_
_
_
_
EL PAÍS que hacemos
Por Equipo de Comunicación
_

El sueño de niño que ganó un premio Ortega y Gasset de Periodismo

El periodista Xavier Aldekoa cuenta qué le ha supuesto ganar el galardón por su proyecto multimedia sobre el río Congo

El periodista Xavier Aldekoa en uno de sus últimos viajes.
El periodista Xavier Aldekoa en uno de sus últimos viajes.

De niño Xavier Aldekoa soñaba con viajar a África. El género literario de aventuras alimentó su obsesión infantil hasta convertirle en periodista y llevarle a contar la realidad del continente. Desde hace 20 años escribe sobre la actualidad de diferentes países, pero siempre había una idea que quería llevar a cabo: un recorrido por el río Congo.

Su sueño se hizo realidad hace un par de años. Durante dos meses y medio, estuvo navegando el río Congo, desde sus fuentes hasta su desembocadura. Su viaje, de 4.700 kilómetros, fue documentado en un proyecto para La Vanguardia que consiste en una serie de reportajes con 8 capítulos que combina texto, foto, vídeo y grafismo. Río Congo. Un viaje desde las fuentes a la desembocadura por el gran río de África fue reconocido como Mejor cobertura multimedia el año pasado en los Premios Ortega y Gasset de Periodismo, galardones que reconocen los mejores trabajos periodísticos en español.

Un año después del premio, el periodista sigue sintiendo “una alegría inmensa” porque un proyecto que llevaba queriendo hacer realidad toda su vida haya sido reconocido con un premio “tan importante”. También, lo ha entendido como un empujón a su carrera, ya que, más allá de la dotación económica (15.000 euros y una obra de Eduardo Chillida), le anima a seguir adelante: “Cuesta hacer periodismo, pero, sobre todo, cuesta hacer periodismo en África”.

El reportero acaba de llegar de Benín, de documentar cómo el yihadismo está avanzando hacia el sur del Sahel. Además, está inmerso en RIP Mare Nostrum. La zona cero de la crisis del clima, una serie de siete reportajes para recoger el impacto del cambio climático en los países mediterráneos, y que le ha llevado a visitar las costas de España, Egipto, Líbano, Grecia y Túnez. Lo que más le gusta de su trabajo es que requiere un “esfuerzo diario”, por eso, tiene la mirada ya puesta en las próximas elecciones de Senegal y Sudáfrica.

Los elementos multimedia

De su proyecto del río Congo, el jurado subrayó que se trata de “un relato bien armado en el que todos sus elementos multimedia se integran a la perfección, siendo, además, muy homogéneos, de una alta calidad en texto, fotos y vídeos”. El periodista está muy agradecido por el respaldo de su periódico, ya que supuso que todo el diario se involucrara en el especial: “De un proyecto individual se dio una suma de esfuerzos y pasó a ser un trabajo en equipo ya que se involucraron compañeros de gráficos, fotografía, infografía, vídeo, edición...”. Por eso, está orgulloso de que su reconocimiento haya servido para que el diario apueste por las historias multimedia de otros compañeros y para que se dé más atención, esfuerzo y cuidado a este tipo de historias.

Aldekoa entiende que incorporar elementos multimedia “suma mucho” al periodismo, porque obliga al reportero a cuidar los textos al máximo y ayudan a que el mensaje cale más en el lector. “Además del texto en sí, se está enviando el mensaje al lector de que lo que está leyendo está hecho con pasión, cariño y cuidado”, considera.

El periodista tenía un propósito, contar el Congo, pero el Congo, según escribe, “no es solo un río y su entorno, es también una fuente de vida para los más de 400 pueblos que habitan sus orillas”, así que tenía que encontrar ese tipo de historias “que valen la pena contar”. No solo cumplió su sueño, sino que tuvo la fortuna de descubrir y contar esos relatos. Por eso, lo tiene claro: “El periodismo es el oficio más privilegiado del mundo porque hace que la gente te abra puertas a los lugares más insospechados”.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_