Marc Bassets: “La gran tarea de Macron este quinquenio es reconciliar Francia”

El corresponsal de EL PAÍS en París analiza los resultados de las elecciones francesas y la situación política del país galo en un encuentro con suscriptores

Lo venían anunciado las encuestas desde los meses previos, y la realidad se plasmó ya desde la primera vuelta de las elecciones francesas. En la segunda, y por segunda vez, los datos otorgaron la victoria a Emmanuel Macron el 24 de abril. Lo votaron el 58,54% de los franceses para ser presidente. Pero el resto, el 41,46%, votó a la contrincante de extrema derecha, Marine Le Pen, en una clara interpretación de la división y agitación del país. Lo sabe bien el corresponsal de EL PAÍS en París, Marc Bassets, que sigue la política y sociedad francesa y ha cubierto las recientes elecciones. Tan solo unos días más tarde de los comicios, el periodista conversó con los suscriptores del diario para analizar los resultados y la situación de uno de los países centrales de la Unión Europea. ¿Su interpretación? “La gran tarea de Macron este quinquenio es reconciliar Francia”.

No hay duda de que Macron ha ganado con claridad, explicaba Bassets ante un grupo de una veintena de lectores en el marco de actividades exclusivas de EL PAÍS+. Se trata de la tercera mayor victoria de un presidente en la historia del actual régimen constitucional francés, “pero es cierto que gran parte del país está en contra de él”. La polarización en Francia ha crecido y esta división se corresponde bastante con el voto. “Entre los franceses de las ciudades y los franceses del campo, entre los que tienen más ingresos y nivel educativo y los que tienen menos ingresos y diplomas educativos, entre los jubilados y los jóvenes”, razonaba Bassets en líneas generales. Una realidad de la que se hizo eco el presidente tan solo unos días más tarde y que reflejó en su discurso de investidura.

Algo también habría cambiado Marine Le Pen en su discurso para que los franceses la votaran más que nunca. Lo analizó Bassets: dulcificó su imagen, suavizó su discurso y rebajó sus mítines en torno a las grandes temáticas de la extrema derecha; habitualmente, la inmigración y la seguridad. Esta vez, Le Pen aprovechó la tesitura económica, y interpeló al bolsillo y a la capacidad adquisitiva. Y de paso, criticó a su rival, uno de los candidatos más inteligentes y preparados que han pasado por el Elíseo. “Usó un mensaje muy populista que era ‘nosotros defendemos al pueblo contra la casta’. La casta es Macron”, recordó el corresponsal. Un mensaje, sin embargo, que el periodista no cree que haya calado entre todos los ciudadanos. “Muchos franceses la sigue considerando extrema derecha, y yo creo que es así. Y aunque haya subido, se ha quedado bastante lejos de la victoria”.

¿Y qué ha pasado con la izquierda en el país de la revolución?, quisieron saber entonces los suscriptores. Para explicarlo el corresponsal se remontó a los últimos cinco años, desde que el presidente socialista François Hollande terminara su mandato. Desde entonces, mucho ha cambiado en el panorama político. Ni el partido socialista ni el republicano en Francia han sumado con sus candidatos más del 5% de votos. “La izquierda moderada ha quedado prácticamente extinguida”, pero todavía les queda una oportunidad, adelantó Bassets.

Se refería a las elecciones legislativas de junio: “Son casi tan importantes como las las presidenciales, porque aquí se elige el Parlamento con el que el próximo gobierno podrá gobernar. Ahí veremos la fuerza de esa nueva izquierda”. Tan solo unos días más tarde de esta reflexión, el candidato Jean-Luc Mélenchon daba la sorpresa: ha logrado reunir bajo su liderazgo a todo su campo ideológico para las elecciones legislativas y, si la alianza izquierdista logra mayoría en junio, podría convertirse en el primer ministro del centrista Macron.

¿Qué pasará en el próximo quinquenio?, abordó para concluir la moderadora de la entrevista, la periodista Andrea Nogueira. “La misión de Macron no es unir a todo el mundo, pero sí empezar a tejer y a comunicar estas Francias que están ahora un poco incomunicadas. Tengo la impresión de que la batalla por suceder a Macron empezará pronto, puede que incluso en las próximas semanas”, dijo el corresponsal.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS