Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevas masculinidades

Las marcas Mans, de Jaime Álvarez, y Simun, de María Urquijo, se estrenan en la pasarela madrileña con presentaciones en su parte Off

Desfile de Mans.
Desfile de Mans.

Tenían muchas ganas de presentar sus colecciones en la pasarela madrileña. Hasta ahora no habían encontrado el momento de hacerlo. En esta edición de la Madrid Fashion Week se han incorporado al calendario, en su parte Off. Tanto Mans como Simun, las marcas de Jaime Álvarez y María Urquijo, se centran en el armario masculino. Prendas con arrolladora personalidad que han presentado esta semana en la Casa de Velázquez y en el Museo Lázaro Galdiano, lugares idóneos para desarrollar su discurso artístico.

Francofilia. Se palpaba la expectación en la Casa de Velázquez. Mans, la marca que se presentaba por primera vez en un desfile en Madrid, venía de ganar tres veces el premio a la mejor colección emergente en la pasarela 080 de Barcelona. El histórico lugar elegido para la presentación en Ciudad Universitaria, la institución pública francesa que acoge a artistas e investigadores, era una declaración de intenciones. “Quería un sitio donde no se hubiera hecho un desfile antes. Este lugar me pareció increíble”, explicaba el martes por la noche Jaime Álvarez, director creativo de la firma. Un entorno perfecto para descubrir Phillipe, su nueva colección, inspirada en el fin de siècle francés, el impresionismo y los colores de Renoir, Degas y Monet. “Siempre he tenido fascinación por la cultura francesa”.

Producción responsable. Jaime Álvarez tuvo una temprana vocación por la moda. “Mi abuelo materno vestía mucho de sastrería. Fue y será el señor más elegante que he conocido. Ahí empezó mi interés. Tenía muy claro que algún día me dedicaría a esto”, relata el sevillano. Llegó a Madrid hace siete años. Acababa de cumplir la mayoría de edad. Estudió Moda en el IED, donde después se especializó en sastrería masculina. “La marca surgió en el proyecto de final de carrera”. Primero se llamaba Mans Concept, ahora solo Mans. Sam Smith y El Guincho ya han llevado prendas suyas. Tiene su taller en Conde Duque. “No hacemos una producción masiva”. Vende sus prendas online y en tiendas multimarca. También acepta encargos a medida. A sus 25 años, tiene trabajando a ocho personas en el estudio. Para el futuro inmediato tiene un deseo: “Vender más, que es muy importante”.

Ejercicio de costura. En Philippe chaquetas blazer que abrazan el cuerpo entero conviven con chaquetas cortas y pantalones de talle alto. Abrigos tres cuartos ajustados mediante cinturones y fajines protegen trajes que son un asombroso ejercicio de costura. “Reinventamos patrones con los que ya hemos trabajado anteriormente. Así el concepto de la chaqueta sobrepuesta hasta el costado lo aplicamos esta vez a camisas de cuello abierto”, detalla su diseñador. “Es una nueva masculinidad, una masculinidad actualizada. Es un chico que también tiene su toque femenino”. Tejidos como seda, organza o guipur, menos frecuentes en el armario masculino, combinan con paños y cashmeres para abrigos y chaquetas y lanas 100% naturales. “Son tejidos muy buenos que pueden permanecer en el armario 20 años”.

María Símun.
María Símun.

Acción artística. Simun eligió el Museo Lázaro Galdiano para su debut dentro del calendario de la Madrid Fashion Week. “Quería hacerlo en un sitio así porque le daba más sentido a todo el proyecto”, explica María Urquijo, su creadora. Maniquíes muy realísticos y modelos de verdad, que permanecían absolutamente estáticos, se mezclaban en una de las salas del museo de la calle Serrano el jueves por la noche. Mientras, Sen Senra cantaba en directo. Su presentación no era un desfile al uso sino una acción artística. “Diseño ropa en este punto de mi vida, pero más adelante me puedo dedicar a otra cosa. Soy una persona creativa que siempre he utilizado mi cabeza y mis manos para hacer cosas”. A los 18 años lanzó su primera marca de moda, Airam Sacul, junto a Lucas Sierra. Después, ya sola, creó Simun Basics, básicos actuales con su logo por todas partes. Rosalía, La Mala Rodríguez, Aitana, La Zowi o Bad Gyal contribuyeron a su éxito.

Un modelo del desfile de Mans.
Un modelo del desfile de Mans.

Opción unisex. "Simun es una palabra que nace de añadirle un sí a mis iniciales. Me hacía gracia ponerles la afirmación delante. Me gustaba atraer algo positivo”. Al googlear la palabra descubrió que es el nombre de un viento extremadamente cálido y seco que sopla en determinados desiertos y provoca violentas tormentas de arena. “Lo desconocía. Al saberlo me gustó todavía más”. Sus prendas en las que repetidamente se leía Simun, en letras de gran tamaño, ayudaron a visibilizar su trabajo. Llamaban mucho la atención. Ahora desaparecen. “Esta colección es todo lo contrario a lo anterior. Le he dado la vuelta por completo. No tiene mi nombre ni en las etiquetas”. Hasta ahora solo había hecho ropa para mujer. Esta es su primera colección de moda masculina. “En realidad es unisex”, aclara.

Roles marcados. Hombres, su nueva colección, aborda los distintos roles del género masculino en la actualidad. “Los hombres tienen unos roles muy marcados y hay uniformes ligados a esos roles. Mi intención es desligarlos completamente”, comparte la madrileña. Un ejemplo: la tela habitual de los uniformes de albañiles y obreros la usa para hacer trajes de chaqueta. Nueva sastrería, nuevos tejidos. Denim orgánico, piel vegana, pana y algodón. “Estoy intentando usar materiales que no dañen el planeta". Tiene su taller en San Bernardo. “Hay gente superjoven que me ayuda con todo. Son estudiantes que confían en mí”. Lo dice a sus 25 años. “Cada colección es un nuevo inicio. Mi objetivo ahora es ayudar a los hombres a expresarse a través de la ropa”. Lo hace a través de prendas que hablan por sí solas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información