Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona eliminará dos carriles para coches de la Meridiana hasta Fabra i Puig

Colau se compromete a destinar 46 millones hasta 2023 a pacificar el acceso norte de la ciudad

Barcelona
Imagen virtual del resultado de la reforma de la Meridiana.

El equipo de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, abordará durante este mandato la reforma de la avenida de la Meridiana entre Fabra i Puig (donde está la estación de tren de Sant Andreu Arenal) y la calle de Mallorca. Para ello invertirá 46,6 millones de euros, que se gastarán en obras para sacar un carril de circulación de coches por sentido, habilitar un carril bici en el centro de la avenida, plantar el doble de árboles de los que hay ahora, ensanchar aceras y reformar las plazas de Ferran Reyes y Maria Soteras y Mauri. Por este tramo de la avenida entran y salen cada día 35.000 coches por sentido.

"La Meridiana dejará de ser una autopista para ser un corredor verde, más habitable y humano, en el marco de la estrategia de eliminar coches para poner verde", defendió este martes la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, que también señaló que las obras mejorarán la conectividad entre barrios.

La reforma del principal tramo de la vía que discurre entre edificios de viviendas llega tras la reforma ejecutada a finales del mandato pasado, entre la calle de Mallorca y Glòries, cuando también se mejoraron algunas zonas peatonales. Sanz anunció también que durante este mandato dejarán listo el proyecto de pacificación entre Fabra i Puig y el puente de Sarajevo o el Nus de la Trinitat.

En la segunda fase de obras, el trazado será el mismo en todo el tramo: aceras en los extremos, tres carriles por sentido (uno para buses y dos para coches) y carril bici central con árboles. Se pasará así de ocho carriles de circulación a seis, y se bajará el carril bici, que ahora pisa las aceras, al centro de la calzada, segregado de resto del tráfico (siguiendo el modelo que se habilitó en el paseo de Sant Joan).

Del total de la reforma, se comenzará por el tramo entre Mallorca y Navas de Tolosa / Josep Estivill, unos trabajos que el Ayuntamiento aseguró que arrancarán en septiembre, porque el proyecto ejecutivo ya está aprobado. Y sobre el resto del tramo, la idea es trabajar en 2020 y 2021 los proyectos del resto del tramo, para iniciar las obras en 2022 y acabarlas cuando finaliza el mandato, en 2023. De finalizarse las obras, en dos mandatos se habrán reformado casi tres kilómetros del acceso norte a la ciudad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información