Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un incendio destruye la sede del obispado de Tenerife, declarado patrimonio de la humanidad

El edificio, del siglo XVII, era uno de los más emblemáticos de la arquitectura civil canaria

La alcaldesa de La Laguna, la segunda localidad más importante de la isla de Tenerife, ha dado por perdido el edificio sede del Obispado de la provincia, pasto de un incendio declarado esta mañana. El inmueble data del siglo XVII, está considerado como uno de los más emblemáticos de Canarias y forma parte esencial del casco histórico de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en diciembre de 1999.

El presidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, ha afirmado que la hipótesis más probable para explicar el origen del fuego es la de un cortocircuito. El incendio se ha declarado hacia las 12.00 del mediodía e inmediatamente después todo el edificio ha sido desalojado. En la extinción del incendio han participado varias dotaciones de bomberos y dos helicópteros, que han logrado controlar las llamas en el edificio a media tarde. Sin embargo, para esa hora el fuego se había extendido a la librería Diocesana, de la que han ardido dos de sus tres plantas.

El concejal de Seguridad y Tráfico de La Laguna, Fernando Clavijo, ha reconocido que el fuego está sin control, y ha agregado que el hecho de que los techos del inmueble sean de madera dificulta las tareas de extinción. Clavijo ha explicado que también se han desalojado las casas colindantes a la sede, en las calles Juan de Vera, Tabares de Cala, San Agustín y Anchieta. En cuanto a los archivos históricos del edificio, y pese a la virulencia del fuego, el concejal no cree que haya problema para salvarlos porque se encuentran en un búnker ignífugo.

"Hay cosas que no tienen precio"

A lo largo del día autoridades locales y autonómicas han mostrado su pesar por el siniestro. El presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, que también se ha trasladado hasta La Laguna, ha subrayado que es imposible cuantificar las pérdidas económicas causadas por el fuego pero ha señalado que "hay cosas que no tiene precio". El delegado del Gobierno en Canarias, José Segura, ha afirmado que se trata de una tragedia imprevisible y ha destacado el desgarro intelectual y humano que supone este suceso dada la "afectividad" que el Obispado representa para los canarios.

El Palacio de Salazar, sede del Obispado, fue construido en 1664 y constituye uno de los inmuebles por los que el casco histórico de La Laguna fue declarado en 1999 por la Unesco Bien Cultural Patrimonio de la Humanidad. El edificio fue construido por orden de los condes del Valle de Salazar, que fijaron allí su residencia, y su fachada fue ejecutada en 1681 por los maestros canteros Juan Lizcano y Andrés Rodríguez Bello.

Dada sus características de tendencia barroca, esta fachada está considerada como uno de las mejores muestra de la arquitectura civil de Canarias. Según información del Cabildo de Tenerife, antes de ser adquirido en el siglo XIX para sede de los obispos nivarienses y de las oficinas de la Curia, funcionó en él el Casino El Porvenir. En el piano de esta sociedad, el compositor Teobaldo Power compuso la mayoría de sus Cantos Canarios, que se han constituido con el tiempo en el himno de Canarias.

La pintura nueva propagó el fuego

El obispo de la Diócesis Nivariense de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, monseñor Bernardo Álvarez, ha manifestado hoy que las instalaciones del Obispado acababan de ser pintadas, lo que ha contribuido a que las paredes y el techo, de madera de tea, hayan "ardido como la pólvora". Ha manifestado que los esfuerzos por apagar las llamas "con un extintor" fueron inútiles. "Todos salimos con lo puesto".

Más información