Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat tumba la propuesta de ERE temporal de la petroquímica que explotó en Tarragona

Trabajo alega que la causa de "fuerza mayor" y la imprevisibilidad del accidente que alega IQOXE no están acreditadas

Explosion Tarragona
El complejo petroquímico de la empresa IQOXE, en La Canonja.

El Departamento de Trabajo ha denegado a la empresa IQOXE la posibilidad de presentar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), alegando que la compañía ha hecho una valoración “precipitada” de su situación, tras la explosión que afectó su planta en La Canonja el pasado 14 de enero. La resolución de Trabajo concluye que no ha quedado acreditado “el carácter imprevisible del accidente”, que causó la muerte de tres personas y heridas, a otras siete.

El ERTE fue presentado la semana pasada e iba a afectar a más de un centenar de trabajadores durante un año. La empresa defendía que la explosión sufrida en su fábrica era una causa “de fuerza mayor” que alteraba su operatividad. “Para alegar fuerza mayor tiene que constatarse y resultar evidente la imposibilidad de realizar la actividad laboral”, apunta el Departamento de Trabajo, que reprocha a la empresa la exención de responsabilidades que hace en su solicitud de ERE. “Las causas de la explosión todavía no se han determinado”, indica el fallo. La Generalitat abunda en que el alegato de fuerza mayor no procede en este caso porque “todos los trabajadores están ocupados en la actualidad en los trabajos de reactivación de la empresa”.

IQOXE ha anunciado que recurrirá la decisión. La empresa insiste en que “la explosión imprevista de uno de los reactores es un motivo claro de fuerza mayor, tal como muchos tribunales han avalado”. IQOXE calcula que tardará un mínimo de dos años para reiniciar “totalmente la actividad” y ha recordado que la producción está totalmente parada desde el día del accidente, hace más de un mes, dado que tiene un requerimiento de paralización de actividad por parte de la Generalitat. Paralelamente al recurso, IQOXE ha afirmado que empezará los trámites legales “para adecuar y regular las necesidades de personal al proceso de normalización de la actividad”.

Tras la explosión, IQOXE emitió un comunicado lamentando los hechos y asegurando que estaba garantizado “el futuro de la empresa y el mantenimiento de todos los puestos de trabajo”, una promesa que han recordado en los últimos días los representantes sindicales, al oponerse frontalmente a la posibilidad de que se aplicase un ERE sobre la plantilla.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >