Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Asamblea aprueba la nueva ley de Telemadrid

El director general será aprobado por dos tercios del parlamento y su mandato será de seis años

El pleno de la Asamblea de Madrid ha aprobado hoy el proyecto de ley que reforma la Ley de Radio Televisión Madrid (Telemadrid) con los votos a favor del PP y Ciudadanos y el rechazo de PSOE-M y Podemos, que han alertado de la "politización" que, a su juicio, sufrirá el antiguo ente público.

Entre los cambios, destaca la composición del consejo de administración, que pasará de siete a nueve miembros: cinco de ellos serán elegidos por organizaciones profesionales y sociales y los cuatro restantes por los grupos de la Asamblea.

En todos los casos, deberán ser nombrados por una mayoría del Parlamento de dos tercios.

El mandato de los consejeros será de seis años, al igual que el del director general, que será nombrado por mayoría de dos tercios de la Asamblea a propuesta del consejo de administración "entre personas de reconocida cualificación y experiencia profesional seleccionadas en convocatoria pública".

El texto también contempla la creación de un consejo de redacción compuesto por cinco miembros que serán elegidos de forma aleatoria por el consejo de administración, así como de un consejo asesor formado por 17 miembros de distintos ámbitos de la sociedad y una oficina de participación del espectador y radioyente.

El ente público y las dos sociedades anónimas se disuelven para dar paso a una sola sociedad cuya junta general de accionistas estará constituida por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Además, determina que en la convocatoria de los procesos de selección de personal se podrán incluir como méritos a valorar haber prestado servicio previamente en Radio Televisión Madrid.

Esta reforma ha sido aprobada tras un debate muy bronco que ha enfrentado con dos versiones contradictorias a los grupos parlamentarios de PP y Ciudadanos, por un lado, y PSOE-M y Podemos, por otro.

La portavoz del PP en la comisión de control de Telemadrid en la Asamblea, Isabel Díaz Ayuso, ha defendido con fervor una ley que cree que será un referente para otros medios públicos en España al suponer el fin del "partidismo".

"Les da miedo porque no lo pueden controlar, pero tienen que estar tranquilos porque nosotros tampoco", ha dicho dirigiéndose a los diputados de PSOE-M y de Podemos en referencia a la composición del consejo de administración.

Además, ha echado en cara a Podemos que sus modelos sean la televisión "venezolana, la iraní y (el programa) La Tuerka, donde tienen a la gente contratada en B".

El portavoz de Ciudadanos, Ricardo Megías, ha defendido que esta reforma establece un modelo "despolitizado" que atenderá "los intereses de los madrileños y no los creados por los gobiernos de turno" y ha asegurado que "recoge en mayor o menor medida todas las ideas" planteadas por los grupos parlamentarios.

"Algunos siguen empeñados en hablar de una ley a dos (...) permítanme que hable de la realidad paralela que ustedes viven y que hace que, en lugar de debatir sobre una cuestión tan importante como ésta, se hayan dedicado a intoxicar y crear ruido y confusión", ha dicho.

El portavoz de Podemos, Pablo Padilla, ha calificado esta ley de "chapuza", ya que cree que se ha hecho con "prisa" y no ha habido consenso ni diálogo.

En su opinión, con esta reforma Telemadrid estará más "gubernamentalizada" porque el Gobierno regional, como máximo accionista, podrá "cerrar, fusionar o extinguir" este medio de manera "unilateral", y más "privatizada" al desaparecer el ente público.

"Vamos a firmar el acta de defunción de lo que podría ser una buena televisión pública para los madrileños", ha añadido.

En la misma línea, la portavoz del PSOE, Isaura Leal, ha acusado a PP y Ciudadanos de "pretender cambiarlo todo para que todo siga igual" y ha incidido en la "politización" de un modelo que "no garantiza la sostenibilidad".

Entre otros aspectos, ha criticado el espíritu "antisindical" de la ley, al no mencionar a los representantes de los trabajadores, y el hecho de que los miembros del consejo de redacción sean elegidos por el consejo de administración en lugar de por los propios empleados.

"Tendrá muy complicada la tarea de velar por la independencia", ha apuntado.

El rifirrafe a cuenta de este proyecto legislativo (iniciado en las ponencias previas en comisión) ha estado presente hasta el último momento en el Pleno, que se ha interrumpido alrededor de media hora para que la Mesa de la Asamblea decidiera si aceptaba someter a votación tres enmiendas técnicas presentadas por PP y Ciudadanos.

La presidenta del Parlamento autonómico, Paloma Adrados, ha tenido que llamar al orden a los miembros del comité de empresa de Telemadrid que han seguido el Pleno desde la tribuna de invitados y que han denunciado en declaraciones posteriores a los medios que este reforma supone "un paso atrás".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información