Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esta 'Bola de dragón' no convence, cambiémosla

Tras las críticas a la adaptación del manga, la productora rodará más escenas para mejorar el resultado final

Tras el aluvión de críticas e improperios que le han llovido a la adaptación cinematográfica de 'Bola de Dragón', el popular manga de Akira Toriyama, los directivos de la 20th Century Fox han ordenado al director y guionista de la cinta James Wong que reúna de nuevo al reparto y grabe algunas tomas extra que puedan maquillar el resultado final, del que no están muy satisfechos.

La filmación de estas escenas se ha conocido por anuncio publicado en la Actors Access en el que se requieren actores que hagan de extras. Esta oferta de empleo va dirigida a hombres de entre 20 y 70 años que hablen de forma fluida el nepalés o el tibetano y señala que la filmación de estas escenas comenzará el próximo 30 de octubre. El rodaje de nuevas escenas podría volver a retrasar el estreno de esta cinta que en principio tendría que haber llegado a los cines el pasado verano y que no lo hará hasta abril del próximo año.

Ademas, después de los múltiples reproches que el primer avance de la película difundido por Internet ha cosechado, los productores preparan un nuevo trailer para intentar enganchar a los cientos de miles desencantados fans de la saga. Pero como todo lo que tiene que ver con esta superproducción de presupuesto va despacio, el esperado nuevo trailer oficial de la cinta -que iba a llegar junto al estreno de 'Max Payne'- no se exhibirá en los cines hasta el próximo 12 de diciembre.

La Fox se lo reserva para mostrarlo junto a uno de sus platos fuertes para estas navidades: el remake de Ultimátum a la Tierra protagonizad< por Keanu Reeves. Veremos si tanto esfuerzo de marketing y producción consigue que la película de Bola de Dragón no mancille la obra de Akira Toriyama, como temen los fans de Goku y compañía, y la salve del fracaso al que parece abocada una cinta que cuenta con más de 100 millones de dólares de presupuesto.