Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El retorno de Versace a París

Desfile de la casa italiana en la Semana de la Moda de la capital francesa

  • Desde el año 2004, la casa de Donatella Versace no exhibía en público sus colecciones de alta costura. No dejó de producirlas, pero se mostraban a los clientes de forma privada. Hoy, en la primera jornada de la semana de la alta costura en París, ha vuelto a presentar los diseños de su línea 'Atelier'. Lo ha hecho en un formato híbrido entre el desfile y la presentación, en pases con modelos ante un público reducido. Una gran escalinata dorada servía de escenario para que 15 chicas mostraran otras tantas creaciones para la primaveraverano 2012 que querían emular “una flor metálica que estalla en oro y cristales”.
    1Desde el año 2004, la casa de Donatella Versace no exhibía en público sus colecciones de alta costura. No dejó de producirlas, pero se mostraban a los clientes de forma privada. Hoy, en la primera jornada de la semana de la alta costura en París, ha vuelto a presentar los diseños de su línea 'Atelier'. Lo ha hecho en un formato híbrido entre el desfile y la presentación, en pases con modelos ante un público reducido. Una gran escalinata dorada servía de escenario para que 15 chicas mostraran otras tantas creaciones para la primavera/verano 2012 que querían emular “una flor metálica que estalla en oro y cristales”. EFE
  • La modelo estadounidense Karlie Kloss, una de las más cotizadas de la industria, ha sido la encargada de abrir la presentación. Llevaba un vestido de encaje de Chantilly gris cubierto de lentejuelas y cristales con un corsé elevado en las caderas por discos metálicos para crear un efecto 3D. El uso de piezas metálicas para modelar el cuerpo es uno de los recursos recurrentes en una colección que destaca por su vocación escultórica. Según la compañía, el taller de costura cuenta con unas 25 artesanas que nunca han dejado de trabajar, sobre todo, en encargos para actrices.
    2La modelo estadounidense Karlie Kloss, una de las más cotizadas de la industria, ha sido la encargada de abrir la presentación. Llevaba un vestido de encaje de Chantilly gris cubierto de lentejuelas y cristales con un corsé elevado en las caderas por discos metálicos para crear un efecto 3D. El uso de piezas metálicas para modelar el cuerpo es uno de los recursos recurrentes en una colección que destaca por su vocación escultórica. Según la compañía, el taller de costura cuenta con unas 25 artesanas que nunca han dejado de trabajar, sobre todo, en encargos para actrices. EFE
  • El oro y la plata dominan la colección junto al champán y el gris perla. Amarillo, naranja y verde ácido salpican esa paleta neutra. Se trata principalmente de vestidos y algunos ‘bodys, ‘coulottes’ y cazadoras moteras. En su elogio de lo metálico, remiten al trabajo de Paco Rabanne en los años 60 y a la película 'Barbarella'. Plástico, seda y piel se cortan a láser para formar volúmenes laminados que crean relieves florales.
    3El oro y la plata dominan la colección junto al champán y el gris perla. Amarillo, naranja y verde ácido salpican esa paleta neutra. Se trata principalmente de vestidos y algunos ‘bodys, ‘coulottes’ y cazadoras moteras. En su elogio de lo metálico, remiten al trabajo de Paco Rabanne en los años 60 y a la película 'Barbarella'. Plástico, seda y piel se cortan a láser para formar volúmenes laminados que crean relieves florales. EFE
  • Los efectos tridimensionales dibujan escotes muy originales en la espalda o en el pecho. Los bordes de las prendas se separan del cuerpo y parecen sostenerse por sí mismos. En el penúltimo vestido,  de un vivo color naranja, el escote palabra de honor queda suspendido frente al pecho. En la parte superior de la pieza el encaje está cubierto de diminutas cuentas y cristales Swarovski. El bordado desciende en un degradado en zigzag que termina por revelar la transparente cualidad de sus cimientos.
    4Los efectos tridimensionales dibujan escotes muy originales en la espalda o en el pecho. Los bordes de las prendas se separan del cuerpo y parecen sostenerse por sí mismos. En el penúltimo vestido, de un vivo color naranja, el escote palabra de honor queda suspendido frente al pecho. En la parte superior de la pieza el encaje está cubierto de diminutas cuentas y cristales Swarovski. El bordado desciende en un degradado en zigzag que termina por revelar la transparente cualidad de sus cimientos. EFE
  • La colaboración que Versace realizó en noviembre con la cadena sueca H&M es el germen del auge de popularidad que está viviendo la firma italiana. El retorno al calendario oficial de la alta costura es uno de los focos de interés de la cita que empieza hoy y terminará el miércoles. Como cierre de la presentación, un vestido que simula una marejada de cuentas en champán y gris perla y que cae sobre las caderas de forma asimétrica.
    5La colaboración que Versace realizó en noviembre con la cadena sueca H&M es el germen del auge de popularidad que está viviendo la firma italiana. El retorno al calendario oficial de la alta costura es uno de los focos de interés de la cita que empieza hoy y terminará el miércoles. Como cierre de la presentación, un vestido que simula una marejada de cuentas en champán y gris perla y que cae sobre las caderas de forma asimétrica. Getty Images