o el inesperado falsete de Musemum of flight son otros de los —por supuesto, breves— sutiles y eternos momentos, hilados con naturalidad y buen ritmo. Y para quienes aún buscan a dios en las acústicas comatosas, Mountains still asleep les servirá como cura: “Feel free to lose yourself/ I do this all the time/ Love is a blinding sight”, le oímos cantar con el eco de lo atemporal.