Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detectado un brote de paperas con más de 100 infectados en Girona

La gran mayoría de afectados tiene entre 16 y 30 años

Paperas Girona
Fachada del Hospital Universitario Josep Trueta de Girona.

Técnicos de la Agencia de Salud Pública de Catalunya en Girona están investigando un brote de parotiditis (paperas) que afecta a personas principalmente jóvenes de las comarcas del Gironès y el Pla de l'Estany. En lo que va de año, desde principios de enero, el brote ha afectado a más de un centenar de personas, que no revisten gravedad. La cifra sigue creciendo. El 90% de los afectados son personas jóvenes, de entre 16 y 30 años. Muchas de ellas comparten centros educativos, clubes de futbol o locales de ocio, lo que ha hecho que el virus se propagara rápido. En todo 2018 se detectaron sólo 33 casos en toda la Región Sanitaria de Girona. 

Los técnicos de la Agencia de Salud Pública de Cataluña en Girona que están investigando el brote, se ponen en contacto con las personas relacionadas con los afectados para indicarles si es necesario administrar alguna dosis de refuerzo de la vacuna. Se recomienda al las personas que han enfermado de parotiditis que permanezcan en casa entre 5 y 9 días, desde el inicio de los síntomas. 

Salud Pública ha hecho llegar un documento a las personas cercanas a los casos detectados en el que se especifica que, “de acuerdo con el protocolo de prevención y control de la parotiditis de la Dirección General de Salud Pública, se recomienda la vacunación a los contactos frecuentes de “un caso” nacidos después de 1966, que no estén vacunados y que no hayan pasado la enfermedad”. 

Además, también recuerda que “durante los años 1994, 1995 y 1996 se administró la vacuna Triple vírica con un componente parotídico poco immunógeno”, por este motivo las personas que han recibido una de las dosis en estos años, sostiene el escrito, “deberían administrarse una dosis de recuerdo”.

La parotiditis o paperas es una enfermedad vírica aguda y contagiosa que se caracteriza por la hinchazón de una o más glándulas salivales, generalmente las parótidas. La enfermedad suele ser benigna pero, a veces, pueden aparecer complicaciones, tales como la orquitis (inflamación del testículo) o la ooforitis (inflamación del ovario). Se transmite de persona a persona por medio de las gotitas de la respiración (por ejemplo, al estornudar), o por contacto directo con objetos que han sido contaminados con saliva infectada. Generalmente, el tiempo que transcurre entre la exposición al virus y el momento de enfermar —que se conoce como periodo de incubación  es de doce a veinticuatro días. El tiempo en que los enfermos pueden contagiar a otras personas va desde tres días antes hasta cuatro días después de aparecer la hinchazón de las mejillas, aunque puede alargarse hasta nueve días. No hay tratamiento específico para la parotiditis, pero se pueden aliviar las molestias con la aplicación de compresas frías o calientes en el cuello, la ingesta de líquidos adicionales y alimentos blandos, hacer gárgaras de agua tibia con sal y tomando paracetamol.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >