Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telemadrid se manifiesta contra el “boicot” de Díaz Ayuso

Los sindicatos denuncian que el Gobierno regional no permite realizar contrataciones ni autoriza inversiones para comprar nuevos equipos técnicos

Manifestacion Telemadrid
Manifestación de trabajadores de TeleMadrid, en la plaza de Jacinto Benavente este sábado 11 de enero. EL PAÍS

“Queremos informar y no manipular”, han clamado este sábado en la capital las 200 personas que se han manifestado en defensa de Telemadrid. La mayoría son antiguos trabajadores preocupados por la deriva que está tomando la radiotelevisión pública madrileña después de que la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso (PP), afirmara que la cadena “ya no es un servicio público esencial”. Ayuso garantizó poco después el cumplimiento de la Ley de Radio Televisión Madrid, de 2015, que despolitizó el ente. Sin embargo, los sindicatos denuncian que el Gobierno regional trata de boicotear su recuperación al no permitir contrataciones para cubrir bajas ni inversiones para comprar nuevos equipos técnicos.

La marcha, que se ha desarrollado a mediodía entre la plaza de Jacinto Benavente y la Puerta del Sol, ha coincidido con el séptimo aniversario del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que dejó en la calle a 861 trabajadores de una plantilla de 1.160. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid declaró la decisión como nula en abril de 2013 y obligó a indemnizar a los empleados o a readmitirles. En los dos últimos años han vuelto más de un centenar. Carlos de Benito, ayudante de producción de 50 años, es uno de ellos. Regresó a su puesto en verano de 2017 después de un lustro dando tumbos, se lamenta ataviado con un peto con los colores y el logo de Telemadrid. Ha sido un fijo en las protestas de estos últimos siete años.

“Quiero una tele que diga la verdad, donde la gente sea lo importante y no la Ayuso y el PP”, han coreado los presentes. Sin embargo, la manifestación no ha sido especialmente ruidosa. Tampoco ha habido multitud de pancartas. La más abundante incluía el logo de la cadena y rezaba “dejadnos trabajar”, en referencia a las injerencias políticas. “Hay una operación encabezada por la presidenta y Vox para volver a expoliar Telemadrid”, ha afirmado Jaime Cedrún, secretario de Comisiones Obreras en Madrid. A la manifestación han acudido representantes de todos los partidos, excepto del PP y de Vox. Todos ellos iban agrupados bajo el lema “en defensa de la radiotelevisión pública madrileña. Servicio público esencial”.

“Una negación permanente”

Los representantes sindicales se han quejado de que la Comunidad no autoriza el gasto aprobado para la “imprescindible” renovación tecnológica de la empresa. Fuentes del Gobierno regional señalan que este año aportarán 77,4 millones de euros, en virtud al Contrato Programa, trianual. De momento el presupuesto está prorrogado en los 74,8 millones del año anterior. “No es una cuestión presupuestaria, sino de ejecución. Hace falta más agilidad”, ha destacado durante la marcha Ricardo Megías, de Ciudadanos, que gobierna en coalición con el PP. “Es inadmisible que la dirección tampoco pueda sustituir a trabajadores enfermos. Es un boicot y una negación permanente”, opina Alberto Gómez, de CGT.

“Empezamos a ver formas que apuntan a la manera de hacer del pasado. Hay que dejar trabajar a los profesionales con independencia y libertad. Solo así se puede reconstruir una empresa que destruyó el PP”, insiste Luis Lombardo, de Comisiones Obreras y presidente del comité de empresa. En su opinión, personas “muy cercanas” a Díaz Ayuso atacan a la cadena para trabar su recuperación. Telemadrid logró el año pasado, el de su 30 aniversario, su mejor dato de audiencia desde 2012, con un 5,2% de cuota de pantalla, seis décimas más que en 2018. La segunda cadena, LaOtra, cerró el año con un share del 0,9%, su dato histórico más alto.

Almudena Negro, parlamentaria del PP, afirma por teléfono que no entiende las reivindicaciones ni las críticas por injerencias: “Quién manda en Telemadrid es la Asamblea, a la que ni se menciona”. Negro apunta a que la manifestación es una cortina de humo para ocultar que hace más de ocho años que no se convocan elecciones sindicales. Los sindicatos explican que hasta ahora era imposible realizar el proceso porque algunos trabajadores no habían podido regresar a su antiguo puesto. Maribel Romero, de 57 años, ha sido una de las últimas. Se reincorporó a la sección de Videoteca el 2 de enero. “Es muy importante que se haya recuperado este servicio porque la gestión de las imágenes estaba externalizada”, ha asegurado. Actualmente, el ente cuenta con una plantilla de 500 personas, la mitad de las que existían antes del ERE y casi un tercio más de las que recibió José Pablo López al ser nombrado director general por la Asamblea en 2017.

Los sindicatos: “Es una cuestión ideológica”

Luis Miguel López Reillo, de UGT, reconoció estar “muy sorprendido” porque Díaz Ayuso es “la única política que no ha dado una entrevista en Telemadrid”. En su opinión, el Gobierno regional, formado por PP y Ciudadanos y apoyado por Vox, está “estrangulando económica y administrativamente” al ente. Y advierte: “Hay más de 30 bajas en una plantilla ya escasa de por sí. Es una cuestión ideológica. Ya sabemos que al PP le gustaría manejar otra vez la radiotelevisión pública a su favor”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información