Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ampliar el Puerto de Valencia creará 6.000 empleos y 600 millones de valor añadido, según un estudio de la CEV

El catedrático de Puertos y Costas Vicent Esteban, autor del estudio de la Politécnica, espera al proyecto defintivo para saber si hace falta otra declaración de impacto ambiental

Una de las terminales del puerto de Valencia.
Una de las terminales del puerto de Valencia.

El impacto de la nueva terminal de contenedores que proyecta el Puerto de Valencia será de 6.000 empleos y 600 millones de euros de valor añadido bruto, según un estudio sobre sus efectos liderado por el catedrático de Puertos y Costas Vicent Esteban, que ha pedido esperar al proyecto definitivo para determinar si hace falta una declaración de impacto ambiental.

El presidente de la patronal CEV, Salvador Navarro, ha asegurado en la presentación del informe que la Comunitat Valenciana "no puede perder competitividad" y para ello la terminal es necesaria "respetando, por supuesto, las cuestiones medioambientales", y ha manifestado que las alegaciones negativas "se van a convertir en positivas" en cuanto a las cuestiones medioambientales.

"Aquí la importancia de la política está por debajo de la importancia técnica", según Navarro, que ha especificado que la Autoridad Portuaria de Valencia remitirá a Puertos del Estado la propuesta definitiva de la terminal y serán sus técnicos los que determinarán si es necesaria una nueva declaración de impacto ambiental.

El estudio presentado este jueves, Puerto de Valencia: la nueva terminal en la ampliación norte. Sostenibilidad, efectos socioeconómicos y necesidades, ha sido elaborado por un equipo del Instituto de Transporte y Territorio de la Universitat Politècnica de València (UPV), liderado por Esteban, y es fruto de un acuerdo entre esta universidad, la CEV, Cámara de Comercio y Propeller Valencia.

El Puerto considera necesario construir una nueva terminal de contenedores -actualmente existen tres-, a la que opta la firma Terminal Investment Limited (TIL), filial del grupo MSC, con una inversión de mil millones de euros, ante la previsión de incremento en el tráfico de contenedores, que se duplicará en los próximos treinta años y llegará a los 10,5 millones de TEU en 2050.

Para el presidente de la Cámara de Comercio, José Vicente Morata, si la nueva terminal "no se hace aquí, se hará en otro sitio", mientras que el presidente de Propeller, Pedro Coca, ha instado a plantearse "lo que puede destruirse si no se hace".

En opinión de Vicent Esteban, las obras de la ampliación norte ya se hicieron entre 2008 y 2012 y se cumplió con el seguimiento ambiental -que concluye que no ha tenido efectos adicionales en la playas del norte y el sur- , y ahora se proyecta una nueva terminal que es "una obra interior, de relleno" y eso "no puede tener efectos sobre las playas".

"Si hubiera obras de dragado, si se contemplara, por ejemplo, en aguas exteriores, es posible y habría que estudiarlo, pero de momento no está establecido en los proyectos de ejecución, por tanto las obras no pueden generar efectos sobre el entorno costero", ha asegurado.

Esteban ha pedido esperar a la concreción del proyecto de ejecución y ha opinado que la previsión de buques que van a utilizar la nueva terminal "no justifica" las necesidades de dragados en la zona exterior.

Los buques de mayores dimensiones, de hasta 25.000 TEU, tienen un calado adicional de un metro respecto a la recogido en la declaración de impacto ambiental anterior y ello "no supone necesidades de dragado", ha considerado.

Durante la construcción de la terminal se crearían 17.000 empleos en el periodo 2022-23 y otros 15.000 entre 2024 y 2026, y en conjunto la infraestructura una vez en explotación permitirá aumentar de 38.800 a 44.300 el número de trabajadores, el 2 % del total de la Comunitat Valenciana.

El valor añadido bruto crecerá de los 2.499 millones de euros (en 2016) a 3.143 millones en 2030 y, según el estudio, el puerto ha implantado medidas que han reducido la huella de carbono un 19 % cuando el tráfico de mercancías ha crecido un 24 %, y la cantidad de energía medida en KW/h por tonelada manipulada se ha reducido un 27 %.

La construcción o mejora de nuevas obras viarias, ferroviarias y logísticas que acompañen a la nueva terminal favorecerían la sostenibilidad ambiental, y entre ellas ha citado el acceso norte, la línea Sagunto-Zaragoza, el Corredor Cantábrico Mediterráneo, o las carreteras V-30, A-7, V-21 y V-31.

La previsión del tráfico terrestre generado por los contenedores import/export del puerto sitúa un aumento de 2,92 millones de TEU en 2023 hasta los 5,68 millones de 2052, de los que el 7 % corresponde al ferrocarril y el resto a carretera.

El Puerto de Valencia mueve el 40 % de los contenedores destinados al comercio exterior español y más del 60 % de los contenedores del área de Madrid, es el primero en tráfico de contenedores de España y el quinto del ámbito europeo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >